Internacional
Lunes 29 abril de 2019 | Publicado a las 12:57
De "muerto pol√≠tico" y "perdedor" a triunfar en Espa√Īa: el incre√≠ble ascenso de Pedro S√°nchez
Por Diego Vera
Con información de Agence France-Presse.
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Llegado al poder en junio con una jugada de malabarista, el socialista Pedro S√°nchez gan√≥ este domingo sus primeras elecciones tras a√Īos de sinsabores, en los que muchos dieron por terminada su carrera pol√≠tica. Ahora, para seguir gobernando en Espa√Īa, deber√° negociar alianzas.

Atacado incesantemente por la derecha durante la campa√Īa, objeto de descalificaciones como “fel√≥n”, “traidor” o “peligro p√ļblico”, este economista de 47 a√Īos consum√≥ su resurrecci√≥n despu√©s de haber cosechado los peores resultados de su partido en 2015 y 2016.

Y es que con 122 esca√Īos de 350, muy por encima de los 85 de las √ļltimas generales, el partido socialista PSOE se coloc√≥ sobradamente en cabeza en las legislativas este domingo.

Considerado como políticamente muerto tras sus dos derrotas electorales y la rebelión interna que lo defenestró del liderazgo del partido, Sánchez recuperó las riendas del PSOE y sorprendió en junio al tumbar con una moción de censura a su predecesor conservador Mariano Rajoy, hundido por la corrupción en el Partido Popular.

Para ello cont√≥ con unos heterodoxos aliados: la izquierda radical de Podemos, los nacionalistas vascos y los independentistas catalanes, lo que la derecha bautiz√≥ como “gobierno Frankenstein”.

Al filo de la navaja, resistió durante diez meses hasta que los independentistas catalanes hundieron sus presupuestos para 2019 y decidió convocar elecciones anticipadas.

Ante la agresividad de la oposici√≥n de derecha y extrema derecha, que irrumpi√≥ con fuerza en el Congreso espa√Īol, S√°nchez apel√≥ a concentrar en √©l el voto de izquierdas como dique de contenci√≥n ante la amenaza de “involuci√≥n” de sus rivales.

Y echó mano del balance de diez meses de gobierno, haciendo gala del aumento del salario mínimo en un 22%, de la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres con once mujeres entre sus 17 ministros o del intento de exhumación, todavía no culminado, del dictador Francisco Franco de su mausoleo.

“√Čl adopta una posici√≥n de presidente y presidenciable, explotando esa imagen del que gobierna y tiene que tener una postura de moderaci√≥n, de solvencia, de seriedad”, coment√≥ a AFP Cristina Monge, polit√≥loga de la Universidad de Zaragoza.

Un espíritu combativo

Pedro Sánchez Pérez-Castejón nació el 29 de febrero de 1972 en Madrid, en una familia acomodada: padre empresario y madre funcionaria.

Casado y padre de dos hijas, estudi√≥ Econ√≥micas en la capital espa√Īola, obtuvo un m√°ster de econom√≠a pol√≠tica en la Universidad Libre de Bruselas, y luego un controvertido doctorado en una universidad privada madrile√Īa, sobre el que pesaron sospechas de plagio que √©l desminti√≥ en√©rgicamente.

Jugador de baloncesto en su adolescencia -mide 1,90 metros- se afilió al PSOE en su más temprana juventud y fue sucesivamente concejal en el ayuntamiento de Madrid de 2004 a 2009, y diputado.

Hizo historia en el partido en julio de 2014, al ganar las primeras elecciones primarias celebradas en la formación.

Periodo de derrotas

Pero los a√Īos sucesivos ser√≠an una aut√©ntica monta√Īa rusa. Tras las derrotas de 2015 y 2016, donde el partido tuvo los peores resultados desde el retorno a la democracia en Espa√Īa (1977), cay√≥ el 1 de octubre de ese a√Īo en una rebeli√≥n interna de su partido, que le ech√≥ la culpa de los fracasos.

“Yo creo que aqu√≠ ha habido un asesinato pol√≠tico con Pedro S√°nchez. A trav√©s de un voto democr√°tico en un comit√© federal. Pero antes hubo una coordinaci√≥n de 17 miembros de la ejecutiva que dimitieron sin explicar por qu√©”, se√Īal√≥ en su momento el hist√≥rico del PSOE, Josep Borrell, a diario El Mundo.

Fueron a√Īos complejos para S√°nchez, donde sinti√≥ p√ļblicamente el rechazo de la vieja guardia del PSOE, incluso el expresidente y m√°xima figura hist√≥rica del partido, Felipe Gonz√°lez, que nunca dud√≥ en criticarlo p√ļblicamente.

Sánchez fue removido como secretario general del PSOE en octubre de 2016, pero volvió al cargo tras ganar las elecciones internas de junio de 2017 frente a Susana Díaz, expresidenta de Andalucía, y delfín del establishment del partido.

El l√≠der socialista mantuvo un perfil bajo, frente a otros pol√≠ticos m√°s j√≥venes como Pablo Iglesias de Podemos (izquierda radical) o Albert Rivera de Ciudadanos (centroderecha), hasta que en julio de 2018 se emite la sentencias del caso G√ľrtel, que declara que el Partido Popular se administraba bajo un esquema de corrupci√≥n.

S√°nchez aprovech√≥ la coyuntura y present√≥ una moci√≥n de censura en contra del presidente Mariano Rajoy, logrando el apoyo de Podemos y organizaciones nacionalistas, como la ERC de Catalu√Īa o el Partido Nacional Vasco.

Los extra√Īos apoyos con los que S√°nchez lleg√≥ al gobierno dificultaron la extensi√≥n del periodo, oblig√°ndolo a convocar elecciones adelantadas, tras no conseguir la aprobaci√≥n de los presupuestos para 2019.

Los resultados de este domingo le dieron una victoria que lo refuerza ante sus rivales y especialmente confirma su imagen de “ave f√©nix”, aunque todav√≠a le queda el duro proceso de pactar gobierno.

Para S√°nchez, que titul√≥ su biograf√≠a “Manual de resistencia”, la carrera no ha terminado todav√≠a: “ganar no significa gobernar”, recordaba en los √ļltimos d√≠as.

Y para gobernar necesitar√° aliarse con unos rivales que no se lo pondr√°n f√°cil: o una alianza de izquierdas con Podemos y el benepl√°cito de los independentistas catalanes, o una coalici√≥n con Ciudadanos (centroderecha), muy beligerante durante la campa√Īa.

Tendencias Ahora