Internacional
Eufórico inicio de venta de marihuana recreativa en California
Publicado por: Diego Vera La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“Estamos muy excitados, y un poco nerviosos tambi√©n. Hay tres veces m√°s gente de lo normal”, explica Nicole Salisbury, de 35 a√Īos, propietaria de la tienda de marihuana Green Pearl Organics en Desert Hot Springs.

Se trata del primer d√≠a de venta y de consumo legal de la marihuana recreativa en California, el estado m√°s poblado del pa√≠s que, tras ser pionero de la marihuana medicinal desde 1996, se ha convertido de facto en el mayor mercado mundial legal de la peque√Īa hoja estrellada.

Desde hace varias semanas, el tel√©fono de Nicole no deja de sonar. Ciudadanos de otros estados llaman para decir: “Voy a ir de vacaciones a la regi√≥n, ¬Ņvend√©is marihuana recreativa?”, relata esta treinta√Īera de cabellos bancos que viste una falda de leopardo.

Ocho estados estadounidenses, entre ellos Colorado, el estado de Washington y la capital, han legalizado ya la droga blanda, que sigue siendo ilegal a nivel federal.

Este lunes, en todas las partes del “Estado de Oro” los amantes de la marihuana hicieron cola en los dispensarios abiertos y habilitados para vender esta droga con fines recreativos.

En Green Pearl Organics, el equipo est√° en pie desde las ocho de la ma√Īana informando a los clientes sobre los diferentes productos (concentrados, pasteles de hierba, flores de cannabis calmantes, flores de cannabis euforizantes…).

Tras una ma√Īana tranquila, como suele ser habitual al d√≠a siguiente de las fiestas, la tienda a mediod√≠a est√° llena y los stocks de comestibles comienzan a escasear.

Ahora para comprar cannabis solo hay que tener m√°s de 21 a√Īos y mostrar un permiso de conducir o un carnet de identidad, aunque sea de un estado donde est√© prohibido, y los clientes parten con una bolsa blanca sellada.

‘Todo el mundo sale ganando’

En la sala de espera de Green Pearl Organics, se codean hombres y mujeres de todas las edades, muchos de ellos ciudadanos de esta regi√≥n del desierto californiano, situada a dos horas de Los √Āngeles.

“Es genial no tener que consultar a un m√©dico”, se alegra Andrew Jennings, un texano de 32 a√Īos, que explica que en su estado de origen “no existe ni un solo sitio para comprar cannabis legalmente, con o sin permiso medicinal”.

“Mucha gente cree que consumir marihuana es quedarse en un sill√≥n viendo la tele, pero seg√ļn la variedad y la intensidad que uno toma, puede aumentar la concentraci√≥n”, afirma este barbudo sonriente en pantalones cortos que hace la cola acompa√Īado por su novia, profesora de yoga.

“Entiendo que algunos (piensen que es peligrosa), pero si se vende alcohol en este pa√≠s, entonces se puede vender legalmente marihuana. Adem√°s, eso aporta ingresos fiscales. Nosotros conseguimos buena marihuana que ha sido probada, todo el mundo sale ganando”, se√Īala.

Christina, una terapeuta de 50 a√Īos, ha venido para probar los aceites de cannabis, esperando a que le ayuden a mejorar su equilibrio hormonal y a calmar su ansiedad.

“Pruebo estas medicinas naturales, (pero) no quiero convertirme en una fumadora”, explica esta madre que no quiere que su hijo de 12 a√Īos sepa que compra productos elaborados a partir de marihuana.

Menos “glamour” y rica que la vecina Los √Āngeles, Desert Hot Springs espera convertirse en un destino para enamorados o curiosos de la hierba procedentes de todo el pa√≠s.

Muchos emprendedores compran almacenes para cultivar, como Nicole Salisbury, que cultiva sus plantas en la parte trasera de la tienda mientras trabaja para una red de agricultores.

El ayuntamiento, e incluso la polic√≠a, se muestran favorables a esta industria en pleno auge que, seg√ļn el gabinete de estudios Arcview, deber√≠a aportar 5.800 millones de d√≥lares de aqu√≠ a 2021 en California.

Para Nicole, que abri√≥ su tienda hace dos a√Īos, la legalizaci√≥n llega junto a una victoria personal: “Por fin no me da verg√ľenza decir qu√© es lo que hago en la vida. Antes, decirlo era como si fuera una prostituta”.

URL CORTA: http://rbb.cl/iy9b
Tendencias Ahora