Tecnología
Miércoles 17 octubre de 2018 | Publicado a las 14:05 · Actualizado a las 15:20
Tres pacientes parapléjicos lograron caminar en EEUU gracias a implantes de electrodos
Publicado por: Camilo Suazo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tres personas parapléjicas con lesiones medulares recuperaron parcialmente la capacidad de caminar gracias a un innovador tratamiento experimental.

Se trata de una terapia que combina estimulación eléctrica de la médula espinal con una serie de ejercicios de rehabilitación.

Las conclusiones de estos casos, los primeros de parapléjicos que recuperan la facultad de caminar, fueron publicados por dos investigaciones diferentes, una de la Clínica Mayo de Rochester (Minnesota), y otra de la Universidad de Louisville.

Jered Chinnock es un joven que result√≥ parapl√©jico en 2013 a ra√≠z de un accidente de motonieve que da√Ī√≥ su m√©dula espinal en la mitad de la espalda. No pod√≠a ni moverse ni sentir por debajo de la lesi√≥n.

Tres a√Īos despu√©s del infortunio, los cirujanos de la Cl√≠nica Mayo le instalaron un implante con un electrodo en el espacio peridural por debajo de la zona afectada de su columna vertebral. Este electrodo, unido a un estimulador implantado en la regi√≥n abdominal, ten√≠a una conexi√≥n inal√°mbrica con un mando externo.

El hombre, que hoy tiene 29 a√Īos, tuvo sesiones combinadas de estimulaci√≥n el√©ctrica y ejercicios f√≠sicos durante 43 semanas. Al cabo de solo dos semanas, bajo estimulaci√≥n el√©ctrica pod√≠a levantarse y dar unos pasos sostenido por un arn√©s.

Tal como recoge la agencia de noticias Agence France-Presse, durante 113 sesiones de entrenamiento repartidas en un a√Īo, los cient√≠ficos de la Cl√≠nica Mayo y de la Universidad de California en Los √Āngeles (UCLA) ajustaron los ejercicios para ofrecer la mayor independencia al paciente.

De este modo, el joven parapléjico logró caminar sin arnés, apoyándose a un andador o aferrándose a unas barras sobre una cinta rodante.

En total, en un a√Īo, logr√≥ recorrer 102 metros, es decir el equivalente a la longitud de un campo de f√ļtbol, precisa el estudio dirigido por los doctores Kristin Zhao y Kendall Lee.

Eso s√≠, a pesar de los √©xitos obtenidos durante el estudio, “el paciente sigue llevando a cabo su vida diaria en silla de ruedas‚ÄĚ, se√Īal√≥ Zhao.

En cuanto se paraba la estimulación eléctrica, el hombre volvía a su estado de parálisis inicial, y no recuperó ninguna sensación corporal.

A diferencia de Chinnock, los otros dos pacientes retenían cierta capacidad sensorial en sus piernas. Ambos casos fueron publicados el lunes en The New England Journal of Medicine (NEJM).

Una de estas pacientes ten√≠a 22 a√Īos cuando recibi√≥ el implante, y sigui√≥ el tratamiento durante poco menos de cuatro meses en Louisville, Estados Unidos.

Gracias a la terapia, pudo dar pasos con la ayuda de un andador o apoy√°ndose de las manos de los fisioterapeutas.

Por su parte, el otro paciente comenz√≥ el tratamiento a los 34 a√Īos. Luego de casi 20 meses de rehabilitaci√≥n, pudo caminar con un andador.

Los expertos administraron en estas dos personas el mismo tratamiento que se aplic√≥ con Chinnock en la Cl√≠nica Mayo. No obstante, aunque s√≠ recuperaron cierta capacidad para mover los m√ļsculos de las piernas, no han podido articular los movimientos para caminar.

El proceso no ha estado exento de algunos riesgos. De hecho, uno de los pacientes sufrió una fractura en su cadera mientras llevaba a cabo el entrenamiento, por lo que los médicos se vieron en la obligación de suspenderlo.

Seg√ļn explicaron los especialistas, estos resultados refuerzan la idea de que ‚Äúalgunas funciones que se cre√≠an definitivamente perdidas‚ÄĚ podr√≠an reactivarse gracias a las nuevas tecnolog√≠as.

Tendencias Ahora