Mientras la oposición buscará condicionar el acceso a la Ley de Protección del Empleo, con una disminución en la remuneración de los directorios empresariales, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) llamó a enfocar la discusión en la correcta aplicación de la norma y en el oficialismo advierten un “desincentivo” para su uso.

En paralelo, compañías como AFP Habitat y Capital han repartido dividendos por cifras entre 20 mil y 40 mil millones de pesos durante abril.

Todo en medio de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Disminuir sueldos de directivos

Una de las propuestas que ha tomado fuerza en el bloque ha sido la de establecer como requisito que aquellas empresas que pretendan suspender contratos con sus trabajadores, o reducir jornadas, tengan que disminuir o suspender también la remuneración de sus directorios.

Si bien la ley ya fue aprobada, aún está pendiente la discusión de una reforma legislativa, ingresada por el propio Ejecutivo para normar el acceso a esta ley de los y las trabajadores de casa particular, y que está en tercer trámite constitucional.

El diputado de la Democracia Cristiana, Gabriel Silber, detalló las prohibiciones que van a incorporar a través de una indicación, mientras que su par del Partido Socialista, Manuel Monsalve, comprometió el apoyo de la bancada, aunque deslizó una crítica a la falange, señalando que regulaciones de este tipo estuvieron en la discusión legislativa, pero finalmente no prosperaron por diferencias al interior de la oposición.

“En primer lugar, por parte de sus directores, cobrar dietas o remuneraciones o también restringir o prohibir el retiro de utilidades en el año calendario”, dijo Gabriel Silber.

Por su parte, Manuel Monsalve indicó que “toda ley que busque limitar que esta ley que coloca el Estado y termine en el bolsillo de directores de empresa seguramente la vamos a respaldar, pero sí una sugerencia a la DC, hay que ser inflexible con el Gobierno cuando se votan las leyes, no cuando están aprobadas”.

En el oficialismo, en tanto, el diputado UDI Patricio Melero, que integra la comisión de Trabajo, coincidió en que repartir utilidades o dividendos no sería adecuado en el contexto de la crisis económica.

Sin embargo, el gremialista desestimó que eso sea argumento suficiente como para condicionar la entrega del beneficio que está pensado en los trabajadores.

Trabajadores piden modificaciones

Desde la perspectiva de los trabajadores, representantes de la Coordinadora de Sindicatos del Comercio y del sindicato de H&M acusan que, en la práctica, los empleadores han podido imponer los pactos de suspensión laboral, a través de presiones individuales.

En esa línea, la Central Unitaria de Trabajadores ha propuesto una batería básica de modificaciones a incorporar en la ley: que su aplicación se negocie con las organizaciones sindicales, establecer parámetros más exigentes para acceder, y sanciones ejemplificadoras para su mal uso.

Respecto a la propuesta de la DC, la presidenta de la multigremial, Bárbara Figueroa, señaló que no apunta en la dirección correcta.

“Hay que ser cuidadosos con las señales que se entregan, acá lo que necesitamos es que las empresas no hagan abuso de estas normas”, destacó la líder nacional de los trabajadores.

En paralelo, la propia ministra del Trabajo, María José Zaldívar, sostuvo que las empresas que se acojan a esta ley deben evaluar el reparto de dividendos, más allá del mínimo legal, lo que podría ser motivo de sanción.

Sin embargo, compañías como AFP Habitat han repartido dividendos por 40 mil 600 millones de pesos entre sus accionistas, y 26 mil millones en el caso de AFP Capital, todo esto correspondiente a las utilidades del 2019.