Nacional
Jueves 27 febrero de 2020 | Publicado a las 03:34 · Actualizado a las 16:06
"Vi cosas que nunca voy a olvidar": la dura experiencia de Naval de Talcahuano en la ’Zona Cero’
visitas

Diez a√Īos han pasado, pero en las calles de Talcahuano todav√≠a se pueden apreciar algunos vestigios del terremoto del 27 de febrero del 2010.

La ciudad chorera estuvo en la denominada ‚ÄėZona Cero‚Äô debido a los graves destrozos que provoc√≥ el movimiento s√≠smico de 8.8 y posterior tsunami en la zona.

Las imágenes hablaron por sí solas e impactaron a un país que todavía no magnificaba la gravedad del desastre natural. Barcos en plena calle, containers desparramados, sacos de harina de pescado y autos destruidos eran solo una pincelada de lo que verdaderamente ocurrió aquellos días.

Despu√©s vino la reconstrucci√≥n y el cambio de imagen a la ciudad puerto. Hoy luce con orgullo sus nuevas bentotecas y un m√≠tico Estadio El Morro con vista privilegiada y todos los est√°ndares para disputar un partido de f√ļtbol profesional.

Que todav√≠a exista un mercado provisorio mientras la antigua estructura se pudre entre escombros, basura y uno que otro personaje pidiendo una ‚Äėgambita‚Äô ya pas√≥ a ser una an√©cdota para los habitantes, un oscuro recordatorio de que el mar puede dar pero tambi√©n quitar.

Uno de los lugares m√°s emblem√°ticos que tambi√©n qued√≥ totalmente devastado fue el Estadio El Morro, mismos pastos donde jug√≥ Pel√© con el m√≠tico e invencible Santos. Ese d√≠a, quienes estuvieron cuentan de gente encaramada por todo el cerro para ver al astro brasile√Īo.

Daniel García | Agence France-Presse
Daniel García | Agence France-Presse

De no ser por el peque√Īo monte que rodea el sector sur del recinto, los da√Īos hubieran sido peores. Los muros se cayeron, el agua lleg√≥ a los dos metros , las casetas de transmisi√≥n se destruyeron y el arco norte se sali√≥ de su lugar y qued√≥ a la mitad de la cancha.

En medio de todo ese caos, el equipo de f√ļtbol trat√≥ de levantarse, lo consigui√≥ y a la postre vivir√≠a una de sus mejores campa√Īas en el profesionalismo.

Resulta parad√≥jico que en la actualidad, con una ciudad que cada a√Īo recibe m√°s turistas, la situaci√≥n sea radicalmente opuesta. Naval de Talcahuano est√° agonizando y se ve muy dif√≠cil que esta temporada sea aceptado en la Segunda Divisi√≥n Profesional.

La Sociedad An√≥nima no da luces ni tampoco explicaciones a los hinchas y el Club Social es el √ļnico que est√° trabajando para que el tradicional equipo no desaparezca en las aguas del olvido.

Paula Campos
Paula Campos

“Vi cosas que no se me van a olvidar nunca”

El 21 de febrero fue el √ļltimo partido de Naval antes que el terremoto 8.8 hiciera estragos a lo largo del pa√≠s.

Aquella jornada, se sufri√≥ una dura derrota por 4-2 ante Uni√≥n Temuco. El ‚ÄėAncla‚Äô era dirigido por el argentino Juan Carlos Almada, delantero que registr√≥ exitosos pasos como jugador en Universidad Cat√≥lica y Deportes Concepci√≥n.

La actitud que mostró el equipo los días posteriores terminó por encandilar a la hinchada. Dieron la cara y en condiciones desfavorables siguiendo vistiendo la camiseta blanquiazul.

As√≠ lo recuerda Almada, quien en la actualidad est√° a punto de embarcarse a un nuevo desaf√≠o dirigiendo en la tercera divisi√≥n del f√ļtbol ecuatoriano.

