temas del día

Internacional


Sobrino habría descuartizado a familia brasileña en España

Marcos Campos Nogueira y Janaina Santos Américo | 20minutos.es
Publicado por
Envíanos tu corrección

Psicopático, narcisista y falto de “apego a la vida humana”: así presentó este miércoles la Guardia Civil española al joven brasileño que habría asesinado a su tío, la mujer de éste y a los dos niños pequeños del matrimonio.

La Guardia Civil está investigando el macabro asesinato de Marcos Campos Nogueira, su mujer Janaina Santos Américo (ambos de 30 años) y sus dos hijos, de apenas uno y cuatro años.

Los cadáveres de esta familia oriunda de Paraíba (noreste de Brasil) fueron hallados el 18 de septiembre dentro de unas bolsas de plástico en su domicilio de Pioz, una tranquila localidad de unos 4.000 habitantes ubicada a 60 kilómetros al este de Madrid.

Los adultos habían sido descuartizados, y un vecino había alertado del mal olor que emanaba de la casa. La última vez que se vio al padre fue el 17 de agosto.

En una rueda de prensa en la ciudad de Guadalajara, la Guardia Civil dijo tener “multitud de indicios razonables y pruebas indubitadas” de que el sobrino de Marcos, François Patrick Gouveia, fue el autor material del crimen de esta familia “normal, trabajadora y humilde“.

El sospechoso, de cuya autoría dice la Guardia Civil no tener “ninguna duda”, no tenía “ningún tipo de relación con el crimen organizado”. Tampoco hay pistas de que contara con un cómplice o ayudante.

El joven, de 19 años, se encuentra en Brasil desde el 20 de septiembre, y desde el 22 de ese mes pesa sobre él una orden de detención internacional emitida por la justicia española.

Los investigadores explicaron que tenía billete para volver a Brasil el 16 de noviembre. Sin embargo, el 19 de septiembre, 24 horas después de hallarse los cadáveres, cambió apresuradamente su pasaje para regresar al día siguiente.

El muchacho declaró este fin de semana ante la policía brasileña, y se encuentra en libertad. La Guardia Civil dijo no estar en condiciones de explicar esto, y se limitó a decir que cree que “la policía brasileña lo tiene correctamente localizado”.

La Guardia Civil no quiso aventurarse tampoco en el móvil del crimen, señalando que buena parte de la información sigue bajo secreto de sumario y que hay muchos elementos por contrastar.

Según se detalló, el muchacho tenía un pasado violento (agredió gravemente a un profesor en su país), y presenta un perfil de “psicoticismo”, marcado por su “egoísmo”, su “narcisismo” y su “falta de apego a la vida humana”.

Vivió cuatro meses con la familia asesinada en la localidad de Torrejón de Ardoz, muy cercana a Madrid, donde Marcos Campos y los suyos residieron antes de mudarse a Pioz.

Según la Guardia Civil, no tenía oficio alguno. Su tío Marcos era cocinero, y había trabajado previamente en otras ciudades españolas, como La Coruña y Valladolid.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados