Notas
Papa Benedicto XVI proclam√≥ santos a siete beatos que demostraron “coraje heroico”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El papa Benedicto XVI proclam√≥ el domingo santos a siete beatos en la Plaza San Pedro, destacando el “coraje heroico” de esos evangelizadores, en momentos en que la Iglesia cat√≥lica busca impulsar una nueva evangelizaci√≥n.

En su homil√≠a en diferentes idiomas y ante unos 80.000 fieles, el Papa cit√≥ el ejemplo de cuatro santas -entre las cuales por primera vez una mujer amerindia, Kateri Tekakwitha- y tres santos que “vivieron consagrados a Dios y al servicio generoso de sus hermanos”.

Bajo el sol, una multitud muy internacional de fieles se reuni√≥ ante la bas√≠lica adornada con grandes retratos en las tapicer√≠as de los canonizados del d√≠a. El feliz auditorio de todas las edades agitaba banderas filipinas, italianas, b√°varas, estadounidenses, espa√Īolas y francesas.

En este inicio de “A√Īo de la fe” que el Papa inaugur√≥ el 11 de octubre, y cuando est√° en curso un s√≠nodo de los obispos sobre la “Nueva Evangelizaci√≥n” en el Vaticano, las cuatro santas y tres santos son a la vez un s√≠mbolo de evangelizaci√≥n y de compromiso social.

Tras la ceremonia, durante la oraci√≥n del Angelus, el Papa confi√≥ a la Virgen Mar√≠a “los misioneros hombres y mujeres, los sacerdotes, los religiosos y los laicos que en todas partes del mundo siembran la buena semilla del Evangelio”.

Benedicto XVI, de 85 a√Īos, recorri√≥ en coche, con aspecto cansado pero feliz, la plaza repleta por la multitud, que le saludaba calurosamente.

Al menos 1.500 peregrinos canadienses, en su gran mayor√≠a amerindios, asistieron a la canonizaci√≥n de Kateri Tekakwitha (1656-1680), conocida como “el Lirio de los Mohawks”. Es la primera santa de las tribus amerindias de Norteam√©rica, durante mucho tiempo oprimidas.

“Kateri nos impresiona por la acci√≥n de la gracia de su vida, en ausencia de apoyos exteriores, y por su coraje en su vocaci√≥n tan particular. En ella se enriquecen fe y cultura. Que su ejemplo nos ayude a vivir all√≠ donde estemos, sin renegar de quienes somos”, declar√≥ el Papa.

Una pareja de estadounidenses, Daniel, de 65 a√Īos, y Magdalena, de 67, vinieron desde Nuevo M√©xico para Kateri: “Mis antepasados vinieron con los Conquistadores de Espa√Īa. Hubo abusos en todas parte. M√°s de 400 tribus indias han sido reconocidas por el gobierno estadounidense, otras todav√≠a no lo han sido y hay problemas de territorio”, subray√≥ Magdalena.

Otra figura c√©lebre en Norteamericana canonizada el domingo es la de la franciscana de origen alem√°n Mariana Cope (1838-1919), un “ejemplo luminoso y en√©rgico” que estableci√≥ un sistema de cuidados para los leprosos en Hawai.

Junto a estas dos mujeres, tambi√©n fueron canonizadas Mar√≠a del Carmelo Selles(1848-1911), espa√Īola y fundadora de la Congregaci√≥n Hermanas de la Inmaculada Concepci√≥n, que trabaj√≥ con j√≥venes desfavorecidas y prostitutas, as√≠ como la b√°vara Anna Schaffer (1882-1925). Gravemente quemada y en cama toma su vida, desempe√Ī√≥ un papel clave de evangelizaci√≥n. “Desde su cama, ha curado a los dem√°s”, subray√≥ Ingrid, de 24 a√Īos, que encabezaba un grupo de fieles b√°varos.

Miles de estadounidenses oriundos de Hawai también se desplazaron hasta la Santa Sede. Muchos participaron el viernes en los jardines del Vaticano en una fiesta, con cantos tradicionales, en honor a esta religiosa.

En la multitud del domingo, muchos filipinos, venidos desde Roma o desde su pa√≠s de origen, festejaban a Pedro Calungsod (1854-1672), un catequista de 17 a√Īos martirizado en Guam. “Estamos orgullosos de ser filipinos”, indic√≥ un fiel a la AFP.

El Papa dese√≥ que el ejemplo del santo jesuita franc√©s y malgache, Jacques Berthieu, que muri√≥ ejecutado en 1896 en Madagascar por rebeldes del movimiento Menalamba, “ayuda a numerosos cristianos perseguidos debido a su fe”. “Que su intercesi√≥n tenga frutos para Madagascar y el continente africano”, dijo.

Benedicto XVI distinguió también al religioso que ayudó a jóvenes obreros de la revolución industrial italiana de finales del XIX, el padre italiano Giovanni Battista Piamarta (1841-1913).

Estas nuevas canonizaciones elevan a 44 los santos proclamados por Benedicto XVI desde el inicio de su pontificado en 2005.

Tendencias Ahora