Artes y Cultura
Jueves 19 abril de 2018 | Publicado a las 16:09
Yara al Hasbani, la bailarina que salió del infierno sirio y ahora brilla en París
Publicado por: Francisca Rivas La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hace seis a√Īos, Yara al Hasbani acababa de maquillarse antes de bailar en una representaci√≥n de Romeo y Julieta en Damasco, Siria, cuando se enter√≥ de que su padre hab√≠a sido torturado hasta la muerte.

“La ni√Īa muri√≥ en ese momento”, cuenta esta joven de 24 a√Īos, que lleva tres en Francia, donde intenta reconstruir su vida a trav√©s de la coreograf√≠a.

Esta semana participa en la primera edici√≥n del festival Primavera de la Danza √Ārabe en Par√≠s, donde presenta Unstoppable, un solo de 12 minutos que rememora su exilio.

Ahora se siente a a√Īos luz de la √©poca en la que, como miles de sirios, particip√≥ con su familia en las manifestaciones contra el r√©gimen de Bashar al Asad al principio de la revuelta en 2011.

La muerte coreografiada

Su padre fue detenido en 2012, y 23 d√≠as despu√©s, el cad√°ver fue entregado a la familia. “Le dijeron a mi t√≠o que hab√≠a muerto por un paro card√≠aco”, dice Al Hasbani, que iba a clases de baile profesional en la capital siria.

Esta damascena, que lleva el pelo corto y te√Īido de rubio y un piercing en la nariz, supo que hab√≠a llegado la hora del exilio en 2014, cuando recibi√≥ amenazas. “¬ŅNo sabe con qui√©n est√° hablando? Tenga cuidado”, le dec√≠an por tel√©fono.

Tras una estancia de un a√Īo en Turqu√≠a, lleg√≥ a Francia y recibi√≥ clases de danza en Rochefort y en La Rochelle, en el oeste del pa√≠s.

“En Rochefort, bailaba en los parques”, recuerda con una sonrisa.

Se instal√≥ en Par√≠s en 2016. En la plaza del Trocadero y en la de la Rep√ļblica se encontr√≥ con su primer p√ļblico extranjero.

Logr√≥ suscitar emoci√≥n con una coreograf√≠a en homenaje a los cientos de ni√Īos muertos en un ataque qu√≠mico en agosto de 2015 contra la regi√≥n rebelde de Guta Oriental, cerca de Damasco.

“Me inspir√© en fotos, imit√© las posturas de los ni√Īos acurrucados”, explica.

Enfadada tras un segundo ataque en armas qu√≠micas este a√Īo en la misma regi√≥n, la bailarina quiere seguir “alzando la voz para que la gente no olvide”.

Al principio le cost√≥ acostumbrarse a la vida parisina, pero recuerda la emoci√≥n que sinti√≥ al ir por primera vez a la √ďpera Garnier.

“Cuando se abri√≥ el tel√≥n, romp√≠ a llorar”, dice Al Hasbani, quien se presentar√° pronto a una audici√≥n para estudiar coreograf√≠a en el Centro Nacional de Danza Contempor√°nea en Angers, en el centro de Francia.

Danza para los ni√Īos

La joven sue√Īa con conocer al core√≥grafo contempor√°neo sueco Alexandre Ekman, con el que le gustar√≠a trabajar.

Tambi√©n quiere llevarles ropa de baile a los ni√Īos del campo de refugiados sirios de Zaatari en Jordania y darles clases de danza.

Yara al Hasbani est√° entre los siete core√≥grafos invitados a presentar sus obras en la Primavera de la Danza √Ārabe junto a los libaneses Alexandre Paulikevitch y Pierre Geagea, y el tunecino Imed Jemaa.

URL CORTA: http://rbb.cl/jy5m
Tendencias Ahora