Al preguntarle de su recuerdo de aquella noche del 27/F toma aire por unos segundos y reflexiona de entrada. ‚ÄúYo estoy dos d√≠as de cumplea√Īos, el 15 de agosto y el d√≠a del terremoto‚ÄĚ.

El trasandino mir√≥ un rato a Ricardo Arjona en el Festival de Vi√Īa del Mar y antes de las tres de la ma√Īana estaba acostado. Sin embargo, no pod√≠a dormir, reflexionando ideas futbol√≠siticas.

Lo que vendr√≠a despu√©s, Almada lo relata: ‚ÄúEstaba en un d√©cimo piso y la cama se movi√≥ tres metros hacia la ventana. Me puse la ropa que pude y baj√© entre gritos y lamentos. Nos juntamos un grupo peque√Īo de personas mientras las r√©plicas no paraban, con la incertidumbre de saber si ven√≠a el agua o no, por suerte arrancamos hacia los cerros‚ÄĚ.

‚ÄúBaj√© a las siete y media y el agua lo hab√≠a tapado todo, despu√©s ver las miserias humanas que todos sabemos: los saqueos. Yo me fui al hotel de un amigo a cuidarlo junto a su hijo y all√≠ nos quedamos‚ÄĚ, agreg√≥.

El goleador de la Libertadores del 93 junto a los cruzados, pasó los siguientes días sin comunicación con el exterior, en labores de reconstrucción, pensando en cómo dar vuelta un partido que a esas alturas todos daban por perdido.

‚ÄúLas autoridades debieron actuar con m√°s rapidez. Era tierra de nadie, vi cosas que no se me van a olvidar nunca, aparte del terremoto y el agua uno ve la miseria que le sale a todos, no entend√≠a porque romper y robar‚ÄĚ, reflexiona sobre esa semana.

La sede social de Naval estaba en el puerto. La saquearon; se llevaron medallas y copas. El centro también fue desmantelado completamente, entre supermercados, cajas de compensación y peluquerías.

Michel Saavedra Godoy
Michel Saavedra Godoy

Los refuerzos argentinos que trajo se fueron días después, pero Almada seguía pensando en el resto del plantel, cuyo paradero era incierto.

Así fueron apareciendo uno por uno. Andy Lacroix fue uno de ellos. El volante era uno de los baluartes de aquel equipo, y en el puerto había encontrado su lugar.

Al momento de la cat√°strofe se encontraba en Santiago, pero su novia era de la ‚ÄėZona Cero‚Äô. ‚ÄúCon un compa√Īero nos vinimos en auto, demoramos una semana. En el trayecto se ve√≠a la devastaci√≥n completa, era dif√≠cil‚ÄĚ.

‚ÄúEl 2010 fue el a√Īo m√°s complicado que nos toc√≥ vivir como jugadores, entren√°bamos un mi√©rcoles nublado y reci√©n en la noche sab√≠amos d√≥nde entren√°bamos el jueves. La tierra se mov√≠a durante las sesiones de entrenamiento‚ÄĚ.

Pese a lo anterior, Naval retornó a la competencia y uno de los momentos más emotivos se vivió en la victoria por 3-2 ante Lota Schwager en Coronel.

El cl√°sico regional se vivi√≥ con solemnidad, y antes del pitazo inicial, ambos planteles salieron con un lienzo que dec√≠a ‚ÄėFuerza Talcahuano‚Äô.

Almada dur√≥ cuatro partidos m√°s al mando del equipo, los resultados no lo acompa√Īaron, pero ese no fue el motivo de su salida: ‚ÄúYo no renuncio por el √°mbito deportivo, me fui porque se me hab√≠an ido todos los extranjeros, mi familia estaba preocupada porque hab√≠an replicas, me hab√≠a quedado solo, se me hac√≠a muy dif√≠cil“.

En la misma l√≠nea recalc√≥ que ‚Äútuve el apoyo de todos los jugadores y el cuerpo t√©cnico, no quer√≠an que me fuera. Hasta el d√≠a de hoy me lo sigo cuestionando porque pens√© que podr√≠a volver, tener otra chance en el pa√≠s”.

@Aguantelota
@Aguantelota

Lo que el agua no se llevó, la Sociedad Anónima lo está haciendo

Resulta paradójico que estando la ciudad en un gran momento, con un lindo estadio y con una juventud cada día más ligada al deporte, el club insigne del puerto esté varado.

Las malas gestiones dirigenciales tienen hace varios a√Īos tambale√°ndose al cuadro chorero. Tras superar el a√Īo del terremoto, Naval estuvo a punto de ascender. Le falt√≥ un gol para derrotar a Santiago Wanderers en Valpara√≠so.

Despu√©s vinieron campa√Īas regulares, pero siempre competitivas, hasta que la ANFP decidi√≥ desafiliarlo por deudas impagas.

Hoy la situaci√≥n es toda una inc√≥gnita. El club est√° a la espera del fallo del Tribunal de Disciplina. La campa√Īa pasada estuvieron de invitados en la Segunda Divisi√≥n, algo que muchos consideraron una burla.

Desde el 2001, Michel Saavedra Godoy es el encargado de la transmisi√≥n de los partidos para el programa ‚ÄėLocos por el f√ļtbol‚Äô. Lo llaman ‚ÄėEl Buf√≥n del Relato‚Äô.

Con el presidente del club lejos de la zona, fueron los hinchas quienes se juntaron para levantar nuevamente a la institución. Se acercaban al estadio a remover escombros, y cuando llegó el plantel ayudaban aunque fuera con frutas después de los entrenamientos.

Saavedra relat√≥ sobre el retorno tras el 27F que ‚Äúme llor√© los tres relatos, uno se acuerda de todo, de la familia, la gente que hab√≠a muerto”.

Archivo | Agencia UNO
Archivo | Agencia UNO

Actualmente, un grupo de navalinos se niega a irse a pique: ‚ÄúHemos tra√≠do ex jugadores, hecho homenajes, creamos conversatorios, ahora hay una sede bonita, todo eso es por el club social, pero hay cero comunicaci√≥n con la sociedad an√≥nima“.

Misma opini√≥n comparte Lacroix, quien estuvo dirigiendo las inferiores del club y fue el encargado de las pruebas para quedar en el equipo, en lo que fue el √ļltimo intento del club para que volviera a rodar la pelota en El Morro.

‚ÄúApena ver lo que est√° ocurriendo ahora, fue tan dif√≠cil sacar adelante ese plantel y ahora que no est√© ni siquiera en quinta divisi√≥n duele‚ÄĚ, se√Īala ‚ÄėAndy‚Äô.

Adem√°s, recalca que “por parte de la S.A se espera un poco m√°s, la gente no quiere ver morir a Naval y lamentablemente el equipo est√° agonizando, es as√≠, hay que decir las cosas como son‚ÄĚ.

Desde Argentina, Almada lamenta lo que est√° pasando, manda un saludo a todo ese valeroso plantel y pide que le hagan un homenaje ‘por siempre dar la cara’.

Y tambi√©n reflexiona… Al igual que las cerca de dos millones de personas damnificadas. Lo suyo fue un ‚Äėrenacer, y ahora espera que pase lo mismo con el club y con la ciudad que lo acogi√≥ como uno m√°s.

‚ÄúEs incre√≠ble c√≥mo pasa el tiempo, ese d√≠a en particular trato de aislarme un poco y repasar donde estoy. Gracias a Dios puedo contar esto. Todo mi respeto va con esa gente que en lo material o en vidas sufri√≥ p√©rdidas”, cierra.

Paula Campos
Paula Campos
Tendencias Ahora