Artes y Cultura
Lunes 20 agosto de 2018 | Publicado a las 16:36 · Actualizado a las 17:00
Paulo Coelho colapsa en plena entrevista con medio espa√Īol: "¬°Borra todo!"
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una entrevista escrita sac√≥ de su habitual calma al escritor brasile√Īo multiventas Paulo Coelho, quien por estos d√≠as promociona su m√°s reciente libro, Hippie.

En el texto, publicado por el suplemento XL Semanal, el autor perdió la paciencia con las preguntas de la periodista Virginia Drake, quien primero lo hizo reflexionar sobre su condición de autor adinerado.

Las preguntas de la periodista fueron incomodando poco a poco a Coelho, quien incluso pidi√≥ “borrar” la entrevista en m√°s de una ocasi√≥n.

¬ŅSe puede ser ‚Äėhippie‚Äô viviendo en Ginebra, en una casa extraordinaria con vistas al Montblanc, rodeado de obras de arte y con mayordomo?”, le consult√≥ Drake. “S√≠, porque lo hippie no es el exterior, es el interior; es tu cabeza, es la manera de ver la vida”, le respondi√≥ Coelho.

Periodista: Pero también era una forma de vivir.

P. Coelho: No; no es una forma de vivir, es una forma de mirar la vida.

Periodista: Los ‚Äėhippies‚Äô eran contestatarios, rebeldes contra el sistema, rechazaban el consumismo capitalista, defend√≠an el amor libre, viv√≠an cerca de la naturaleza…

P. Coelho: Pero mira cómo es mi casa: está vacía.

Periodista:. ¬ŅVac√≠a? Es enorme y tiene muchos cuadros, esculturas y detalles ‚Äėcuriosos‚Äô.

Más adelante la conversación sube de tono, y el autor, evidentemente desconcertado con las preguntas punzantes, decide parar todo y comenzar el diálogo desde cero, petición a la que la periodista se negó.

Periodista: Su nombre es una multinacional, tiene su propia agencia literaria, m√°s 1300 contratos en vigor, ha vendido m√°s de 225 millones de libros, ha sido imagen publicitaria de una conocida marca de coches, de una pluma estilogr√°fica…

P. Coelho: ¬ŅQu√© tiene que ver una cosa con la otra? Mira, ser rico no es una cuesti√≥n de dinero, no tiene nada que ver.

Periodista: Hombre, seguramente sí.

P. Coelho: ¬°D√©jame hablar! Me interrumpes todo el rato y no me dejas que me explique. El dinero en mi caso es una abstracci√≥n. Cuando gan√© mis primeros 100.000 d√≥lares, yo me cre√≠a riqu√≠simo y despu√©s‚Ķ ya no puedes calcular, no puedes contar, son impulsos el√©ctricos. ¬°Pero no viene al caso! Yo conozco gente que es muy pobre porque la √ļnica cosa que tiene es dinero.

Tras el lapsus, el brasile√Īo solicit√≥ la primera interrupci√≥n. “Lo reitero: yo no soy hippie. Adem√°s, no te puedo explicar mi pensamiento porque a cada momento me interrumpes. Borra todo y empezamos de nuevo”, la desafi√≥ Coelho. “No, no; seguimos y prometo no interrumpir”, reaccion√≥.

Sin embargo, minutos despu√©s los √°nimos no se calmaron y el escritor volvi√≥ a solicitar “borrar todo”. Fue entonces cuando Drake nuevamente lo persuadi√≥ a continuar la conversaci√≥n, esta vez tocando otros t√≥picos.

Ya en el ocaso de la entrevista, Coehlo resumi√≥ con iron√≠a su extra√Īa respuesta.

Periodista: Vamos a dejarlo aquí, como amigos. Siento haberle puesto nervioso al principio.

P. Coehlo: T√ļ no me has puesto nervioso. Yo soy un asesino, y los asesinos no se ponen nerviosos. Los asesinos s√≥lo matan o salvan.

Periodista: ¬°Ah! Pues gracias por haberme salvado.

P. Coehlo: ¬°De nada! Jajaja.

Tendencias Ahora