temas del día

Internacional


Jeb Bush se enfrenta a Trump para recuperar liderato en carrera hacia Casa Blanca

Jeb Bush | AFP
Publicado por
Envíanos tu corrección

Jeb Bush, que aspira a ser el tercero de su dinastía en llegar a la Casa Blanca, ha pasado de ser líder en las encuestas para las internas republicanas a tener que luchar por remontar ante el ascenso del controvertido magnate Donald Trump.

La burla del ahora principal candidato republicano, Donald Trump, el jueves a su rival, el “triste” Jeb Bush -”se suponía que iba a ganar y simplemente no tiene la energía”- dice mucho sobre de la tendencia del multimillonario de ir a la yugular.

Pero sobre todo pone en evidencia los desafíos que enfrenta Bush, otrora visto como el candidato presidencial favorito de su partido para las elecciones de 2016.

Jeb ha caído de forma constante en las encuestas. Ha pasado de ser el principal candidato nacional a mediados de julio, a tener el apoyo de un solo dígito en la actualidad.

En un video difundido en internet por grupos prodemócratas se ve a un asistente a un acto de Bush durmiendo, lo que recordó las afirmaciones de Trump del mes pasado de que Bush no entusiasma a los votantes.

Además, tiene la sombra de la guerra en Irak iniciada por su hermano George W. Bush (2001-2009), junto con la torpeza de su propio mensaje sobre la invasión.

Algunos conservadores influyentes alaban a Jeb Bush calificándolo de bien intencionado y con buen corazón, pero también es visto como alguien cuyo momento ya pasó, que falla a la hora de atraer votantes sedientos de sangre nueva.

“Desde 1980 no hemos ganado sin” un Bush en la papeleta, escribió Erick Erickson en Red State, un popular blog que él edita. “Pero no estoy preparado para decir que el partido de Lincoln depende de la dinastía Bush”.

 

Desplome en las encuestas

Las encuestas muestran que los votantes republicanos tienen dudas sobre Bush.

En Iowa, donde tendrá lugar la primera contienda de las internas en febrero, Bush está sexto de acuerdo con un sondeo de RealClearPolitics, por detrás de Trump y otros dos candidatos “outsiders”, el neurólogo Ben Carson y la ejecutiva Carly Fiorina.

En New Hampshire va tercero, cayendo desde mediados de julio.

Unas cifras nada prometedoras para un aspirante a la Casa Blanca.

“No creo que haya ninguna duda de que Bush entiende que tiene que cambiar el discurso de su campaña”, dijo a la AFP G. Terry Madonna, director del Centro para Políticas y Asuntos Públicos de la universidad Franklin and Marshall.

“Outsiders” de la política como Trump y Carson atraen a un sentimiento populista anti-Washington, compartido por muchos conservadores.

“Bush está atrapado en ser el político del ‘establishment’ (del orden establecido, ndlr) por excelencia” en un momento en el que se desconfía fuertemente del establishment, dijo Madonna.

Con Trump dominando la cobertura de la televisión por cable, Bush ha tenido dificultades en difundir su mensaje, que incluye un sistema de inmigración compasivo y políticas de inclusión, que él y otros republicanos insisten son vitales para ganar la Casa Blanca.

 

“Necesitamos unidad”

Una razón por la que el nombre de Bush podría no estar resonando como tanta fuerza, según el veterano observador político Larry Sabato de la Univerdad de Virginia, es que es uno de los políticos del statu quo que son vistos como “grabadoras humanas”, que repiten frases aprobadas por los consultores.

“Independientemente de lo que pienses sobre él, Trump no es un autómata”, escribió Sabato en su columna en Crystal Ball. “No podemos apartar la vista de él porque no estamos seguros de qué será lo siguiente que diga”.

Bush pasó gran parte de la pasada semana arremetiendo contra el favorito, subrayando que Trump ha apoyado el aborto y el aumento de los impuestos a los más pudientes.

Después de que Trump dijera que Bush -quien en ocasiones responde a preguntas en español- debería “hablar en inglés”, Bush le respondió con algunos de sus comentarios más contundentes hasta el momento.

“Él apela a las angustias de las personas y sus miedos en lugar de a sus mayores esperanzas”, sostuvo. “Necesitamos estar unidos”.

La historia reciente está del lado de Bush.

Ha habido muchos insurgentes políticos en las últimas décadas intentando alterar el statu quo, sólo para ver a los republicanos finalmente unirse en torno a un candidato del “establishment” como Mitt Romney, John McCain o George W. Bush.

Pero estas internas republicanas, con 17 candidatos y avivadas por el auge de los antipolíticos, son las “menos predecibles” de los tiempos modernos, explicó Madonna.

La sabiduría convencional sugiere que el fenómeno de Trump se desinflará con los meses, una vez que el discurso y los rivales convenzan a los votantes de que él no es suficientemente conservador.

“La pregunta es”, añadió Madonna, “¿funcionará este año la sabiduría convencional?”

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados