Notas


Condenan a Celulosa Arauco por desastre ambiental en Río Cruces de Valdivia el 2004

Victor Salazar | Agencia UNO
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El Tribunal Civil de Valdivia condenó a la Celulosa Arauco por el daño ambiental del Santuario de la Naturaleza del Río Cruces de Valdivia, en un hecho ocurrido en el año 2004.

Tras casi diez años de indagatoria y en un fallo de 163 páginas, la titular del primer juzgado civil de Valdivia, Gloria Hidalgo condenó a la empresa Celulosa Arauco por el daño ambiental que su Planta Valdivia provocó en el Santuario de la Naturaleza del Río cruces a fines del año 2004 y a sólo meses de iniciada su marcha.

La sentencia, producto de una demanda interpuesta por el Consejo de Defensa del Estado señala que en cuanto al dolo de la acción, la empresa Celulosa Arauco conoce a la perfección la actividad que ejecutó con grave daño al ambiente, porque es una empresa que a gran escala desarrolla esta actividad y resulta inexplicable que incurra en acciones y omisiones dañosas como las denunciadas.

Tras la indagatoria, la jueza Hidalgo concluye que el daño en el santuario comprende la muerte y desaparición sin regeneración a la fecha del luchecillo; muerte y emigración de cisnes de cuello negro desde el humedal; daño al ecosistema en su conjunto, pérdida de diversidad biológica del ecosistema y pérdida del valor paisajístico del humedal.

Respecto a la causa de ese daño ambiental, el primer juzgado civil de Valdivia establece que fue ocasionado por Celulosa Arauco, y tiene como única causa basal la actividad ilícita de vertimiento de Riles al Río Cruces, contraviniendo su Resolución de Calificación Ambiental.

En la sentencia se concluye que la planta Valdivia de Celco, vertió en el humedal del Río Cruces residuos industriales líquidos cuya cantidad, composición y tratamiento no correspondía al autorizado, provocando aumento de la temperatura del agua, aumento de la acidez, aumento de su conductividad lo que es indicativo de derrame del llamado “ licor negro”, de ácidos resínicos y solución de metales pesados, lo que desencadeno en el desastre ambiental.

El subgerente de Asuntos Públicos de Celulosa Arauco en Los Ríos, Juan Anzieta, señaló que esperarán a ser notificados del fallo, para estudiarlo con profundidad y luego emitir la opinión de la empresa al respecto

Y aunque el fallo no se pronuncia sobre los perjuicios e indemnizaciones que podría pagar Celco, pues deberán resolverse en la etapa de cumplimiento, la resolución fue celebrada desde el movimiento ciudadano Acción por Los Cisnes. Eduardo Israel dijo que esperan un cambio de actitud de la empresa.

Jovanna Seguel es vocera de un grupo de 8 armadores fluviales pequeños y medianos que realizaban la ruta al Santuario y que aseguran sufrieron grandes pérdidas tras la contaminación del humedal. Espera que en la definición de las indemnizaciones sean incorporados.

En la comunidad indígena de Tralcao, aledaña al Río Cruces, se mostraron satisfechos con el fallo que, aseguran, no esperaban. El presidente de la comunidad, Pedro Guerra, dice que ellos también fueron afectados directamente por la contaminación.

Tras el fallo condenatorio, Eduardo Israel señaló que es tiempo que también se asuman las responsabilidades políticas, de autoridades e instituciones que defendieron a la empresa a pesar de las denuncias ciudadanas, emplazando directamente al ex presidente Eduardo Frei.

En conversación con La Radio, el propio senador Frei descartó asumir responsabilidades políticas por el desastre del Río Cruces, asegurando que no tuvo injerencia en lo ocurrido.

El fallo obliga a Celco a tomar medidas bajo sus costos para preservar el Santuario del Río Cruces, como estudios sobre el estado del humedal, crear un centro de investigación de humedales y el establecimiento de un humedal artificial con carácter de centinela, que se ubicaría antes del santuario.

Tras el fallo condenatorio, 2 son los caminos que toman más fuerza en el proceso: el primero, que la empresa Celulosa Arauco apele al fallo de primera instancia, buscando revocar la resolución. La otra posibilidad es que con el fallo condenatorio el Consejo de Defensa del Estado se abra a una conciliación, que fue abortada antes de la resolución y donde podría acordarse el monto, naturaleza y beneficiados con las indemnizaciones.

En este caso, el perito independiente contratado por el tribunal, Juan Enrique Sánchez, concluyó que Arauco debiera cancelar cerca de 86 mil millones de pesos por los daños del santuario, peritaje al que la jueza Hidalgo hace alusión en su fallo, pero aclarando que no se realizará en esta etapa el análisis de la cuantificación de los perjuicios.

Puedes descargar el fallo completo en este link.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados