TV y Espectáculo


Alerta Máxima: el distendido final del caso de la mujer que llamó al SAMU desde un motel

Captura | CHV
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Esta noche se emitió un nuevo capítulo de Alerta Máxima, el programa de CHV que en esta temporada está enfocado en el trabajo del SAMU y las urgencias que atiende a diario.

En uno de los casos presentados en el episodio, el equipo de rescate se trasladó hasta un motel capitalino para atender a una mujer que se encontraba mareada, con síntomas de ahogo y un intenso dolor de cabeza por inhalación de gas.

Al llegar al lugar, la paciente les indicó que todo habría comenzado mientras se encontraba en compañía de un hombre -quien al momento de que llegara el SAMU ya se había retirado del establecimiento- en una de las habitaciones del recinto, en donde ingresaron una estufa a gas.

Captura | CHV
Captura | CHV

Tras conversar con el administrador del motel, se enteraron que la mujer había entrado el artefacto de calefacción desde el pasillo, ya que los dormitorios no cuentan con uno propio.

Después de asistir a la persona, y comprobar que se encontraba en buen estado, los integrantes del equipo mantuvieron una distendida conversación junto a ella, la que tuvo uno de sus momentos más divertidos cuando llamaron por celular al acompañante de la mujer para conocer su estado.

Justo antes de contactarse con el sujeto, que a esas alturas se encontraba pronto a viajar a Concepción, le preguntaron a la mujer por el nombre del individuo.

“Juan Muñoz”, respondió la paciente, lo que rápidamente fue objeto de bromas y risas debido a que el conductor de la ambulancia se llamaba exactamente igual.

Captura | CHV
Captura | CHV

“Me pillaron poh compadre”, señaló el aludido, desatando la risa de los presentes. Uno de los miembros del equipo afirmó que debido a que la mujer ya se encontraba bien, y gracias a su simpatía, se generó un ambiente distendido que dio pie para que comenzaran las bromas por el alcance de nombre.

“Tome mucho líquido. Y está en deuda, ¿ya?”, le indicó un miembro del SAMU por teléfono al acompañante de la paciente, quien se encontraba en perfecto estado. Esto, debido a que la mujer se había quejado -entre risas- que durante la cita no pudieron tener un encuentro íntimo.

Captura | CHV
Captura | CHV

Luego de bajarse de la ambulancia, y tras encontrarse completamente recuperada, la mujer se despidió del equipo. “Es guapo”, le comentó de forma “picarona” al conductor, a lo que el aludido respondió en tono de broma: “Todo es por mi trabajo”.

Rápidamente los usuarios de las redes sociales reaccionaron ante el buen humor tanto del miembro del SAMU como también de la mujer.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados