TV y Espect谩culo
S谩bado 13 julio de 2019 | Publicado a las 13:45
Charlotte Casiraghi: la "princesa millennial" que deslumbra como it-girl y fil贸sofa en M贸naco
visitas

Charlotte Casiraghi proviene de la glamorosa familia Grimaldi de M贸naco, nieta de Raniero III de M贸naco, el hombre que logr贸 conquistar a la estrella de Hollywood, Grace Kelly, su abuela, e hija de Carolina de M贸naco, la princesa primog茅nita de un principado de s贸lo 202 hect谩reas.

Venir de una familia tan conocida la ha provisto de los privilegios que s贸lo la realeza europea puede ostentar, sin embargo, como cualquier mortal no ha estado exenta de la pol茅mica, del brazo de su popular madre, sus amor铆os o la exposici贸n que ha tenido tambi茅n la han puesto en el ojo del hurac谩n.

Cercana a su t铆o, el pr铆ncipe Alberto, cabeza del Estado, con quien comparte su lucha por protecci贸n del medio ambiente, pero tambi茅n c贸mplice de su madre, Carolina, con quien ha desfilado en las m谩s prestigiosas alfombras, ha llegado a los 32 a帽os con una vida a su manera, muy alejada del t铆pico estilo que se espera de una arist贸crata de M贸naco como ella.

Una infancia en la Provenza Francesa

En agosto de 1986 naci贸 Charlotte, siendo la segunda hija de Carolina de M贸naco y su segundo marido, Stefano Casiraghi, el hombre que hab铆a robado el coraz贸n de la primog茅nita de Raniero III y con quien por fin se le ve铆a feliz.

Sin embargo, la vida color rosa termin贸 en 1990 para la familia, cuando Stefano falleci贸 luego de que una enorme ola volcara la embarcaci贸n con la que compet铆a en el mundial off-shore en Montecarlo.

Con el dolor de perder a su marido, Carolina se refugi贸 en la Provenza francesa, espec铆ficamente en Saint-R茅my de la Provence, donde decidi贸 junto a sus hijos guardar el luto fuera del foco medi谩tico y la corte monegasca, destaca Vanity Fair.

View this post on Instagram

#charlottecasiraghi .

A post shared by beauties yesterday and forever (@beauty_alway_s) on

Con s贸lo 4 a帽os, Charlotte vivi贸 en una vieja granja de este bello pueblo franc茅s, ubicado a s贸lo dos horas de Montecarlo. En este lugar, pudo asistir al colegio sin el acoso de los paparazzis, aunque aparec铆an de vez en cuando para captar la austera vida que manten铆a la familia, pese a que su madre continuaba en su papel de Princesa de M贸naco, asistiendo regularmente a los compromisos con su padre, el pr铆ncipe Raniero.

Aqu铆 fue donde tambi茅n super贸 la muerte de su padre con la ayuda de los caballos. La equitaci贸n ha sido uno de los deportes que m谩s alegr铆as ha tra铆do a la chica que se convirti贸 en adolescente mientras era la amazona con mayor glamour de la realeza europea, como destacaba Hola en 2012.

Charlotte, la it-girl de M贸naco.

Pese a que no tiene el t铆tulo de princesa, ya que en M贸naco las mujeres no traspasan t铆tulos nobiliarios, se puede decir que es parte de la realeza de pies a cabeza, e incluso 鈥渓a Princesa Millenial鈥 como la calificaba Vanidades.

Amante de la alta costura, ha tenido una vida ligada a las grandes casas de moda de Europa, las que han aprovechado su imagen con una belleza 煤nica, heredada de su madre y abuela.

Ha logrado convertirse en la cara visible de un peque帽o principado, marcando con seguridad cada uno de sus pasos, ya sea en lo acad茅mico, o en su rol como parte de la corte de M贸naco.

La vitrina que le ha proporcionado su papel dentro de la familia monagesca la ha aprovechado m谩s all谩 de ser una cara bonita, siendo embajadora de Montblanc, la firma que promueve el arte, las letras, pero que tambi茅n apoya a mujeres notables del planeta.

Respecto de su labor como embajadora ha declarado 鈥渆l apoyo a artistas visuales, m煤sicos, bailarines, directores de teatro y escritores es una causa en las que estoy involucrada. Me parece fundamental que quienes tengamos cierto liderazgo y las marcas que puedan hacerlo unamos voces para tomar m谩s fuerza y juntos lograr un impacto鈥 consignaba Vanidades.

Pero tambi茅n ha sabido rentabilizar su nombre cuando hay una campa帽a de por medio, sea como embajadora de Gucci, a quienes abandon贸 para convertirse en la estrella de Saint Laurent, llevando vestidos de la casa de moda en la alfombra roja de la MET gala o en la semana de la moda de Par铆s, destacaba El Pa铆s.

Fil贸sofa de profesi贸n, ecologista por conciencia y amante de las artes por pasi贸n, se ha vuelto el rostro joven m谩s relevante de su corte, pero tambi茅n de las antiqu铆simas monarqu铆as europeas lo que se pudo comprobar cuando en junio fue portada de un centenar de publicaciones debido a su matrimonio con Dimitri Rassam.

La 鈥減rincesa fil贸sofa鈥

Ser parte de la realeza no le ha impedido llevar una vida ligada a lo acad茅mico. Se licenci贸 en Filosof铆a en la Sorbona y preside los 鈥淓ncuentros filos贸ficos de M贸naco鈥 que organizan talleres y cada junio, un peque帽o Davos del pensamiento, un coloquio que congrega a lo mejor del 谩rea.

Tambi茅n public贸 Archipiel des passions (Archipi茅lago de las pasiones) junto a su profesor, el pensador Robert Maggiori, as铆 como tambi茅n ha sido autora de pr贸logos para autores como la psicoanalista Julia Kristeva sobre erotismo y maternidad, destaca El Pa铆s.

A juicio de la 鈥減rincesa鈥, “-la filosof铆a- es la asignatura que cambi贸 mi vida. Nadie es ajeno a la filosof铆a鈥 declaraba a Vanity Fair en 2016 y seg煤n se comenta en portales internacionales, intenta convertir al Principado en una capital del pensamiento contempor谩neo.

Lejos de una vida de cuentos

Si hay algo que Charlotte Casiraghi ha sabido hacer es abrir su propio camino, estableciendo sus propias reglas y estableciendo su estilo. Es por eso que su vida, pese a ser parte de la realeza, est茅 bastante alejada de la realidad que viven otros pr铆ncipes de Europa como William o Harry.

En 2013 dio a luz a su primer hijo, Raphael Elmaleh, junto al actor marroqu铆 15 a帽os mayor que ella Gad Elmaleh, con quien mantuvo una relaci贸n desde 2011 hasta 2015. Pese a que mantuvo una relaci贸n cordial con el c贸mico, a principios de a帽o se comentaba sobre el enfrentamiento que ten铆an debido a la inestabilidad en los estudios de Rapha毛l, lo que conllevaba la preocupaci贸n de su padre.

VALERY HACHE / AFP
VALERY HACHE / AFP

Seg煤n mencionaba El Pa铆s, Elmaleh no estaba de acuerdo con los continuos cambios en la vida de la hija de Carolina de M贸naco porque a su parecer afectaban al peque帽o que ya tiene 5 a帽os. Estos inclu铆an constantes cambios de ciudad, determinados por sus aparentes vaivenes sentimentales.

Pese a eso, Charlotte ha logrado encontrar la felicidad y estabilidad en Dimitri Rassam, el productor de cine franc茅s, hijo de la actriz Carole Bouquet, amiga de Carolina.

La boda, que se anunci贸 a principios de 2018 y que se esperaba se realizar谩 en el verano del a帽o pasado, fue aplazada un a帽o puesto que Charlotte qued贸 embarazada de su hijo Balthazar Rassam, quien naci贸 en octubre de 2018.

Sin embargo, pese a los rumores de ruptura, la pareja “dio el s铆” durante junio en una ceremonia civil celebrada en Montecarlo y luego, un matrimonio religioso que se celebr贸 hace unos d铆as en la abad铆a de Sainte-Marie de Pierredon, muy pr贸xima a Saint-R茅my-de-Provence, la diminuta localidad de la Costa Azul donde pas贸 su infancia Charlotte, consignaba ABC.

La celebraci贸n fue 铆ntima, tanto para ella, su madre y hermanos, como para la familia del novio. Cuando sali贸 a la luz los vestidos que us贸, caus贸 sensaci贸n por las alusiones que habr铆a realizado a su abuela Grace Kelly y su madre en el dise帽o, as铆 como tambi茅n en la fecha, considerando que su boda se realiz贸 el mismo d铆a que Carolina se uni贸 a su primer marido, Philippe Junot.

Tendencias Ahora