Nacional
Lunes 13 agosto de 2018 | Publicado a las 17:04 路 Actualizado a las 17:22
Las frases con que el ministro Ampuero tambi茅n critic贸 al Museo de la Memoria
Publicado por: Emilio Lara
驴Encontraste alg煤n error? Av铆sanos visitas

Sus dichos sobre el Museo de la Memoria le costaron el cargo de ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a Mauricio Rojas, tan solo 90 horas despu茅s de haber asumido tal cartera de Gobierno, en el marco del primer cambio de gabinete del segundo mandato de Sebasti谩n Pi帽era.

Pero en el libro “Di谩logo de Conversos”, el exsecretario de Estado comparti贸 su visi贸n con el actual jefe de la diplomacia chilena, el ministro de Relaciones Exteriores, el canciller Roberto Ampuero, quien tambi茅n critic贸 el rol que tiene el recinto.

鈥淧erm铆teme manifestar en este contexto algo que ya he manifestado con anterioridad: mi cr铆tica al Museo de la Memoria, que se financia con recursos de todos los chilenos. No lo critico por los horrores de la represi贸n que exhibe, y que debe exhibir para que no se olviden, sino por lo que no cuenta, por lo que calla”, dispar贸 el diplom谩tico.

“No lo critico por la justa denuncia que hace de la historia de Chile, sino por el injusto silencio que guarda ante ella”, a帽adi贸, para luego establecer que su problema con el museo es que ofrece una versi贸n truncada de los hechos que ocurrieron previo al golpe de Estado y la llegada de Augusto Pinochet al poder.

“La debilidad 茅tica y pedag贸gica del Museo de la Memoria es que cuenta una historia tr谩gica que comienza abruptamente sin hacer referencia al Chile que destruimos entre todos a comienzos de los a帽os setenta, a ese Chile que hemos recordado bajo este patr贸n epicureano desde la perspectiva de la izquierda militante”, detall贸.

David von Blohn | Agencia UNO
David von Blohn | Agencia UNO

“Nada justifica la violaci贸n de los Derechos Humanos bajo la Dictadura, pero el Museo de la Memoria no explica bajo qu茅 circunstancia estall贸 el horror que condenamos”, lament贸 el canciller.

“Esa omisi贸n, que obedece a un estilo de hacer pol铆tica, que se basa en guardar silencio para eludir la autocr铆tica y juicios sobre asuntos esenciales, es una gran deuda que el museo tiene consigo mismo y con los j贸venes chilenos que lo visitan y buscan, no reglamentar odios y divisiones del pasado, sino algo que se aproxime a la verdad y les permita entender ese Chile que hasta el d铆a de hoy nos sigue dividiendo de mala manera”, agreg贸 el canciller de Pi帽era.

Debido a lo anterior, Rojas le respondi贸 “m谩s que un museo (…) se trata de un montaje cuyo prop贸sito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo at贸nito, impedirle razonar. Es una manipulaci贸n de la historia usada por quienes manejan el presente a fin de controlar el futuro”. Por ello termin贸 saliendo del Gobierno en menos de cuatro d铆as.

David von Blohn | Agencia UNO
David von Blohn | Agencia UNO

En esa linea, Ampuero admiti贸 sentir que en su concepci贸n existe s贸lo una mirada, la cual excluye a otros puntos de vista e incluso puede generar interrogantes en sus visitantes, como pas贸 con miembros de su familia.

“En el dise帽o de ese museo hay un mal narrador, un narrador partidista e interesado. En ese sentido no es un museo nacional, es un museo de la mala memoria”, parti贸 Ampuero.

“Llev茅 a mis hijos siendo adolescentes, a ver el museo porque quise que conocieran es parte de la historia de Chile. Y al final, luego del hondo impacto que les caus贸 presenciar los testimonios de la represi贸n y de condenarla, hubo una pregunta de ambos: 鈥樎縋or qu茅 llegaron los chilenos a odiarse tanto?鈥. Y eso no lo explica el museo. Aclaro: no hablo de justificaci贸n, sino de explicaci贸n”, finaliz贸 el canciller.

David von Blohn | Agencia UNO
David von Blohn | Agencia UNO
Tendencias Ahora