Internacional
Miércoles 23 mayo de 2018 | Publicado a las 11:55 · Actualizado a las 12:00
¬ŅQu√© significan las nuevas sanciones de Estados Unidos a Venezuela?
Publicado por: Diego Vera La información es de: Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Estados Unidos emitió sanciones financieras contra Venezuela. La pregunta de rigor es si éstas pueden persuadir a Maduro de abrirle paso a un Gobierno de transición hacia la democracia sin elevar el nivel de miseria del país.

Esta fue la tercera ronda de sanciones emitidas por el presidente de Estados Unidos contra el hombre fuerte de Caracas, Nicol√°s Maduro, y su entorno.

Donald Trump ya había castigado individualmente a más de cincuenta funcionarios chavistas por su presunto involucramiento en casos de corrupción administrativa a gran escala, narcotráfico, lavado de dinero y violaciones de derechos humanos.

Pero las sanciones m√°s recientes limitan la capacidad del propio Estado venezolano para refinanciarse mediante la venta de activos, como los bonos de la deuda soberana y de la empresa petrolera PDVSA.

‚ÄúHe tomado medidas para evitar que el r√©gimen de Maduro liquide los activos (‚Ķ) que el pa√≠s necesitar√° para reconstruir su econom√≠a. Ese dinero le pertenece al pueblo venezolano‚ÄĚ, dijo Trump en un comunicado, un d√≠a despu√©s de que su hom√≥logo sudamericano fuera reelecto presidente en el marco de comicios tachados de fraudulentos por la Uni√≥n Europea, Australia y diecis√©is pa√≠ses americanos.

Washington instó a Maduro a celebrar elecciones libres y justas, liberar inmediata e incondicionalmente a los presos políticos, y poner fin tanto a la represión como a la continuada precarización económica de sus compatriotas.

Acordonamiento parcial


“La acción emprendida por Trump contra Maduro este 21 de mayo es más ruda que las previa
s. A la c√ļpula del chavismo se le va a hacer la vida m√°s dif√≠cil‚ÄĚ, augura el polit√≥logo Daniel Le√≥n, de la Universidad de Leipzig.

‚ÄúLa moci√≥n de la Casa Blanca es oportuna y potencialmente eficaz: intuyendo que el establishment chavista ya empez√≥ a desbandarse e intenta vender activos estatales ‚Äďdesde las instalaciones de CITGO Petroleum en Estados Unidos hasta el oro del Arco Minero‚Äď para apropiarse del dinero resultante, Trump prohibi√≥ ese tipo de transacciones‚ÄĚ, se√Īala Ivo Hern√°ndez, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad de M√ľnster.

‚ÄúAdem√°s, todo apunta a que Washington est√° montando un caso mucho m√°s complejo de cara a las relaciones exteriores financieras de Venezuela: el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo que alrededor de Maduro pod√≠a haber personas cercanas a la organizaci√≥n terrorista libanesa Hezbol√°. Y fue el mismo Pompeo quien se√Īal√≥, literalmente, que Estados Unidos ‚Äėdestrozar√≠a‚Äô todas las ramificaciones de Hezbol√°‚ÄĚ, a√Īade Hern√°ndez. P

ero la pregunta de rigor es si las √ļltimas sanciones pueden persuadir a Maduro ‚Äďo a quienes apuntalan su Ejecutivo‚Äď de cederle el tim√≥n a un Gobierno de transici√≥n hacia la democracia.

Otra inc√≥gnita relevante es si el acordonamiento financiero parcial de la naci√≥n caribe√Īa terminar√° incrementando los niveles de miseria que ya padece su poblaci√≥n.

‚ÄúNi las sanciones contra personeros espec√≠ficos del Gobierno de Maduro ni las prohibiciones impuestas este lunes por la Casa Blanca perjudican directamente al venezolano de a pie. Las medidas de Trump impiden la venta de bienes estatales que de por s√≠ no deber√≠an ser rematados con miras a financiar el gasto p√ļblico‚ÄĚ, asegura Hern√°ndez. ‚ÄúA mis ojos, los habitantes de Venezuela no pueden estar peor de lo que ya est√°n‚ÄĚ, opina Le√≥n.

Justos por pecadores

Wolfgang Muno disiente: ‚ÄúEn el debate sobre la relaci√≥n costo-efectividad de las sanciones econ√≥micas no se ha alcanzado un consenso definitivo. Desde la perspectiva del Derecho Internacional se discute sobre las circunstancias que blindan la legalidad de su implementaci√≥n. Aunque Rusia y China seguramente habr√≠an vetado una resoluci√≥n punitiva contra Venezuela en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el talante unilateral con que Trump impuso sus sanciones no deja de ser problem√°tico‚ÄĚ, arguye el profesor de Pol√≠tica Comparada de la Universidad de Rostock. ‚ÄúLuego est√° la dimensi√≥n √©tica-pol√≠tica del problema‚ÄĚ, acota.

‚ÄúLas sanciones econ√≥micas perjudican primero a los ciudadanos comunes y corrientes, y s√≥lo despu√©s a las √©lites‚ÄĚ, explica Muno. A estos dilemas te√≥ricos se suman las contradicciones que exhiben las pol√≠ticas de Trump en la pr√°ctica.

‚ÄúWashington dice querer propiciar un cambio de r√©gimen en Venezuela sin que sus habitantes paguen el precio de la transici√≥n, pero no tiene un plan claro para conseguirlo. Las √ļltimas sanciones buscan hacer imposible que el Estado venezolano se refinancie, a sabiendas de que eso inhibir√° a Maduro de importar los alimentos, medicamentos e insumos sanitarios que escasean en el pa√≠s‚ÄĚ, sigue el experto de Rostock.

‚ÄúAl mismo tiempo, Estados Unidos parece tener la esperanza de que la crisis humanitaria se agudice para poder darle luz verde al derrocamiento del r√©gimen‚Ķ Por otro lado, Venezuela no s√≥lo sigue contando con el respaldo de Rusia y China, sino que podr√° continuar exportando su petr√≥leo porque las sanciones m√°s recientes de Trump no lo proh√≠ben. Si el precio del crudo aumenta, puede que Maduro se mantenga en el poder‚ÄĚ, estima Muno, obviando que la producci√≥n de ‚Äúoro negro‚ÄĚ venezolano cae en picada; seg√ļn la agencia de noticias Reuters, Venezuela ha empezado a comprar crudo ajeno para poder continuar abasteciendo a su gran aliado en el Caribe, Cuba.

‚ÄúEl m√©todo Trump‚ÄĚ

Tambi√©n G√ľnther Maihold, subdirector de la Fundaci√≥n Ciencia y Pol√≠tica (SWP), de Berl√≠n, critica las pol√≠ticas de Trump: ‚ÄúLa presi√≥n m√°s grande que se puede ejercer sobre el r√©gimen chavista es dejar de comprarle petr√≥leo; eso le cortar√≠a en seco el suministro de d√≥lares en efectivo.

Pero eso har√≠a lucir a Estados Unidos como el autor del derrocamiento de Maduro y causante de las desventuras sufridas por los venezolanos. Washington quiere evitar dar esa impresi√≥n y por eso aumenta la intensidad de sus sanciones progresivamente. Esta tendencia tambi√©n pone de manifiesto el m√©todo de Trump de no hacer pol√≠tica‚ÄĚ, esgrime el cientista pol√≠tico.

“Administrar castigos sin esforzarse en coordinar soluciones a las crisis; esa es la lógica tras las decisiones de Trump.
Su estrategia es firmar √≥rdenes ejecutivas y rehusarse a hacer pol√≠tica‚ÄĚ, resume Maihold.

Leslie Wehner, profesor asociado en la Universidad de Bath, Inglaterra, coincide con el especialista de la SWP: ‚ÄúLas sanciones de Trump se dejar√°n sentir de inmediato, pero no generar√°n un cambio de r√©gimen a corto plazo en Venezuela; y a√ļn est√° por verse si ser√°n tomadas como ejemplo por otros Estados‚ÄĚ, alerta Wehner.

De momento, Argentina, Australia, Canadá, Chile, México y la UE amenazan con seguir los pasos de Washington.

Wehner destaca, eso s√≠, que el trauma colectivo que podr√≠an ocasionar las sanciones econ√≥micas estadounidenses ya hab√≠a sido provocado por el propio Gobierno en los √ļltimos a√Īos.

‚ÄúLas calamidades que hoy afligen a la poblaci√≥n venezolana anteceden a todas las sanciones emitidas por el Ejecutivo de Trump. Eso no quiere decir, sin embargo, que la poblaci√≥n m√°s desprotegida no pueda conocer niveles m√°s altos de precariedad. La √©lite que gobierna es, en todo caso, la menos vulnerable‚ÄĚ, sostiene Wehner.

Tendencias Ahora