Notas
Presidenta argentina ratifica modelo económico al reaparecer ante multitud
Publicado por: Camila Navarrete
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La presidenta argentina, Cristina Kirchner, ratificó el modelo económico al reaparecer este martes ante una multitud en un acto en Córdoba, en el que se abrió el nuevo ciclo político tras la muerte de su esposo, el ex mandatario y líder peronista Néstor Kirchner.

“Absolutamente todos los recursos intelectuales y econ√≥micos del Estado estar√°n puestos a profundizar un modelo industrial de mercado interno y fuerte sesgo exportador”, dijo la mandataria al ratificar el rumbo del pa√≠s.

Unas diez mil personas, seg√ļn la polic√≠a, entre obreros, sindicalistas y militantes peronistas se movilizaron hasta la planta de Santa Isabel, en la periferia de la ciudad de C√≥rdoba (700 km al noroeste de Buenso Aires), para respaldar a la mandataria en su primer acto p√ļblico desde la muerte de su esposo y hombre fuerte de la pol√≠tica argentina.

La mandataria encabez√≥ el lanzamiento del modelo ‘Fluence’ de la automotriz francesa Renault, fabricado en Argentina para toda la regi√≥n, un s√≠mbolo de la pujanza del sector, motor del crecimiento industrial argentino y segundo bloque exportador detr√°s de los granos, precis√≥ la mandataria.

Con vestido negro, la jefa de Estado devel√≥ el veh√≠culo nuevo y se sent√≥ al volante acompa√Īada por Dominique Maciet, presidente en Argentina de la firma automotriz, que cumple 55 a√Īos en el pa√≠s.

“Hoy estoy un poco menos triste porque estoy segura que √©l est√° caminando entre ustedes. Gracias por esta Argentina que √©l ayud√≥ a construir”, dijo la mandataria sin nombrar a N√©stor Kirchner, en un emotivo y muy aclamado final de discurso.

La primera aparición de la presidenta desde la muerte por infarto de su esposo el miércoles pasado y después del multitudinario funeral, ocurrió el lunes por TV con un mensaje para agradecer, al borde del llanto, las muestras de dolor y respaldo de centenares de miles de personas.

Para ser sustentable, este modelo necesita “un fuerte mercado interno, con trabajadores con buenos salarios, que participen de la distribuci√≥n de la riqueza”, advirti√≥ Cristina Fern√°ndez de Kirchner, haci√©ndose eco de un reclamo de la central sindical CGT, cuando falta un a√Īo para las presidenciales de 2001.

La peronista Confederación General del Trabajo (CGT), con casi siete millones de trabajadores adheridos, es el principal sostén que le queda a Kirchner después de la fuga de líderes peronistas disidentes tras la huelga de las patronales agrícolas que paralizó al país en 2008.

Una ratificación de que se mantendrá la orientación oficial, la pronunció el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, al indicar que la central obrera CGT es la columna vertebral del Gobierno.

Entre las medidas que Fern√°ndez reafirm√≥ para el futuro figuran “la democratizaci√≥n de los medios, la necesidad de sostener esta econom√≠a heterodoxa, el crecimiento de acumulaci√≥n de reservas (monetarias) y el aumento de la recaudaci√≥n fiscal”.

El jefe de Gabinete tambi√©n mencion√≥ “el respeto por la palabra empe√Īada en derechos humanos”, desde que los Kirchner impulsaron la anulaci√≥n de las leyes de amnist√≠a y la reapertura de los juicios contra centenares de acusados de cr√≠menes en la √ļltima dictadura (1976-1983).

Otra reafirmaci√≥n del rumbo econ√≥mico la dio el ministro de Econom√≠a, Amado Boudou, al se√Īalar el martes que Argentina refinanciar√° su deuda impaga con el Club de Par√≠s, pero que nunca lo har√° con la intermediaci√≥n del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Club de Par√≠s, integrado por potencias prestamistas, entre ellas Estados Unidos, Alemania y Jap√≥n, ha se√Īalado que la √ļnica manera de refinanciar con Argentina una deuda por unos 7.500 millones de d√≥lares es que el gobierno se someta a dict√°menes del FMI.

Entre las presidencias de N√©stor Kirchner (2003-2007) y de su esposa y sucesora, Argentina reestructur√≥ casi el 95% de la deuda p√ļblica en mora y cancel√≥ en un s√≥lo pago en 2006 su compromiso con el FMI.

Tendencias Ahora