Región Metropolitana
Lunes 22 julio de 2019 | Publicado a las 07:00 · Actualizado a las 18:50
Habló joven que pasó 35 días detenido por delito del que asegura inocencia: Es cruel estar adentro
visitas

Un total de 35 d√≠as debi√≥ pasar en prisi√≥n preventiva al interior del penal Santiago 1 el fot√≥grafo Claudio Z√ļ√Īiga Rodr√≠guez (18), despu√©s de haber sido detenido y acusado de participar como encapuchado en la quema de un bus del sistema de transportes Red en la intersecci√≥n de Huel√©n con Providencia.

El hecho se registr√≥ la tarde del viernes 31 de mayo, cuando junto a √©l fueron detenidos otros tres j√≥venes –Luis Gonz√°lez de 20 a√Īos y dos menores de edad-, a quienes se les formaliz√≥ al d√≠a siguiente por los delitos de des√≥rdenes p√ļblicos e incendio.

Claudio Z√ļ√Īiga y Luis Gonz√°lez fueron enviados a prisi√≥n preventiva, mientras que los dos menores de edad fueron puestos a disposici√≥n de un centro del Sename. A un mes y medio de los hechos, los j√≥venes dejaron la c√°rcel y el centro de internaci√≥n tras los cambios a sus medidas cautelares.

El √ļltimo en salir fue Claudio Z√ļ√Īiga, quien el viernes 5 de julio fue dejado en libertad bajo la medida cautelar de firma mensual, luego que tuviera una reuni√≥n con el fiscal de la causa y se entregaran nuevos antecedentes.

Claudio Z√ļ√Īiga
Cedida

“Da rabia (…) No puedes hacer nada”

Desde un inicio que la familia de Z√ļ√Īiga insisti√≥ que su hijo era inocente y aseguraba que el joven se encontraba en el lugar tomando fotograf√≠as. Incluso, dieron a conocer im√°genes tomadas por testigos en las que se ve al joven a rostro descubierto sacando fotograf√≠as al lado de un encapuchado vestido totalmente de negro y otro con overol blanco.

Tras los 35 d√≠as en la c√°rcel, en conversaci√≥n con BioBioChile, Claudio Z√ļ√Īiga Rodr√≠guez coment√≥ que el viernes 31 de mayo quer√≠a ir a tomar fotograf√≠as a una manifestaci√≥n que iban a realizar los profesores en la capital, debido a que lo considera como “una forma de apoyar al movimiento estudiantil, en vez de estar tirando piedras, es capturando momentos y dando otros puntos de vista”.

Sin embargo, esa jornada relat√≥ que “empezaron los incidentes y me pongo a fotografiar. En un momento veo a encapuchados corriendo a la micro y ah√≠ empiezan a bajar a la gente y fotografi√© eso. Veo que la micro estaba prendida y le sigo sacando fotos a eso, y ah√≠ Carabineros se pone a enfrentarlos. Yo me alejo porque estaba pasado a lacrim√≥gena y era imposible estar en el lugar, me doy una vuelta y cruzo. De la nada veo que Carabineros viene corriendo y nos toma (detenidos)”, coment√≥.

Luego de esto, Z√ļ√Īiga acus√≥ que lo esposaron de forma inmediata junto a los otros tres j√≥venes para posteriormente subirlos al carro. “No entend√≠a nada (…) Yo pregunto por qu√© y no me responden nada, nos suben al carro, cierran la puerta y nos llevan a la comisar√≠a”, coment√≥.

Los j√≥venes estuvieron una noche en la comisar√≠a para luego ser trasladados al Centro de Justicia donde fueron formalizados. “Da rabia porque t√ļ sabes que no has hecho nada y no poder hacer algo da impotencia (…) No puedes hacer nada t√ļ”, reconoci√≥.

Días en el penal

En cuanto a su experiencia en la c√°rcel –instancia en la que su pap√° denunci√≥ que hab√≠a sido golpeado por otros internos– Z√ļ√Īiga record√≥ que “tuve unos problemas, unos roces con gente (…) Fue dif√≠cil adaptarse, es cruel estar adentro por las condiciones en las que uno vive”.

Sobre estos hechos de violencia, Z√ļ√Īiga indic√≥ que “me daba pena por mi familia que ten√≠a que pasar todo esto. Osea me afecta, pero lo que m√°s me duele es que mi familia est√© involucrada en esto y lo est√© pasando tan mal”.

En el penal los bajaban de las celdas cerca de las 9:00 horas para tomar desayuno, el cual era “un pan congelado con un pedacito de mantequilla y un caf√©”. Luego de eso, Z√ļ√Īiga relat√≥ que ten√≠an que “hacer el tiempo, estar sentado, dar vueltas, dibujar. Era estar sentado no m√°s y pensar (…) en qu√© va la investigaci√≥n, sacaba conclusiones”.

Los primeros d√≠as estuvo junto a Luis Gonz√°lez en el mismo m√≥dulo, pero luego fueron cambiados. En ese tiempo, Z√ļ√Īiga coment√≥ que “nos hicimos s√ļper amigos, nos compart√≠amos la comida”, pese a que solo se conocieron cuando fueron detenidos.

Consultado por si alguna vez pens√≥ que le pudiera pasar esta situaci√≥n, Z√ļ√Īiga se√Īal√≥ que “nunca. Es dif√≠cil pensar que por tomar fotos te lleven detenido y te acusen (…) Nunca lo llegu√© a pensar (…) yo creo que m√°s que todo lo hicieron para tener culpables en el momento”.

Tras salir de la prisi√≥n preventiva el viernes 5 de julio, el joven coment√≥ que fue un momento “emocionante, un alivio tremendo (…) Poder llegar a tu casa y acostarte en tu cama, esas cosas que uno las menosprecia, pero estando adentro uno aprende a valorarlas. Fue bonito llegar de nuevo a la casa”. Adem√°s retom√≥ sus estudios para terminar su cuarto medio, pensando que luego le gustar√≠a seguir especializ√°ndose en la fotograf√≠a, ya que le gusta tomarle im√°genes a los animales.

El caso -para conocer si los cuatro j√≥venes ser√°n absueltos- actualmente sigue en investigaci√≥n, ya que a√ļn no vence el plazo de investigaci√≥n que se estableci√≥ en la formalizaci√≥n. Sobre si va a tomar alguna acci√≥n por la situaci√≥n que tuvo que vivir, Z√ļ√Īiga reconoci√≥ que “eso lo ver√≠a en un futuro”.

Tendencias Ahora