Sociedad
Miércoles 29 abril de 2020 | Publicado a las 15:45
¬ŅTu cuarentena es una pesadilla? Entonces hay cosas que est√°s haciendo mal: conoce qu√© mejorar
visitas

No es normal estar encerrados en casa por un largo periodo de tiempo. Y ciertamente no es el panorama m√°s entretenido.

No obstante, no debiese ser tan terrible… al punto de gatillar problemas serios en nuestra salud mental, f√≠sica o en la relaci√≥n con quienes vivimos.

Si es así, entonces hay varias cosas que estás o están haciendo mal, pero que se pueden corregir a modo de llevar un aislamiento social más ameno.

Para lograrlo, en base a su experiencia, en conversaci√≥n con algunos expertos y de acuerdo a la literatura en la materia, la secci√≥n Buena Vida de diario El Pa√≠s de Espa√Īa recolect√≥ una serie de comportamientos que pueden estar afectando de sobremanera tu confinamiento y qu√© hacer para remediarlo.

A continuación conoce el listado

1. Solo hablar de la pandemia

A juicio de la publicación, y pese a que el patógeno es conversación obligada estos días, hace muy mal solo hablar acerca de la pandemia.

“Est√° claro que la urgencia de la situaci√≥n hace que est√© muy presente”, dijo al matutino Timanfaya Hern√°ndez, directora de THPsic√≥log√≠a y docente en la Universidad Rey Juan Carlos.

“Pero debemos buscar otros temas de conversaci√≥n. Centrarnos en este produce una sobrecarga y lo √ļnico que va a hacer es aumentar nuestros pensamientos y, por tanto, nuestras emociones negativas al respecto”, explic√≥.

2. Noticias sin parar

Otro comportamiento reprochable es consumir contenido noticioso sin parar, de acuerdo a la misma Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Un flujo casi constante de noticias sobre un brote puede hacer que cualquiera se sienta ansioso o angustiado (…). Busque actualizaciones de informaci√≥n y orientaci√≥n pr√°ctica en momentos espec√≠ficos durante el d√≠a por parte de profesionales de la salud y el sitio web de la OMS y evite escuchar o seguir rumores que le hagan sentir inc√≥modo”, se√Īal√≥ el ente mundial en un informe.

Robin Higgins en Pixabay
Robin Higgins en Pixabay

3. No ser solidarios

Puede que individualmente coseche frutos temporales, pero no ser solidario solo puede jugar en contra desde una perspectiva m√°s amplia.

Aquello se puede ver reflejado en las personas que acaparan grandes cantidades de productos para el hogar o alimentos, siendo que todos tenemos las mismas necesidades producto del aislamiento.

Otro ejemplo de aquello ser√≠an las personas que haciendo filas en el supermercado buscan “colarse” o saltarse el orden para poder dejar con mayor rapidez los centros comerciales.

Pero, en la opini√≥n de Hern√°ndez, eso es algo natural: “en tiempos de crisis salen instintos muy primarios que tienen que ver con la pura supervivencia. Y uno de ellos es que dejo de mirar tanto al pr√≥jimo”, sostuvo.

“Debemos recordar que lo que nos hace humanos es la capacidad de racionalizar. Seamos conscientes de que estamos bien abastecidos y de que es tiempo tambi√©n para la solidaridad y pensar en el otro”, indic√≥.

4. Descuidar la higiene personal

Un sábado o domingo, luego de una semana agotadora, tal vez muchos no pasan por la ducha, no se levantan durante todo el día, posponen el lavado de dientes u otras acciones como afeitarse. Allí se entiende, pero en este contexto es pésimo.

Aunque no nos vea nadie, o solo nuestros m√°s cercanos, este tipo de acciones deben realizarse con la misma frecuencia que previo a la pandemia.

La Fundaci√≥n de Salud Mental del Reino Unido, en un apartado especial para la vida en prisi√≥n, cataloga como fundamental el construir una rutina de higiene regular, la que “puede ayudar a dar consistencia a la vida” en un ambiente de encierro.

5. Quedarnos nuestros temores para nosotros mismos

No hablar acerca de qué es lo que nos preocupa también influye de manera negativa en nuestro aislamiento.

“Hablar con alguien que est√° experimentando la misma situaci√≥n puede ayudar a sentirse menos aislado y m√°s apoyado”, afirma el mismo documento brit√°nico para la vida en la c√°rcel, lo que puede aplicarse a este contexto.

6. Negatividad

Ser negativo es malo en cualquier época, pero ahora puede tornarse peor.

“Esto puede llevar a sentirse ansioso, culpable o enojado”, establecieron en el reporte brit√°nico citado con anterioridad.

“El pensamiento negativo puede volverse habitual y, con el tiempo, conducir a la depresi√≥n o convertirse en una barrera para realizar cambios y mejoras en nuestras vidas”, se√Īalaron.

Si quieres dejarlo atr√°s, debes ser m√°s consciente de ti mismo. “Intente identificar y comprender de d√≥nde provienen los pensamientos negativos (…). Las declaraciones positivas pueden alentarnos a enfrentar situaciones dif√≠ciles. Intente crear una lista de frases positivas que pueda usar”, agregaron en el escrito.

7. Relajarse a la fuerza

Para llevar un mejor encierro hay que procurar estar relajados, aunque no obligadamente.

Por ello, y para potenciar este estado, la psicóloga Hernández recomienda llevar a cabo técnicas de relajación que reduzcan nuestros estados de preocupación.

8. Beber, comer o fumar demasiado

No porque no podamos salir significa que tenemos que comer, beber o fumar a destajo para matar el tiempo o luchar contra nuestra ansiedad o aburrimiento.

Solo entregar√°n placer moment√°neo, aunque sus consecuencias pueden ser m√°s profundas y negativas.

“No hay duda de que el alcohol y otras drogas har√°n que las personas se sientan mejor a corto plazo”, sostuvo Chris Palmer, psiquiatra y profesor asistente de la Universidad de Harvard.

“Sin embargo, si esta pandemia persiste durante un largo per√≠odo de tiempo, o si esta recesi√≥n econ√≥mica contin√ļa, es previsible que algunas personas desarrollen un problema con el consumo de alcohol o drogas”, advirti√≥.

9. No hacer deporte

Sumado a lo anterior, el sedentarismo de una vida centrada en el no poder salir de casa solo empeora un confinamiento mal llevado, por lo cual se aconseja hacer deporte.

“Adem√°s de divertido, nos mantendr√° en forma y aumentar√° las sustancias estimulantes de nuestro cuerpo que nos hacen sentir bien. Reduce los s√≠ntomas de depresi√≥n y ansiedad, mejora el funcionamiento de nuestro cerebro, activa nuestro cuerpo y aumenta la sensaci√≥n de bienestar”, estipul√≥ el Colegio Oficial de la Psicolog√≠a de Madrid.

10. No ser creativos

Que la rutina de una vida en cuarentena no te haga caer en patrones repetitivos de comportamiento.

Y si bien no se trata de inventar la p√≥lvora o redefinir alg√ļn campo del conocimiento humano, Hern√°ndez invita a partir con cosas cotidianas, como cocinar un plato diferente, reorganizar algo o modificar la decoraci√≥n de la casa.

“La creatividad nos ayuda a adaptarnos de forma positiva a esta situaci√≥n y a generar herramientas para poder seguir adelante”, dijo la profesional.

11. Improvisación

El ser humano necesita rutinas y todas ellas se han visto seriamente afectadas por la pandemia.

Pero tampoco es recomendable dejar todo lo que solíamos hacer antes sujeto a la improvisación.

En esa línea, se recomienda programar lo que se pueda, como una lista de supermercado que nos ayude a no tener que salir con frecuencia por más provisiones.

12. Cuestionar el aislamiento

Sí, llevamos mucho tiempo con llamados a quedarnos en casa, pero la situación lo requiere y nadie sabe por cuánto tiempo más puede que se extienda.

Como la enfermedad sigue avanzando, con todas las medidas que se han dispuesto para frenarla, un colectivo de psic√≥logos madrile√Īos comunic√≥ que cuestionar el aislamiento no trae ning√ļn fruto.

“Entender que permanecer en casa es lo m√°s correcto es imprescindible. Debe ser una idea constante en nuestro pensamiento y en las conversaciones con quienes nos acompa√Īan en casa (…). La situaci√≥n depende mucho de nosotros mismos. Ser honestos y cumplir con las recomendaciones es ahora, casi, nuestra principal responsabilidad, se√Īalaron.

13. No saber gestionar los problemas de convivencia

La publicaci√≥n ocup√≥ un consejo del conocido marinero Andoni Etxarri para afirmar que los problemas con las personas que compartimos nuestra cuarentena deben ser solucionados, no puestos debajo de la alfombra… al menos en una primer instancia.

“No los evites, soluci√≥nalos (los conflictos familiares). Habla con tu pareja. Si el problema de convivencia verdaderamente no tiene soluci√≥n, hay que pasar al plan B: d√©jalo estar. El aislamiento siempre acaba y entonces llega la soluci√≥n”, escribi√≥ el hombre, acostumbrado a los viajes en alta mar, en su cuenta de Twitter.

Ashish Choudhary en Pixabay
Ashish Choudhary en Pixabay

14. Sue√Īo

Alterar tus ciclos de sue√Īo en una situaci√≥n como esta es normal, aunque debes hacer todo lo posible por minimizar las modificaciones en la duraci√≥n de tu descanso.

Desde el Centro del Sue√Īo de Cl√≠nica Santa Mar√≠a, la neur√≥loga Catalina Torres se√Īal√≥ que es importante tomarlo con calma y concretar medidas como mantener horarios.

‚ÄúMantener una hora fija en la ma√Īana es s√ļper importante y levantarnos. Recibir luz en la ma√Īana es s√ļper importante‚ÄĚ, parti√≥.

Además, sugirió disminuir la cantidad de estimulantes que se ingieran durante el día, como café, té, mate y bebidas de fantasía.

‚ÄúTratar de suprimir las siestas o que sean breves, cerca de la hora del almuerzo, no tan en la tarde noche‚ÄĚ, agreg√≥.

Finalmente, la especialista se√Īal√≥ que si ya estamos en la cama, pasa un tiempo prudente y seguimos sin poder dormir, ‚Äúes mejor levantarnos, no quedarnos rumiando en la noche‚ÄĚ.

15. Contar los días que se acabe el encierro

De acuerdo a El País, contar los días para que se acaben las medidas de aislamiento solo te puede traer agobio, sobre todo teniendo en cuenta que aquello es relativo y que la emergencia no vino con fecha de término detallada.

“Plant√©ate que vas a volver a la normalidad en m√°s tiempo del previsto. Si te mentalizas en que todo acaba el 1 de abril y luego se alarga al 5, esos cuatro d√≠as son un infierno. A la contra, no sucede. Si te mentalizas que regresas el 5 y al final es el 3, esos d√≠as son un regalo”, relat√≥ el marinero Andoni.

16. No llevar a cabo actividades intelectuales

Volvemos al mundo de la c√°rcel: seg√ļn la Inspecci√≥n de Prisiones del Reino Unido, un recluso que realiza actividades intelectuales generalmente tiene “mejor humor y autoestima, as√≠ como niveles reducidos de estr√©s y ansiedad”.

Es decir, mucho ejercicio, recetas, videos, series y videollamadas pueden jugar en contra si es que no se ejercita la parte intelectual a trav√©s de la lectura, la escritura, la pintura e incluso tocar alg√ļn instrumento.

17. No saber combatir la claustrofobia

Si no te gusta estar encerrado en espacios peque√Īos, una cuarentena puede ser la real definici√≥n de infierno.

No obstante, para estos casos, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido aconseja concentrarse “en algo que no sea amenazador y visible”, teniendo en cuenta que los pensamientos y sensaciones atemorizantes son s√≠ntomas de un ataque de p√°nico.

18. No reservar tiempo para uno mismo

Dedicar tiempo para uno mismo puede sonar complejo al estar aislados en casa con la misma gente y ante todas las actividades que uno debe realizar en el día. Pero es necesario.

John Bailey, tripulante y técnico de submarinos, ha destacado los beneficios que entrega esa conexión.

“En el mar, el √ļnico lugar privado es tu litera. Dedica tiempo a tu intimidad, incl√ļyelo en tu rutina. Incluso si tienes gente en la otra habitaci√≥n, d√©nse todos un par de horas solos. Haz lo que quieras: pon una pel√≠cula de mierda, reza, practica yoga… Cualquier cosa que te sirva para salir adelante”, dijo en su cuenta de Twitter.

Y si no le crees al hombre, pues ponle atenci√≥n a Mar√≠a Teresa de los √Āngeles, religiosa de las Carmelitas Descalzas de C√°diz: “Es conveniente buscar momentos de silencio y soledad. En la organizaci√≥n del tiempo para estos d√≠as, tambi√©n tengan espacios de oxigenaci√≥n individual”, consign√≥ el citado medio.

19. No formar equipo con los cercanos

No todos viven la cuarentena de la misma forma: unos con familia, otros con amigos, otros con compa√Īeros de departamento, algunos solos.

Por eso, es altamente recomendable buscar redes de apoyo con quienes tengas cerca.

De acuerdo a Anne McClain, astronauta de la NASA, “hay que adaptarse a las nuevas situaciones como un equipo”.

“Hay que establecer un ambiente de confianza. Coopere en lugar de competir”, a√Īadi√≥ la tambi√©n teniente coronel del ej√©rcito estadounidense.

Tendencias Ahora