Nacional
Miércoles 28 marzo de 2018 | Publicado a las 11:45 · Actualizado a las 09:09
"Se equivocan si quieren ser mantenidos": responden a quejas de refugiados sirios en Chile
Publicado por: Verónica Reyes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En octubre de 2017 llegaron a Chile 66 refugiados sirios -distribuidos en 14 familias- en un avión que despegó desde El Líbano. En el aeropuerto fueron recibidos por la expresidenta Michelle Bachelet, quien en un punto de prensa detalló que todos ellos residirían en Villa Alemana, región de Valparaíso; y en Macul, región Metropolitana.

Hoy, tras casi seis meses en nuestro país, los árabes acusan que su reasentamiento ha sido complejo y que carecen de apoyo para revertir esa situación, pese a la ayuda económica que reciben del Estado. En contraparte, desde la Sociedad de Beneficiencia Siria aseguraron que ellos también deben velar para obtener sus propias herramientas para mantenerse.

“Tenemos muchos problemas con salud, trabajo, dinero, casa y la vida ac√°, el idioma (sic)”, acus√≥ Joseph Bib√≥ a diario El Mercurio. A√Īadi√≥ que por la barrera del idioma les es muy dif√≠cil insertarse en el mundo laboral. “Nadie trabaja, nadie habla espa√Īol”, argument√≥ durante una protesta que realizaron ayer martes en las afueras de la ONU en Chile.

Antes, en noviembre de 2017, ya habían protestado en las dependencias de Cepal pidiendo que se les sacara de Chile porque se sentían discriminados e inseguros.

Archivo | Agencia UNO
Archivo | Agencia UNO

Autoridades dicen lo contrario

El programa de reasentamiento sirio en Chile incluye el pago del arriendo de una vivienda para cada familia durante un a√Īo y $500.000 por cada cuatro personas, cifra que disminuir√° de manera gradual cuando cumplan 12 meses en territorio nacional.

Por su parte, las autoridades han afirmado que los refugiados sí han recibido apoyo. Por ejemplo, el alcalde de Villa Alemana -comuna donde viven algunas de las familias- aseguró a El Mercurio que hay empresarios interesados en contar con ellos en sus filas y que están dispuestos a capacitarlos.

Similar opini√≥n emiti√≥ Adolfo Numi, presidente de la Sociedad de Beneficiencia Siria, quien sostuvo que los sirios viven en condiciones muchos m√°s √≥ptimas que los otros inmigrantes. “Si pretenden transformarse en unos mantenidos del Estado, est√°n muy equivocados”, dijo tajante. Agreg√≥ que ellos tambi√©n deben velar por su futura independencia.

En ese contexto, record√≥ que algunos no quisieron asistir a unas clases de espa√Īol.

En tanto, seg√ļn consign√≥ el matutino, el asesor de temas migratorios del Gobierno, Mijail Bonito, admiti√≥ que los reasentamientos siempre pueden presentar algunas complejidades. Asimismo, confirm√≥ que existe la posibilidad de que se realicen “modificaciones o correcciones” en el marco de las condiciones del programa.

Antecedente de otro “fracaso”

El 16 de junio de 1999, a las 08:55 horas, arrib√≥ a Santiago un avi√≥n de la empresa Lufthansa que tra√≠a a 26 refugiados de Serbia, Bosnia y Croacia, todos ellos v√≠ctimas de la guerras yugoslavas que comenzaron a inicios de los a√Īos a√Īos 90.

Lee también: La llegada de sirios y cómo Chile quiere dejar atrás el fracaso en recepción de refugiados

Chile deb√≠a convertirse en la tierra que permitir√≠a un nuevo comienzo a estas familias, sin embargo, en menos de dos a√Īos 21 de esos refugiados retornaron a su pa√≠s. Primero pidieron ser trasladados a una nueva locaci√≥n; luego, reasignados. Prefirieron volver a un lugar en guerra que afrontar lo que definieron como la “miseria social” chilena.

Se negaron a aceptar las viviendas que les ofreci√≥ el gobierno de ese entonces argumentando que “no eran para personas, sino para ganado”; que ellos viv√≠an en casas cuatro veces m√°s grandes.

Tendencias Ahora