elecciones 2017

Sigue aquí las proyecciones de Radio Bío Bío

Nacional


Lunes 29 enero de 2018 | Publicado a las 18:20

Femicida recibe 13 años de cárcel por asfixiar y ocultar el cuerpo de su pareja en el patio

PDI
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal condenó a la pena de 13 años de presidio al imputado José Antonio Paredes Montiel (43) como autor confeso del delito de femicidio en contra de su entonces pareja el 5 de febrero de 2017 en la población Clotario Blest de Coyhaique.

En un primer juicio oral, cuya sentencia fue dada a conocer en el mes de agosto del año pasado, el Tribunal había condenado al imputado a presidio perpetuo simple; es decir, una reclusión de por vida para el condenado, aunque contemplaba la posibilidad que a los 20 años de cárcel -y dependiendo de la conducta del sujeto- podría revisarse la sentencia para obtener algún tipo de beneficio.

Pero a solicitud de la defensa del imputado, la Corte de Apelaciones de Coyhaique anuló el primer juicio por falta de fundamentación del fallo y ordenó efectuar un segundo juicio oral.

Al nuevo juicio concurrió el Fiscal Jefe de Coyhaique, Luis González Aracena, quien presentó diversas pruebas que incluyeron la declaración de testigos, imágenes, documentos, pericias, informe de autopsia y la propia declaración incriminatoria del acusado, lo que en su conjunto permitió reconstruir la violenta agresión que sufrió la víctima en su domicilio.

El femicidio quedó al descubierto el jueves 9 de febrero en horas de la noche, luego que el imputado escondiera el cuerpo de la víctima en el patio de la casa en que vivían, tapándolo con una alfombra, según lo expuesto en el juicio por el fiscal Luis González.

De acuerdo a lo acreditado ante los jueces del Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal por la Fiscalía, el imputado asfixió con sus manos a su conviviente, luego de una discusión ocurrida en la mañana del domingo 5 de febrero.

Ante las sospechas del grupo familiar, el imputado había desarrollado algunas acciones para simular que la víctima se encontraba con vida, mandando mensajes de texto desde el teléfono de ella a su madre. Al momento de ocurrido el delito, permanecían al interior de la casa dos menores de edad, uno de los cuales es un hijo en común.

El imputado registraba tres condenas anteriores por delitos ocurridos en el contexto de violencia intrafamiliar en contra de la misma víctima e incluso una condena anterior por robo.

Por su parte, la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional también efectuó tareas de apoyo con la familia de la víctima, en el marco de las diligencias que coordinó la Fiscalía Local de Coyhaique.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados