Internacional


Encuentran restos de pilotos desaparecidos hace más de 70 años en el Himalaya

TVN
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los restos de aviadores estadounidenses desaparecidos hace 72 años durante una peligrosa misión sobre el Himalaya volvieron a casa este miércoles, gracias a las minuciosas tareas de búsqueda de un equipo del Pentágono en la jungla del norte de India.

El secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, asistió este miércoles en una ceremonia en una base aérea de Nueva Delhi a la partida del féretro con los huesos encontrados en 2015 en la jungla montañosa del Estado indio de Arunachal Pradesh, y de otro con los restos de más aviadores.

Una corneta tocó “Taps”, la melodía habitual de los funerales, ante los féretros metálicos cubiertos con la bandera norteamericana, que fueron cargados en un avión militar rumbo a Hawái.

Los restos del primer féretro fueron encontrados por un equipo de la agencia de prisioneros de guerra y desaparecidos en combate (POW/MIA), dependiente del Pentágono, que se dedica a buscar por todo el mundo restos de soldados estadounidenses desaparecidos.

Este equipo, compuesto de unos 10 miembros civiles y militares, acompañado de otros tantos miembros de personal local, acudió en septiembre de 2015 al lugar donde se estrelló el avión.

“Les llevó tres días de caminata llegar al lugar y montar su campamento” en el corazón de la jungla, explicó el capitán de marines Greg Lynch, acostumbrado a estas tareas de búsqueda.

Luego, durante ocho horas al día, el equipo estuvo rastreando un terreno difícil y escarpado.

Con ayuda de cuerdas, el equipo hizo un verdadero trabajo arqueológico, retirando la capa superior del suelo para tamizarla y tratar de encontrar los huesos de los aviadores desaparecidos, cerca de los restos de su aparato, un bombardero B-24.

Sin embargo, el riesgo de un corrimiento de terreno en esta zona húmeda impidió al equipo rastrear toda la zona prevista.

Finalmente, los huesos encontrados en el lugar “caben en una pequeña bolsa”, explica Gary Stark, responsable para India de la agencia POW/MIA.

Los huesos pertenecen a uno o dos de los ocho aviadores que se encontraban a bordo, que ahora serán analizados en Hawái para ser identificados gracias a su ADN. A continuación serán entregados a las familias, 72 años más tarde.

Los huesos hallados son escasos, pero para las familias son muy valiosos, pues “el tener algo que colocar en un féretro, formalmente identificado como procedente del abuelo Joe e inhumado en un cementerio con honores militares, permite cerrar” al fin un largo paréntesis, explica Gary Stark.

Es la primera vez que la agencia logra encontrar restos en India, aunque en este país todavía hay 350 desaparecidos estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial.

Una misión extremadamente peligrosa

De acuerdo con Gary Stark, “alrededor del 90%” de ellos desaparecieron cuando participaban en la misión Bosse, el puente aéreo estadounidense y aliado establecido entre India y China de 1942 a 1945.

Los japoneses, que ocupaban entonces numerosos países del sureste asiático, habían cortado la ruta entre Birmania y China.

En total, 650.000 toneladas de carburante, municiones y diversos equipamientos fueron entregados a las fuerzas que combatían a los japoneses, en una misión extremadamente peligrosa por encima de las montañas más altas del mundo.

Muchos aviones se estrellaron en las cimas de Arunachal Pradesh, un estado de India enclavado entre China, Bután y Birmania.

Según una asociación de ex pilotos de la misión Bosse, la China Burma India Hump Pilot Association, 590 aviones se estrellaron en ese puente aéreo, provocando la muerte o desaparición de más de 1.650 aviadores.

Estados Unidos repatrió también este miércoles en el mismo avión los restos de aviadores desaparecidos en ese puente aéreo y en la misma región, en un avión C-109.

Los restos fueron entregados a la agencia POW/MIA por un particular que dio con ellos.

Arunachal Pradesh es una zona sensible para India, pues se encuentra bajo soberanía de Nueva Delhi pero China lo reivindica como parte del Tíbet.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados