Sociedad
Los errores que la Iglesia Católica no pudo ocultar con el tiempo
Publicado por: Patricia Acu√Īa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Dentro del cristianismo, la Iglesia Cat√≥lica es la que m√°s fieles tiene. Seg√ļn el propio Vaticano, √©sta es la √ļnica Iglesia de Cristo, ‚Äúde la que confesamos en el Credo que es una, santa, cat√≥lica y apost√≥lica”. Adem√°s, el Papa es la cabeza visible de esta Iglesia en la tierra.

Tambi√©n indica que “est√° plenamente incorporado a la Iglesia Cat√≥lica quien, poseyendo el Esp√≠ritu de Cristo, se encuentra unido a la misma por los v√≠nculos de la profesi√≥n de fe, de los sacramentos, del gobierno eclesi√°stico y de la comuni√≥n”.

‚ÄúAmar√°s a Dios sobre todas las cosas; No matar√°s; No cometer√°s actos impuros; No dir√°s falso testimonio ni mentir√°s‚ÄĚ son algunos de los diez mandamientos que los cat√≥licos deben respetar. As√≠ tambi√©n, la Santa Sede habla de las virtudes, las que define como ‚Äúactitudes firmes que regulan nuestros actos, ordenan nuestras pasiones y gu√≠an nuestra conducta seg√ļn la raz√≥n y la fe. Proporcionan facilidad, dominio y gozo para llevar una vida moralmente buena‚ÄĚ.

Lee también | Canonizaciones polémicas: La historia oscura de algunos Santos de la Iglesia Católica

Sin embargo, desde tiempos remotos ciertos representantes de la Iglesia o miembros del clero católico han posibilitado o han dejado pasar ciertas acciones que se contradicen con la religión en sí.

Esta contradicción es la que finalmente hace ruido en la sociedad, esos errores cometidos que finalmente no se pudieron ocultar con el tiempo.

La intolerancia y la muerte, algo por lo que pedir perd√≥n muchos a√Īos despu√©s

Por orden del Papa, en el siglo XI y hasta el XIII se llevaron a cabo Las Cruzadas, campa√Īas militares ‚Äúen el nombre de Dios‚ÄĚ que ten√≠an por objetivo restablecer el dominio sobre la Tierra Santa y as√≠ expulsar a otras religiones, principalmente musulmanes o jud√≠os, pero tambi√©n hab√≠an intereses econ√≥micos de por medio. Quienes combat√≠an en √©stas se les hab√≠a prometido la indulgencia de sus pecados.

En tanto, en el Siglo XI se fundó la Inquisición, institución de tipo judicial creada con el objetivo de investigar posibles herejías. Es así que toda sospecha de ofensa en contra de Dios era suficiente para que la inquisición la suprimiera, llegando a realizar desmesuradas torturas.

En todos estos hechos ocurridos en tiempos en los que predominaba la Iglesia Cat√≥lica, pareciera que ‚ÄúDios‚ÄĚ hubiese sido el motor para que millones de muertes ocurrieran, teniendo la curia romana injerencia en este tipo de decisiones, y hoy en d√≠a definitivamente parecen medidas excesivas.

Sin embargo muchos a√Īos despu√©s, y en nombre de la Iglesia Cat√≥lica, el Papa Juan Pablo II pidi√≥ perd√≥n a Dios por los veinte siglos de errores que se cometieron.

En marzo del a√Īo 2000 el Papa dijo: “Perdonamos y pedimos perd√≥n. Pedimos perd√≥n por el cisma entre cristianos, por el uso de la violencia por algunos que serv√≠an a la verdad, y por las actitudes de desconfianza y hostilidad hacia los seguidores de otras religiones‚ÄĚ.

Seg√ļn recogi√≥ en ese entonces el diario argentino P√°gina 12, esta no era la primera vez que el Papa ped√≠a perd√≥n por actos de este tipo ocurridos en el pasado.

La ciencia… ¬°Una aberraci√≥n!

En el tiempo de la inquisición no sólo los herejes eran el objetivo de esta institución judicial, en aquella época también eran enjuiciados quienes se oponían a lo ya conocido, como los hombres de ciencia, por ejemplo.

Uno de esos casos es el de Galileo Galilei, quien postul√≥ con √©nfasis la teor√≠a de Cop√©rnico que hablaba que la tierra giraba alrededor del sol y no al rev√©s, lo que a juicio de los inquisidores era incorrecto. Dos veces enfrent√≥ a este tribunal, y la √ļltima fue condenado a nueve a√Īos de prisi√≥n, los que cumpli√≥ en su hogar. Adem√°s tuvo que abjurar de sus ideas‚Ķ pese a que estaba en lo cierto.

Galileo ante el Santo Oficio | Joseph-Nicolas Robert-Fleury

Galileo ante el Santo Oficio | Joseph-Nicolas Robert-Fleury

‚ÄúLos jueces de Galileo, incapaces de disociar la fe de una cosmolog√≠a bimilenaria, creyeron, muy equivocadamente, que la adopci√≥n de la revoluci√≥n copernicana pod√≠a quebrar la tradici√≥n cat√≥lica‚ÄĚ, son las conclusiones de una comisi√≥n vaticana creada por Juan Pablo II para examinar este caso, seg√ļn consigna El Mundo.

Otra v√≠ctima de la Inquisici√≥n fue el tambi√©n italiano Giordano Bruno, en el siglo XVI. Seg√ļn cuenta la revista National Geographic, √©l se sum√≥ a la teor√≠a helioc√©ntrica de Cop√©rnico y adem√°s sostuvo que vivimos en un universo lleno de mundos, donde seres semejantes igualmente pod√≠an rendir culto a un Dios.

Sumado a esto, y bajo una concepci√≥n materialista de la realidad, dijo que los objetos se componen de √°tomos que se mueven por impulsos: ‚Äúno hab√≠a diferencia, pues, entre materia y esp√≠ritu, de modo que la transmutaci√≥n del pan en carne y el vino en sangre en la Eucarist√≠a cat√≥lica era, a sus ojos, una falsedad‚ÄĚ. Luego de estas declaraciones estuvo cerca de ocho a√Īos encerrado en las celdas del Vaticano, y luego, al no retractarse de nada de lo que sostuvo durante su vida, fue quemado vivo.

Abusos sexuales, violaciones y pedofilia

Quienes optan por el orden sacerdotal y deciden dedicar 100% su vida al servicio de Dios, se entregan al celibato y dan sus votos de castidad. Pese a que es una regla dentro de la Iglesia Católica esto no siempre se ha respetado.

Yendo más allá de los límites impuestos, casos de abusos sexuales y violaciones se remontan a siglos atrás, y aunque era algo no reconocido por la Iglesia, sí se sabía.

Hoy se podría decir que este es uno de los principales problemas y preocupaciones de la Iglesia Católica moderna.

Con el paso de los a√Īos la iglesia ha reconocido algunos casos, tambi√©n se ha pedido perd√≥n a la v√≠ctimas, como lo hizo el actual Papa Francisco.

Eso sí, la principal crítica hacia la Iglesia Católica son los encubrimientos a estos casos, y la poca severidad con la que son tratados.

En Chile este es un tema relevante, ya que no son pocas las denuncias por abusos que pesan sobre sacerdotes, habiendo casos de m√°s renombre que otros.

El gran cuestionamiento que se realiza -sea de parte de católicos o no- es que los representantes de esta iglesia, de mayor o menor jerarquía, no parecieran ir con la verdad por delante ni tampoco vivir el evangelio que tanto predican, razón por la cual, el catolicismo podría seguir perdiendo fieles.

Tendencias Ahora