Economía


Importación de instrumentos musicales: ventajas y riesgos para los compradores

Chris Combe | Flickr (cc)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Conseguir un instrumento de calidad es un gran e importante paso para los músicos y aficionados, y en los últimos diez años la capacidad adquisitiva parece haber aumentado en nuestro país, al igual que la variedad de productos a los cuales se puede acceder.

El uso habitual de internet y la mejora en la seguridad de las compras internacionales, han sido catalizadores para abrir esta brecha y salir de las clásicas tiendas nacionales, llegando así a nuevos mercados, sobre los cuales ahora tenemos más conocimiento y de los que podemos obtener productos que antes parecían inalcanzables, pues sólo se podían ver en las configuraciones de grandes artistas de otros países.

Las cosas han cambiado y es común ver a los músicos averiguando en foros internacionales y nacionales, como el caso de Chilemúsicos, un espacio donde personajes de toda edad comparten opiniones y datos útiles a la hora de indagar sobre qué instrumento o accesorio será el más adecuado para obtener lo que se busca en cuanto a sonido y performance.

Tras pasar por un proceso indagatorio, se da el vamos a la compra internacional, las cuales en los últimos meses se han facilitado más en nuestro país, en especial con la apertura del uso la cuenta RUT para transacciones en el extranjero. Algo que antes no era posible.

Lee También: Aprende a comprar por internet al extranjero con Cuenta RUT en MultiCaja

Gerson Guzmán
Gerson Guzmán

En el caso de los instrumentos musicales, se trata mercado abierto que presenta sus ventajas, pero también riesgos, en especial para quienes recién comienzan a familiarizarse con estos negocios.

Uno de los principales problemas que surgen con la inexperiencia es el mal cálculo de los cargos extra, pues con una guitarra, bajo o piezas de batería, el tamaño y precio influirán mucho en el costo final tras pasar por la Aduana de nuestro país, la cual nos cobrará un porcentaje no menor por internarlos.

Lo anterior muchas veces no se aplica a productos pequeños, que pueden pasar como regalos y llegar directo a nuestro hogar sin tener que seguir la cadena de trámites y papeleo aduanero de tributos, pero si recae en los grandes paquetes que traen a los instrumentos, a menos que tengamos demasiada suerte.

Agencia UNO
Agencia UNO

Un proceso adecuado

Según señala El Servicio de Aduanas, las importaciones están afectas al pago del derecho ad valorem, es decir un 6% sobre el valor total de lo que se conoce como CIF, (costo de la mercancía + prima del seguro + valor del flete de traslado), y a esto se le suma el pago del IVA, que corresponde al 19% del monto total (derecho ad valorem + CIF).

Es así como nuestro cálculo sería el siguiente:

Valor CIF: $1.000,00 dólares
Derecho ad valorem (6% de 1.000) = $ 60,00 dólares
IVA (19% de los 1.060,00) $201,40 dolares
Total del pago a la Aduana: $261,40 dólares
Total del instrumento comprado en el extranjero: $1.261,40 dólares

Ahora, si el precio original del producto supera los $1000 dólares, se le debe agregar el pago obligatorio de un Agente de Aduana, el que deberá encargarse de los trámites y el papeleo necesarios para sacar el producto hacia el despacho por Correos de Chile.

En algunos casos, y al no utilizar agente, el comprador debe enviar el ‘conocimiento de embarque original’ o documento que haga sus veces según la vía de transporte (en este caso puede ser un recibo de Paypal), para que el servicio de correos pueda retirar el producto y redirigirlo al domicilio o sucursal cercana.

Al salir de la Aduana el producto pasa a Correos de Chile, quienes actúan como intermediarios y reciben de manos del comprador el pago final de los impuestos, ya sea por transferencia electrónica o en efectivo en las sucursales cercanas (que no aceptan otro medio de pago).

Otro de los problemas que no se suelen calcular es el tiempo de espera, pues un envío internacional de Estados Unidos a Chile se demora unas dos semanas. Sin embargo, este plazo se amplía al llegar a manos de Correos de Chile, donde ‘misteriosamente’ los productos pasan en promedio dos semanas más a la espera de ser entregados, o incluso más en épocas de alta demanda como noviembre y diciembre.

Los tiempos y recargos por flete dependerán también del tipo de envío, por lo que el más recomendable es el Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS), que respeta los encargos con “free shiping” y no cobra una suma exagerada por el servicio, a diferencia de muchas agencias de Courier.

Agencia UNO
Agencia UNO

Riesgos

No parece un proceso tan engorroso, pero aún así está sujeto a riesgos, como el caso de que un producto quede retenido en la Aduana por no tener una factura comercial o declaración de contenido. Y en el caso de querer destrabar el producto, deberemos contactarnos con el vendedor para que envíe este documento que, como mínimo, debe tener el número y fecha, nombre del emisor, domicilio, nombre del consignatario de la mercancía según su especie, tipo o variedad, la cantidad, la unidad de medida, el valor unitario de éstas y el valor total de la venta.

