Internacional
Domingo 10 noviembre de 2019 | Publicado a las 19:33
Pedro S√°nchez gan√≥ las elecciones en Espa√Īa, marcadas por fuerte alza de la extrema derecha
Por Felipe Delgado
La información es de Agence France-Presse
visitas

El presidente y l√≠der socialista espa√Īol Pedro S√°nchez gan√≥ sin mayor√≠a absoluta las elecciones legislativas de este domingo, y la extrema derecha de Vox se dispar√≥ y es la tercera fuerza en un Parlamento que augura un bloqueo pol√≠tico persistente.

Con el recuento ya casi completo de las papeletas, el Partido Socialista Obrero Espa√Īol (PSOE) de S√°nchez es el vencedor, con 120 esca√Īos de los 350 de la c√°mara baja.

Son tres asientos y casi un millón de votos menos que en las legislativas del 28 de abril, cuando el PSOE se impuso también sin mayoría absoluta, con 123 diputados.

La subida m√°s espectacular la protagoniz√≥ Vox, que capitaliz√≥ la crisis con el separatismo en Catalu√Īa y sum√≥ 52 esca√Īos, m√°s del doble de los 24 obtenidos en abril.

Es la gesta pol√≠tica “m√°s r√°pida y m√°s fulgurante de la democracia espa√Īola”, clam√≥ exultante su l√≠der, Santiago Abascal, ante cientos de simpatizantes que ondeaban banderas espa√Īolas.

El conservador Partido Popular (PP) subió también con fuerza, de 66 a 87, mientras que Ciudadanos, la formación de centro-derecha liberal, fue pulverizada al caer de 57 diputados a sólo 10.

La izquierda radical de Podemos cedió, quedándose en 35 diputados, y su escisión Más País entró en la cámara con 3 diputados.

En cualquier caso no hay mayoría absoluta ni para el bloque de derechas (PP, Vox y Ciudadanos) ni para las izquierdas (PSOE, Podemos y Más País), que globalmente superan a los conservadores.

El panorama amenaza con prolongar el bloqueo cr√≥nico que atenaza la pol√≠tica espa√Īola desde 2015, cuando la irrupci√≥n de Podemos y Ciudadanos puso fin al tradicional bipartidismo PSOE/PP.

Desde entonces ha habido cuatro elecciones legislativas, gobiernos d√©biles y poca legislaci√≥n en el Parlamento de un pa√≠s que ahora enfrenta se√Īales serias de ralentizaci√≥n econ√≥mica.

La de este domingo fue una repetici√≥n electoral consecutiva al fracaso de PSOE y Podemos de acordar, durante el verano, un gobierno de coalici√≥n que habr√≠a sido el primero en estas cuatro d√©cadas de democracia en Espa√Īa.

“La √ļnica manera de frenar a la extrema derecha en Espa√Īa es con un gobierno que tenga estabilidad parlamentaria suficiente”, argument√≥ el l√≠der de Podemos, Pablo Iglesias, quien volvi√≥ a ofrecer una coalici√≥n al PSOE.

Mucha Catalu√Īa

“He votado a la derecha, porque las cosas m√°s importantes son la unidad de Espa√Īa y (garantizar) las pensiones”, indic√≥ a la AFP Rafael Garc√≠a, de 84 a√Īos, en el madrile√Īo barrio de Hortaleza, donde muchas ventanas estaban adornadas con banderas espa√Īolas.

Una de las dominantes de la campa√Īa fue Catalu√Īa, donde sigue vivo el pulso del separatismo contra el Estado.

La temperatura se dispar√≥ con la condena en octubre de nueve l√≠deres independentistas a penas de prisi√≥n de entre 9 y 13 a√Īos de c√°rcel, por su papel en el fracasado intento de secesi√≥n de 2017.

La sentencia dio paso a una semana de disturbios en Catalu√Īa, que llen√≥ las televisiones de im√°genes de barricadas ardiendo y cargas policiales, y dej√≥ un saldo de unos 600 heridos.

“Me plante√© no votar, otra vez, ¬°qu√© pesadilla!, pero luego me habr√≠a disgustado si gana la derecha con la ultraderecha”, dijo Mari Carmen L√≥pez, 25 a√Īos, luego de dar su voto en el barrio barcelon√©s de Sant Andreu a Podemos.

El principal beneficiado de la crisis catalana fue Vox, un partido que entr√≥ en el Parlamento el pasado abril y cuyo l√≠der, Santiago Abascal, propugna “soluciones dr√°sticas”: suspender la autonom√≠a catalana, ilegalizar a los partidos soberanistas, y detener al presidente de la regi√≥n, Quim Torra.

Los partidos separatistas también salieron reforzados, ya que las tres listas que se presentaron sumaban 24 diputados de 48 en juego, dos más que en abril.

S√°nchez no dej√≥ de acusar a PP y Ciudadanos de tener un discurso “colonizado” por Vox, gracias al cual gobiernan las regiones de Andaluc√≠a y Madrid, y la alcald√≠a de la capital espa√Īola.

Una economía ralentizada

Durante la campa√Īa, S√°nchez cumpli√≥ una de sus promesas realizadas al poco de llegar al poder en junio de 2018: exhumar los restos del dictador Francisco Franco del mausoleo donde descansaba desde su fallecimiento en 1975.

Poco se habló en cambio de economía, pese a los recientes indicadores que apuntan a una ralentización en la cuarta potencia del euro.

Por ejemplo, la Comisión Europea recortó esta semana cuatro décimas las previsiones de crecimiento para 2019 y 2020, a 1,9% y 1,5%.

El crecimiento del PIB espa√Īol seguir√° no obstante por encima de la media de la Eurozona.

Aunque el analista Holger Schmieding, del banco alem√°n Berenberg, advierte de que esa ventaja “va camino de reducirse en los pr√≥ximos trimestres, a menos que un nuevo gobierno consiga al fin desactivar el problema catal√°n y retomar las reformas favorables al crecimiento”, algo “improbable” por ahora.

Tendencias Ahora