Internacional


Chiste racista de alcalde de Nueva York casi arruina evento de campaña de Hillary Clinton

Evaristo Sa | AFP
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

En la apretada campaña primaria presidencial estadounidense, un solo voto puede hacer la diferencia. Por eso los candidatos deben ser en extremo cautelosos con sus declaraciones -a excepción de Donald Trump- o las de sus partidarios, tal como descubrió la favorita demócrata, Hillary Clinton, luego de que un evento para recaudar preferencias y fondos en Nueva York casi se convirtiera en un desastre… por culpa de un chiste.

Se trataba de la cena del Inner Circle (Círculo Cercano), un elegante evento realizado este sábado donde se dan cita representantes de la prensa, legisladores y lobistas (recordemos que en Estados Unidos, el lobby está permitido y regulado).

En lo que pretendía ser una rutina cómica, Clinton subió al escenario junto al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y el actor Leslie Odom Jr., quien animó la velada encarnando el rol del vicepresidente estadounidense Aaron Burr, al cual interpreta en el musical de Broadway, Hamilton, reporta el periódico The New York Times.

Allí, la exprimera dama agradeció a De Blasio por darle su apoyo en las primarias, aunque considerando que habían sido estrechos colaboradores durante su paso por el senado, Clinton aprovechó de ironizar comentándole: “Te tardaste bastante, ¿eh?”.

Ante los aplausos y risas de los asistentes, el edil tomó el micrófono y replicó: “Lo siento, Hillary. Estaba funcionando en ‘tiempo de negros’ (C.P. Time)”.

¿La audiencia? Silencio absoluto e incluso algunos gemidos ahogados de reprobación.

Sucede que C.P. Time (Colored People’s Time) es un término peyorativo con el cual los blancos estadounidenses suelen hacer mofa de la supuesta holgazanería de los afroamericanos, debido a lo cual suelen llegar tarde.

Para agravar aún más la situación, Odom Jr., quien es afroamericano, reaccionó de inmediato repudiando la broma. “Eso no… No me gustan ese tipo de chistes, Bill”.

Viendo que el asunto se ponía, literalmente, negro, considerando que la votación afroamericana es esencial para que Clinton pueda ganar en su propio Estado, la exsenadora hizo gala de su habilidad para improvisar y salió del paso rectificando: “Hora de Políticos Cautelosos (Cautious Politician). Sí, también me ha tocado”.

El exabrupto fue el cotilleo instantáneo de las redes sociales, sobre todo considerando no sólo que Clinton y De Blasio son famosos en el mundo político por arribar tarde a sus eventos, sino porque la propia esposa del alcalde es afroamericana.

De hecho la sarcástica revista New York capturó el momento preguntando: “¿A su esposa Charline le gustó el chiste, Alcalde?”.

Probablemente aquella noche, alguien durmió en el sofá…

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados