Economía
Miércoles 18 diciembre de 2019 | Publicado a las 12:06
Fabricante de Peugeot y Fiat-Chrysler se fusionan para crear nuevo grupo automotriz
Por Verónica Reyes
La información es de Agence France-Presse
visitas

El grupo franc√©s PSA, fabricante de Peugeot y Citro√ęn; y el italo-estadounidense Fiat-Chrysler anunciaron este mi√©rcoles “un acuerdo de acercamiento vinculante” con vistas a una fusi√≥n para crear un nuevo gigante mundial en un sector del autom√≥vil en plena mutaci√≥n.

Seg√ļn un comunicado conjunto, los dos grupos proceder√°n a una uni√≥n entre iguales de sus actividades para “crear el cuarto fabricante de autom√≥viles mundial”.

El tr√≠o que lidera el mercado mundial del autom√≥vil, en n√ļmero de ventas, est√° actualmente integrado por el grupo alem√°n Volkswagen, la alianza franco-japonesa Renault-Nissan y el japon√©s Toyota, por este orden.

La nueva entidad, de m√°s de 400.000 empleados, tendr√° un volumen de negocio consolidado de cerca de 170.000 millones de euros (190.000 millones de d√≥lares) y unas ventas anuales de 8,7 millones de veh√≠culos, bajo las marcas Fiat, Alfa Romeo, Chrysler, Citro√ęn, Dodge, DS, Jeep, Lancia, Maserati, Opel, Peugeot y Vauxhall.

Este acercamiento aportar√° “capacidades de inversi√≥n reforzadas para la nueva entidad con tal de hacer frente a los desaf√≠os de una nueva era de movilidad durable”, agreg√≥ el texto.

Generar√° adem√°s “sinergias en un a√Īo estimadas a unos 3.700 millones de euros, sin cierre de plantas relacionado con esta transacci√≥n”, seg√ļn los dos socios.

“La realizaci√≥n de la fusi√≥n tendr√≠a que efectuarse en 12 a 15 meses”, precis√≥ el comunicado.

La sede de la empresa madre de la nueva entidad estará en Holanda, pero seguirá cotizando en París, Milán y Nueva York.

John Elkann, actual presidente de Fiat Chrysler Automobil (FCA) y heredero de la familia Agnelli, presidirá el nuevo consejo de administración; y Carlos Tavares, hasta ahora presidente del directorio del grupo PSA, será el director general del nuevo grupo.

Los ministros de Economía de Italia y de Francia se congratularon por la fusión.

“Una muy buena noticia para Francia, para Europa y para nuestra industria del autom√≥vil (…) para responder a los desaf√≠os de la movilidad sostenible”, dijo el ministro franc√©s Bruno Le Maire.

Por su parte su hom√≥logo italiano Roberto Gualtieri, asegur√≥ que el acuerdo “representa un paso fundamental hacia la consolidaci√≥n del mercado” y asegur√≥ que su gobierno “continuar√° a supervisar con atenci√≥n el impacto” de la operaci√≥n, en particular en lo que afecta al empleo.

Dividendos a accionistas

“Nuestra fusi√≥n supone una formidable oportunidad para adquirir una posici√≥n m√°s fuerte en la industria del autom√≥vil, cuando llevamos a cabo una transici√≥n hacia una movilidad limpia, segura y duradera y queremos ofrecer a nuestros clientes productos, tecnolog√≠as y servicios del mejor nivel”, asegur√≥ Tavares, en conferencia telef√≥nica con la prensa.

“Es la uni√≥n de dos empresas de marcas emblem√°ticas y trabajadores muy comprometidos. Las dos empresas han vivido momentos dif√≠ciles y se han convertido en grandes grupos √°giles e inteligentes”, coment√≥ por su lado Mike Manley, presidente ejecutivo de FCA.

Los ahorros generados por las sinergias permitir√°n paralelamente “invertir masivamente en las tecnolog√≠as y los servicios que van a modelar la movilidad del futuro, respondiendo al desaf√≠o de las regulaciones sobre las emisiones de CO2″, subrayaron los dos grupos.

Por otra parte, y siempre antes de la fusi√≥n, Chrysler Fiat Automobil distribuir√° a sus accionistas un dividendo excepcional de 5.500 millones de euros, mientras que PSA distribuir√° a los suyos su 46% que posee en el capital del suministrador de equipos Faurecia, seg√ļn el comunicado.

Los dos constructores habían anunciado el 31 de octubre haber llegado a un acuerdo unánime sobre el principio de una fusión, en la que los accionistas de los dos grupos se dividirían el capital a partes iguales 50/50, al cabo de diversas operaciones financieras, para formar un nuevo gigante mundial del automóvil sin que ello suponga el cierre de fábricas.

El Estado francés, que se había opuesto a una fusión de Renault con Fiat sin el acuerdo de Nissan, se declaró en cambio favorable a esta alianza, que permitiría efectuar las inversiones necesarias para la llegada del auto eléctrico y del vehículo autónomo, que se cifran en decenas de miles de millones de euros.

Tendencias Ahora