Nacional
Habla guardia de empresa víctima del "nuevo robo del siglo": La investigación lo dirá todo
Publicado por: Valentina González La información es de: Rodrigo Pino
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con licencia y bajo evaluaci√≥n psicol√≥gica, uno de los guardias que resguardaba la empresa de transportes de valores Esertval la noche del llamado “nuevo robo del siglo” hizo sus descargos frente a las hip√≥tesis sobre que √©l estar√≠a involucrado en el il√≠cito.

Resguardando su identidad y advirtiendo en cada momento que no puede dar mayores declaraciones debido a que hay una investigación en curso, el guardia accedió a responder algunas preguntas de los medios de comunicación.

Se trata del vigilante que qued√≥ solo al resguardo del dinero luego que su compa√Īero y cu√Īado saliera del recinto, seg√ļn dijo, a comprar cigarros.

“La investigaci√≥n lo va a decir todo”, dice convencido, asegurando estar tranquilo pues “quien nada hace, nada teme”. De todos modos, reconoci√≥ que estar consciente sobre que “soy el sospechoso numero uno hasta que no compruebe lo contrario”.

Incumplimiento de protocolos

Los mayores cuestionamientos recaen por incumplimientos en los protocolos de seguridad, sobre todo por el accionar de su compa√Īero que abandon√≥ el recinto para salir a comprar a un local cercano.

Consultado sobre si fue un error haber salido, indic√≥ que “puede ser que s√≠, pero se comete siempre, siempre se sale a comprar”.

“La gente que habla no tiene ning√ļn tipo de base. No sabe los protocolos, ni las ‘ma√Īas’ de nosotros que a veces salimos, a veces no salimos”, asegur√≥.

En ese sentido indic√≥ que “la monoton√≠a nos va matando en eso”, ya que le resulta dif√≠cil creer que alguien entrara a robar al recinto, considerando que hay vigilantes armados.

Todos los d√≠as sale uno a comprar, uno encarga. Uno llega a la empresa y (pregunta) ‘qu√© vamos a comer hoy d√≠a’. Existen protocolos a lo mejor, pero lo desconozco”, se√Īal√≥.

Consultado sobre el retorno de su compa√Īero, asegur√≥ que “en la c√°mara se ve√≠a solo al colega, por eso abr√≠ la puerta. Si hubiera visto m√°s personas activo los protocolos”.

Golpes y amenazas

El vigilante coment√≥ que no es primera vez que debe enfrentar un asalto, a diferencia de su compa√Īero. Eso s√≠, esto no fue impedimento para que sintiera miedo por la integridad suya y de su familia ante las amenazas de los asaltantes.

“Nos dijeron que ellos mismos nos iban a matar despu√©s que cometiera todo”, relat√≥. Pero el mayor temor lo tuvo cuando le dijeron que ten√≠an informaci√≥n sobre su casa y su familia.

El hombre sostuvo que temieron por sus vidas y que los golpes fueron constantes durante todo el tiempo que dur√≥ el asalto. “El que pasaba nos pegaba”, dijo.

Seg√ļn relat√≥, los agresores les habr√≠an dado una √ļltima golpiza antes de irse. Consultado sobre apodos con los que se trataban los asaltantes, indic√≥ que s√≥lo se llamaban de “hermano” y que aunque hablaban poco, se pod√≠a deducir por su tono que eran chilenos.

URL CORTA: http://rbb.cl/i0l1
Tendencias Ahora