Artes y Cultura
Exintegrante de Pussycat Dolls denuncia que el grupo era "un círculo de prostitución"
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Otra vez un “hilo” de Twitter ha desatado un esc√°ndalo medi√°tico de proporciones internacionales, en d√≠as en que a√ļn resuenan los efectos de las bulladas acusaciones de abuso sexual en contra del productor de Hollywood Harvey Weinstein.

Esta vez la palabra la tom√≥ Kaya Jones, exintegrante del grupo musical de inicios del 2000 Pussycat Dolls, quien afirm√≥ que la banda funcionaba como “un c√≠rculo de prostituci√≥n” encubierto.

En una serie de mensajes colgados en su cuenta personal en Twitter, Jones profundiz√≥ en sus incriminaciones y cont√≥ detalles escabrosos de su paso por el colectivo femenino, el cual integr√≥ profesionalmente en 2003 cuando debutaron en la m√ļsica.

‚ÄúLa verdad es que no estaba en un grupo de chicas, estuve en un c√≠rculo de prostituci√≥n. Cantamos y fuimos famosas mientras que todos los que nos pose√≠an hicieron dinero‚ÄĚ, escribi√≥ en relaci√≥n a los ejecutivos discogr√°ficos y sus representantes.

Kaya Jones |
Kaya Jones | Agencia AFP | Ethan Miller

De acuerdo a su relato, todas las integrantes de Pussycat Dolls fueron abusadas y obligadas a mantener relaciones sexuales con m√°nagers y productores. ‚ÄúTrataron de silenciarnos, pero nos hicimos m√°s fuertes. Intentaron drogarnos, pero estuvimos m√°s l√ļcidas. Intentaron ponernos en la lista negra, pero los fans nos siguieron. Ya no somos ni√Īas‚ÄĚ, fue otro de sus tweets.

Seg√ļn Jones, fueron estos los motivos que la obligaron a dejar el grupo que cre√≥ a mediados de los noventa la core√≥grafa Robin Antin, y que luego se convirti√≥ en una franquicia de alcance internacional gracias a sus canciones y la mercadotecnia que las rodeaba. Kaya dej√≥ la agrupaci√≥n en la c√ļspide de su fama, cuando acababan de firmar “un contrato de grabaci√≥n valorado en 13 millones de d√≥lares. Sab√≠amos que ser√≠amos las n√ļmero 1‚ÄĚ, cont√≥.

“¬°Todos sufrimos abusos! A m√≠ me amenazaron de que si hablaba terminar√≠an con mi carrera, o incluso mi vida‚ÄĚ, cont√≥ Jones, y asegur√≥ que este tipo de abusos son silenciados por miedo a las represalias. A pesar de eso, aseguro que su caso lo hizo p√ļblico hace m√°s de 10 a√Īos: “En 2004 se lo dije a los ejecutivos de Hollywood, en 2005-2006 a la prensa y en 2011 lo volv√≠ a repetir. Ahora espero que quede m√°s claro y que los medios me hagan caso”, dijo.

Tendencias Ahora