Asimismo hay otro riesgo latente aunque menos común: La pérdida del producto. Hay ocasiones en que un instrumento puede quedar “perdido” en la Aduana, como le sucedió a muchos durante la paralización de funcionarios de 2013, o puede que simplemente no llegue a nuestro país. Lo que se traduce en otro largo trámite para devolución del dinero por parte del vendedor, y que incluso puede terminar simplemente en una pérdida.

Foreign
Foreign

Los importadores

En nuestro país existen algunas empresas que se dedican a hacer todos estos trámites y papeleos exclusivamente en el ámbito de los instrumentos musicales y accesorios para estos.

Pese a la desconfianza que se ha generado en este tipo de importaciones con casos como el de Fuzzbox, empresa que quebró debido a problemas con sus proveedores y dejó a cientos de clientes chilenos sin sus productos, con millonarias sumas por ahora están estancadas en medio de una eventual demanda. Pero aún hay algunas empresas que sí se mantienen funcionando con otros estándares de seguridad para el comprador.

Uno de los casos que han mostrado mayor fuerza en este aspecto es el de Foreign Import, una pequeña empresa penquista que nació formalmente en 2013.

“Foreign lleva formalmente trabajando desde julio del 2013, pero si sumamos el tiempo que traía cosas para mi y mis amigos músico es un poco mas de tiempo. Sobretodo ese periodo previo nos sirvió para conocer el negocio, algunos sistemas logísticos mejores que correos de Chile y bueno, tantear terreno”, señala Giorgio Carniglia, creador de Foreign.

PRS
PRS

Con un cobro que no supera a servicios de importación masivos y que se encuentra bajo las tiendas nacionales de alto stock, se instaló como un recurso para los que no quieren arriesgar pérdidas o simplemente evitar los trámites y la larga espera.

El principal método de funcionamiento de esta empresa es el encargo personal, con un plazo que va de 2 a 3 semanas y que se mantiene con comunicación constante entre importador y comprador.

“Principalmente en lo que hemos tratado de sobresalir sobre la competencia y en general, lo que creemos nos ha hecho conocidos, es la rapidez, usualmente en 2 semanas ya estamos entregando las cosas, algunas veces en 9-10 días. Bueno, además en nuestro rubro también somos músicos, entonces cuando alguien nos pregunta por un instrumento o un efecto, no sólo lo asesoramos en lo “técnico” sino que también tratamos de recomendar alternativas y ahí el último de los puntos que tratamos de que asocien con Foreign que es la honestidad”, indica.

Foreign
Foreign

“La verdad es que no nos interesa vender, vender y vender. Tratamos siempre de entender que es lo que busca el cliente y dar alternativas, y además ser totalmente honestos, porque hay que decir que no siempre todo sale mas barato afuera, hay muchas cosas que no salen muy a cuenta principalmente porque hay que considerar que estamos trayendo al detalle y por avión, entonces ahí también nos ponemos la mano en el corazón y le decimos al cliente: “Amigo, no te sale a cuenta”, y eso y un trato cercano, creemos que son las ventajas que ofrecemos por sobre los demás. Y bueno, lógicamente el entregar una boleta y dar una garantía que ofrece una tienda seria”, agrega.

Además, en este tipo de pedidos existe la salvaguarda de que la empresa responderá en el caso de extravío o daño de los productos durante el viaje, una de las principales preocupaciones para quienes ya llevan tiempo importando, y una de las grandes diferencias con otros métodos de compra.

“Básicamente con nosotros tienes a quien reclamar y que alguien te responda cuando algo no llega, o llega en mal estado. En un principio, cuando traía productos para mi, me paso varias veces que las cosas no llegaron, y fue casi un parto, con tiempos de espera extra que superaban las 3 semanas sólo por el papeleo y largas llamadas telefónicas que no llegaban a una solución rápida”, afirmó.

“Para nosotros, cuando tu pides algo a una importadora que ya tiene una reputación hecha, no sólo se ofrece el producto, sino también todo el apoyo en el ámbito logístico, tiempos de entrega, calidad de lo que recibes, soporte de post venta, etc”, sentenció.

Siempre hay que tener en cuenta que, una compra en el extranjero tiene ventajas y desventajas, por lo que en todo momento habrá un pequeño nivel de riesgo a la hora de comprar, mucho menor en el caso de productos nuevos, y un tanto mayor en el caso de instrumentos usados que, obviamente, no podremos probar antes de adquirir.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)

Destacados