Artes y Cultura
Jueves 08 noviembre de 2018 | Publicado a las 16:31
Siguen reacciones por demolici√≥n de Vicu√Īa Mackenna 20 y el silencio de la Universidad de Chile
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El ex-Ministro de las Culturas Ernesto Ottone (promotor del proyecto que consideraba demoler el edificio cuando era director del CEAC), el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, como los arquitectos a cargo de las obras que se realizar√°n en esa propiedad se hab√≠an comprometido a preservar parte del edificio. En espec√≠fico, iban a conservar todo el volumen que daba a Vicu√Īa Mackenna.

También la Universidad de Chile se había comprometido a presentar al Consejo de Monumentos Nacionales el expediente para proteger esa parte de la ex-Facultad de Qímica y Farmacia de la Universidad de Chile.

Nada de lo anterior sucedió y, hace unas semanas, fue finalmente demolido en su totalidad. Y desde ese momento, las autoridades de dicha casa de estudios, luego de unos mensajes por redes sociales del rector que no alzaban con la realidad, han mantenido silencio. Salvo casos puntuales. Aparentemente la consigna es esperar que las aguas se aquieten.

A continuación, adjuntamos un contundente comunicado del Comité de Patrimonio del Colegio de Arquitectos de Chile.

Comunicado a la opini√≥n p√ļblica y actores vinculados al Patrimonio chileno, demolici√≥n edificio ex-Facultad de Q√≠mica y Farmacia de la Universidad de Chile Vicu√Īa Mackenna n¬ļ20

Ante la reciente demolici√≥n de la ex sede la Facultad de Qu√≠mica y Farmacia de la Universidad de Chile, ubicada en Av. Vicu√Īa Mackenna N¬į20, comuna de Providencia, el Comit√© de Patrimonio Arquitect√≥nico y Ambiental del Colegio de Arquitectos de Chile A.G. (CA) lamenta profundamente la destrucci√≥n de una pieza de alto valor patrimonial y expresa su profunda indignaci√≥n por el actuar de las autoridades universitarias, dado que se han transgredido compromisos adoptados por el propio Rector y arquitectos del proyecto ante la comunidad acad√©mica, estudiantes, especialistas en el √°mbito del patrimonio, nuestra orden gremial y la ciudadan√≠a entera.

Recordamos que nuestro Colegio ha estado comprometido desde hace mucho tiempo con la conservaci√≥n y puesta en valor de esta edificaci√≥n, cuyo autor es el afamado arquitecto Eugenio Joannon (1860-1938). En el a√Īo 2000 avalamos un concurso p√ļblico de arquitectura, en cuyas bases la Universidad exig√≠a su preservaci√≥n dentro de un proyecto que alojar√≠a al Instituto de Asuntos P√ļblicos (INAP). Dicha condici√≥n fue cabalmente respetada por el proyecto ganador, de la firma Iglesis & Prat.

Sin embargo, en 2014, la universidad desech√≥ dicho proyecto y contrat√≥ directamente a uno de los arquitectos originales para alojar un programa atiborrado de funciones, infactible de dar cabida en el terreno y a la vez preservar este edificio patrimonial. Inclu√≠a adem√°s del INAP, el Centro de Extensi√≥n Art√≠stica (CEAC), el Centro de Extensi√≥n Internacional, Cultural y de Asuntos P√ļblicos, el Instituto de Estudios Internacionales (IEII), la Direcci√≥n de Relaciones Internacionales y la Direcci√≥n de Post√≠tulos. Por ello, se demoler√≠a el edificio de Joannon. Es decir, lo que en 2000 se estimaba valioso, en 2014 no lo era.

Ante los graves cambios introducidos, se formó un movimiento ciudadano para impedir esta demolición y del cual nuestra Orden fue parte importante, junto a la Asociación de Zonas y Barrios Patrimoniales y otros actores relevantes, al que se sumó la Decana de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) y el Instituto de Historia y Patrimonio de la misma universidad. Se analizó la posibilidad de una protección legal del edificio, pero ya era tarde al haber la universidad tramitado un permiso de obras municipal.

Este movimiento ciudadano logr√≥ finalmente que interviniera el Ministro de Cultura, Sr. Ernesto Ottone, cuyo anterior puesto hab√≠a sido el de director del CEAC, en calidad de mediador ante el Rector Vivaldi. Nuestro Colegio hab√≠a solicitado en carta p√ļblica al ministro que al menos se preservaran los recintos y escalera que enfrentaban la Avenida Vicu√Īa Mackenna, lo que los arquitectos denominamos ‚Äúprimera cruj√≠a‚ÄĚ. A poco andar y en conferencia de prensa conjunta, estando adem√°s presente la directora de patrimonio de Providencia, Sra. Marisol Saborido, el Rector se comprometi√≥ a buscar una soluci√≥n que no requiriera la temida demolici√≥n. Poco despu√©s, y en ese entendido, la municipalidad otorg√≥ el permiso de demolici√≥n, el que asumimos, se aplicaba al resto de las edificaciones en el terreno. Cre√≠mos entonces salvado el edificio de Joannon. Nos equivocamos.

Meses despu√©s, el Rector solicit√≥ al arquitecto Iglesis que presentara ante el Colegio de Arquitectos y su Comit√© de Patrimonio una propuesta actualizada, se√Īalando estar cumpliendo el compromiso, aunque el proyecto s√≥lo manten√≠a la fachada del edificio original, no su volumen como estim√°bamos era el acuerdo. Pero adem√°s, dejaba en evidencia la imposibilidad de darle una condici√≥n digna a esa fachada al sofocarla con brutales vol√ļmenes destinados a alojar un sin n√ļmero de funciones. Incluso, propon√≠a un aplastante cuerpo edificatorio sobre ella. Entonces, se le hizo ver que el acuerdo no se respetaba.

De esa manera, asumimos que Arquitecto y Universidad buscarían en conjunto alguna solución, tal vez construyendo en forma subterránea, aumentando la construcción en otros sectores del amplio terreno o bien recortando el programa. Ahora vemos que no fue así.

Hoy estamos frente a hechos consumados. Se demoli√≥ toda la construcci√≥n anterior. Consideramos que el Rector no respet√≥ su palabra, hablando en redes sociales de ‚Äúdesarme controlado‚ÄĚ de la fachada, en t√©rminos incoherentes y sin sentido seg√ļn la teor√≠a y pr√°ctica internacional de la conservaci√≥n patrimonial. Pretende reconstruir y adherir a un nuevo volumen una fachada hecha con nuevos materiales, como si se tratase de una m√°scara.

Consumada esta destrucci√≥n, solicitamos encarecidamente a la Universidad de Chile que tome conciencia de la aberraci√≥n cometida y del no cumplimiento de la palabra empe√Īada por el Rector, que no se escude en ‚Äúnecesidades urgentes‚ÄĚ y retome su rol de garante del patrimonio cultural de nuestro pa√≠s y de la propia universidad y su riqueza hist√≥rica.

Comité de Patrimonio Arquitectónico y Ambiental
Colegio de Arquitectos de Chile A.G.

Santiago de Chile, martes 23 de octubre de 2018

Tendencias Ahora