Sociedad
S√°bado 27 junio de 2020 | Publicado a las 12:21
Mujer infectada y en coma inducido por coronavirus logra dar a luz a su hijo de 6 meses de gestación
Por César Vega Martínez
La información es de Agence France-Presse
visitas

Diana Angola luch√≥ para no morir a los 36 a√Īos y con su hijo en el vientre. Contagiada con covid-19, los pulmones a media marcha y en coma inducido, dio a luz a Jefferson. Y lo que m√°s asombra a los m√©dicos es que est√© viva.

Su segundo hijo nació hace 24 días en un parto de alto riesgo por la afectación que le provocó el nuevo coronavirus, explicó a AFP Paula Velásquez, internista de la clínica Versalles, en la ciudad de Cali (suroeste), donde se atendió el parto.

“Es un caso que nos ha generado mucha conmoci√≥n
porque hasta ahora conocemos que hay muy pocos reportes de supervivencia en un contexto tan severo como el que tuvo nuestra paciente”, agreg√≥.

Angola fue inducida al coma y le realizaron una cesárea debido a que sus capacidades pulmonares estaban comprometidas por culpa del virus, que obligó a que la internaran de urgencia el 15 de mayo tras una fiebre incontrolable.

Tres d√≠as despu√©s la intubaron y se mantuvo as√≠ hasta la intervenci√≥n quir√ļrgica. Adem√°s, por su embarazo, la mantuvieron sentada en un √°ngulo de 45 grados para que pudiera respirar mejor ante la imposibilidad de acostarla boca abajo, como suele tratarse a los enfermos de la nueva neumon√≠a.

El parto de Jefferson, quien no se contamin√≥ de covid-19, tuvo adem√°s otra dificultad: era un beb√© prematuro. El ni√Īo naci√≥ cuando su madre ajustaba 24,3 semanas de gestaci√≥n, entre catorce y 18 semanas menos que cuando se suele dar a luz en un embarazo regular.

AFP
AFP


“Un ser humano puede sobrevivir a partir de las 24 semanas con un buen peso,
pero con mucha tecnolog√≠a y con resultados en el neurodesarrollo y a nivel pulmar” que en ocasiones provocan evoluciones poco favorables, a√Īadi√≥.

El neonatólogo Edwin Olivo, quien hizo parte del grupo de especialistas que trató el caso, apuntó que el bebé de a poco gana peso y respira mejor.

“Naci√≥ con mucha dificultad para respirar, tuvimos que reanimar, tuvimos que hacer todo el procedimiento de un paciente cr√≠tico”, se√Īal√≥. “Afortunadamente podemos decir que la evoluci√≥n ha sido hacia la mejor√≠a” aunque sigue en incubadora.

Recuerdos tormentosos

Ya recuperada del covid-19, la madre espera con ansias el alta m√©dica. “Es una emoci√≥n muy grande saber que luchamos, que los m√©dicos nos ayudaron a sobrevivir”, dijo con voz d√©bil.

Diana desconoce cómo se contagió y su familia sostiene que cumplió con rigor la orden de aislamiento obligatorio, impuesta el 25 de marzo aunque cada vez más relajada en medio de intentos del gobierno para reactivar la economía.

En los pasillos del hospital, su hermana √Āngela respira aliviada. La hospitalizaci√≥n trajo recuerdos tormentosos a la familia: hace unos a√Īos su mam√° y otra hermana fallecieron, intubadas, en unidades de cuidados intensivos, las mismas en la que estuvo Diana durante semanas.

“No me dejen entubar, s√°quenme de ac√°, yo no me quiero morir”, recuerda √Āngela que su familiar gritaba cuando los m√©dicos le compartieron el tratamiento a seguir.

Ya en coma, Diana lloraba ante la lectura de las cartas que su hija y otros allegados le escribían.

Ahora √Āngela aprovecha el resurgir de su hermana y sobrino para hacer un llamado en momentos en que las infecciones y los decesos se multiplican en Latinoam√©rica: “Hay muchas personas que andan sin tapabocas, que andan en fiestas, de pronto porque no conocen un caso cercano no toman conciencia”.

Con m√°s de 2.650 muertes y 80.000 contagios detectados desde el 6 de marzo, Colombia, con 50 millones de habitantes, es el sexto pa√≠s en Am√©rica Latina en n√ļmero de √≥bitos y el quinto en contaminados por covid-19.

Las autoridades creen mantener bajo control a la enfermedad en relación con otras naciones de la región, aunque la semana pasada se presentó el 25% del total de ambos indicadores.

Tendencias Ahora