elecciones 2017

Sigue aquí las proyecciones de Radio Bío Bío

Artes y Cultura


Menos es Más: conoce sobre la exhibición de Museo sin Muros en el Museo de Bellas Artes

Cedida
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Celebrando los 15 años del proyecto Museo Sin Muros, hasta el 17 de diciembre se presenta en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) la exposición Menos es Más, con la curatoría de Patricio M. Zárate. La muestra reúne a 18 artistas chilenos contemporáneos que han participado en las exhibiciones del proyecto MNBA Museo Sin Muros en alianza con Mall Plaza.

Menos es más reúne la obra de artistas contemporáneos chilenos de diversas disciplinas como pintura, fotografía, video, objeto e instalación, quienes han participado en exhibiciones individuales y colectivas realizadas en las salas de arte del proyecto Museo Sin Muros, fundado en 2002 a partir de una alianza entre el Museo Nacional de Bellas Artes y Mall Plaza. Esta experiencia museal se inició con la apertura en enero de 2002 de la Sala de Arte Mall Plaza Vespucio en la comuna de La Florida. Al año siguiente se abrió la Sala de Arte Mall Plaza Trébol en Concepción y en 2004 se inauguró la Sala de Arte Mall Plaza Norte en la comuna de Huechuraba, que permaneció abierta hasta febrero de 2009.

El objetivo de esta inédita iniciativa es dar a conocer el arte contemporáneo en toda su amplitud y diversidad, sin limitaciones ni censuras, así como promover un espacio descentralizado, inserto en la comuna, cercano a las problemáticas locales, promoviendo artistas emergentes y con trayectoria. Durante estos años son muchas las temáticas han enriquecido este proyecto, como las de género, étnicas, sociales y urbanas compartiendo renovadas nociones estéticas sobre el cuerpo, la imagen y el objeto, incluyendo experiencias multimediales, sonoras, cine, performance y diseño.

Para el director del MNBA, Roberto Farriol, “esta exhibición permite dar cuenta del apoyo brindado a artistas chilenos cuyos trabajos han renovado las artes visuales desde distintas disciplinas haciéndolas llegar más allá de sus límites, renovando la escena local con nuevas temáticas y soluciones visuales. Por otro lado, Menos es Más es la forma más natural y lógica para celebrar un proyecto tan relevante como Museo Sin Muros, no sólo porque permite acercar el arte a un público masivo, sino porque es una apuesta que instala al Museo en un espacio utilizado por quienes a veces por distintas razones no pueden visitarnos”. Asimismo el administrador del proyecto Museo Sin Muros, Patricio M. Zárate, destaca el sentido de esta iniciativa con la que se pretende “ampliar los conceptos de audiencia y recepción, con el fin de establecer un diálogo directo y cercano, sin prejuicios ni afanes paternalistas. Bajo un concepto educativo amplio donde se confrontan distintas miradas y discursos, se permite un debate abierto para que el arte tenga la oportunidad de abandonar conceptos restringidos, entendiendo la cultura como un proceso transversal y compartido, una experiencia de aprendizaje equitativo”.

“Menos es Más hace referencia a un grupo de artistas que sin mayores pretensiones o cláusulas dieron a conocer sus obras en exposiciones que lograron destacarse por la originalidad de sus propuestas y el rigor de su trabajo. Una generación inquieta que sin aprehensiones, resquemores y tutelas se han abierto un espacio importante y significativo en el arte chileno. Varios artistas comenzaron sus carreras en este espacio, otros en cambio han consolidado un proceso o culminado una etapa de trabajo”, explica Zárate, quien también es curador de la muestra.

La exposición ofrece una mirada a la obra reciente de los artistas seleccionados, dividiéndose en las siguientes secciones:

Imagen errática

Cecilia Avendaño, Andrés Durán, Jorge Pasmiño y Nicolás Sáez.

Un síntoma reiterado en el último tiempo ha sido el predominio de la imagen que ya no puede ser reducida a su condición fotográfica, cinemática, televisiva o medial, sino inclusive todos aquellos aspectos relacionados con el montaje y la posproducción. Los artistas se han movido desde su especificidad académica en torno a los géneros tradicionales del arte, hacia un campo visual expandido, incursionando de pleno en el artilugio de la imagen. Así como la fotografía aún conserva su carácter documental como constatación de lo real, en otros solo se reduce a la articulación y manejo de las distintas mecánicas de edición, producción y montaje, pero abarcando aspectos anteriormente impensados como la escultura, la instalación o el sitio específico.

Objetos transitivos

Víctor Hugo Bravo, Norton Maza, Carlos Montes de Oca, Leonardo Portus y Mario Soro.

Uno de los recursos más recurrentes del último tiempo, además de la fotografía, es el objeto, algo que lo emparenta con los orígenes del arte pobre en Chile en los años 70, la poesía visual y el conceptualismo predominante de los años 80. Las cualidades específicas del objeto permiten reasignar nuevos significados y asociaciones a las obras, sobre todo cuando compadecen en una misma escena, de este modo el valor y definición original pierden su sentido habitual para señalar otra cosa. Estos estados de transición a través de la modificación, desplazamiento o emplazamiento, permiten apreciar de mejor manera discursos y propuestas más complejas, que requieren de la participación y colaboración activa del espectador.

Ruido secreto

Yennyferth Becerra, Margarita Dittborn, Ángelica Pérez y Katya Sepúlveda.

Sin pretender construir un discurso sobre los géneros o lo que hoy entendemos por feminismo, distintas declaraciones se han instalado en este espacio cuando hablamos de mujer, versiones equidistantes unas de otras, pero con un trasfondo común. De alguna forma el silencio o la omisión de otras épocas ha dado paso a opiniones beligerantes, una especie de murmullo generalizado, un ruido secreto que comienza a expandirse y proliferar en distintas direcciones, desde las más cautelosas y vigilantes hasta las más activistas y militantes. Premisas que comienzan cuestionando la heterosexualidad normativa, el sistema cultural y social dominante, especialmente los roles determinados por las relaciones entre lo masculino y femenino.

Inversión crítica

Nicolás Franco, Ricardo Fuentealba, Ignacio Gumucio, Liliana Iturriaga y Javier Rodríguez.

El abandono del canon requiere de un cierto grado de inversión, en el sentido de modificación, alteración y transformación de las prácticas habituales de la enseñanza artística. La subversión respecto de las premisas de la tradición artística como el dibujo, la pintura, la escultura y la fotografía, más que desacreditar una normativa, buscan replantear una condición estética viciada o desgastada. Cuando existe cierta incomodidad es necesario buscar una situación factible, en la que sea posible ejercer sin malestar ni fastidio, sobreponiéndose a aquello que se reitera en demasía; ideas rebuscadas y cansadas que más que abrir el apetito aumentan el tedio y la indiferencia. Varios de estos artistas se han dedicado a replantear las afirmaciones y supuestos habituales del arte, sobreponiéndose a las categorías tradicionales, transgrediendo los límites para incursionar en nuevas formas de hacer y producir.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados