Nacional
Lunes 13 agosto de 2018 | Publicado a las 17:04 · Actualizado a las 17:22
Las frases con que el ministro Ampuero también criticó al Museo de la Memoria
Publicado por: Emilio Lara
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Sus dichos sobre el Museo de la Memoria le costaron el cargo de ministro de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a Mauricio Rojas, tan solo 90 horas despu√©s de haber asumido tal cartera de Gobierno, en el marco del primer cambio de gabinete del segundo mandato de Sebasti√°n Pi√Īera.

Pero en el libro “Di√°logo de Conversos”, el exsecretario de Estado comparti√≥ su visi√≥n con el actual jefe de la diplomacia chilena, el ministro de Relaciones Exteriores, el canciller Roberto Ampuero, quien tambi√©n critic√≥ el rol que tiene el recinto.

‚ÄúPerm√≠teme manifestar en este contexto algo que ya he manifestado con anterioridad: mi cr√≠tica al Museo de la Memoria, que se financia con recursos de todos los chilenos. No lo critico por los horrores de la represi√≥n que exhibe, y que debe exhibir para que no se olviden, sino por lo que no cuenta, por lo que calla”, dispar√≥ el diplom√°tico.

“No lo critico por la justa denuncia que hace de la historia de Chile, sino por el injusto silencio que guarda ante ella”, a√Īadi√≥, para luego establecer que su problema con el museo es que ofrece una versi√≥n truncada de los hechos que ocurrieron previo al golpe de Estado y la llegada de Augusto Pinochet al poder.

“La debilidad √©tica y pedag√≥gica del Museo de la Memoria es que cuenta una historia tr√°gica que comienza abruptamente sin hacer referencia al Chile que destruimos entre todos a comienzos de los a√Īos setenta, a ese Chile que hemos recordado bajo este patr√≥n epicureano desde la perspectiva de la izquierda militante”, detall√≥.

David von Blohn | Agencia UNO
David von Blohn | Agencia UNO

“Nada justifica la violaci√≥n de los Derechos Humanos bajo la Dictadura, pero el Museo de la Memoria no explica bajo qu√© circunstancia estall√≥ el horror que condenamos”, lament√≥ el canciller.

“Esa omisi√≥n, que obedece a un estilo de hacer pol√≠tica, que se basa en guardar silencio para eludir la autocr√≠tica y juicios sobre asuntos esenciales, es una gran deuda que el museo tiene consigo mismo y con los j√≥venes chilenos que lo visitan y buscan, no reglamentar odios y divisiones del pasado, sino algo que se aproxime a la verdad y les permita entender ese Chile que hasta el d√≠a de hoy nos sigue dividiendo de mala manera”, agreg√≥ el canciller de Pi√Īera.

Debido a lo anterior, Rojas le respondi√≥ “m√°s que un museo (…) se trata de un montaje cuyo prop√≥sito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo at√≥nito, impedirle razonar. Es una manipulaci√≥n de la historia usada por quienes manejan el presente a fin de controlar el futuro”. Por ello termin√≥ saliendo del Gobierno en menos de cuatro d√≠as.

David von Blohn | Agencia UNO
David von Blohn | Agencia UNO

En esa linea, Ampuero admitió sentir que en su concepción existe sólo una mirada, la cual excluye a otros puntos de vista e incluso puede generar interrogantes en sus visitantes, como pasó con miembros de su familia.

“En el dise√Īo de ese museo hay un mal narrador, un narrador partidista e interesado. En ese sentido no es un museo nacional, es un museo de la mala memoria”, parti√≥ Ampuero.

“Llev√© a mis hijos siendo adolescentes, a ver el museo porque quise que conocieran es parte de la historia de Chile. Y al final, luego del hondo impacto que les caus√≥ presenciar los testimonios de la represi√≥n y de condenarla, hubo una pregunta de ambos: ‚Äė¬ŅPor qu√© llegaron los chilenos a odiarse tanto?‚Äô. Y eso no lo explica el museo. Aclaro: no hablo de justificaci√≥n, sino de explicaci√≥n”, finaliz√≥ el canciller.

David von Blohn | Agencia UNO
David von Blohn | Agencia UNO
Tendencias Ahora