Internacional


Grandes grupos de la City advierten sobre riesgos de un “Brexit”

Erik Lamela
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los directivos de más de un tercio de las mayores empresas británicas advirtieron el martes a los electores que salir de la Unión Europea (UE) constituiría una amenaza para el empleo y pondría en jaque a la economía.

Un total de 198 ejecutivos -entre ellos el presidente de BAE Systems, Roger Carr; el presidente ejecutivo de BP, Bob Dudley; y el jefe de McLaren, Ron Dennis- publicaron en el diario The Times una carta de apoyo al acuerdo logrado por el primer ministro David Cameron para una reforma de la UE.

Ese acuerdo mejora la competitividad de la UE, señalan los ejecutivos, que llaman a los británicos a votar por la permanencia del país en el bloque en el referéndum convocado para el 23 de junio.

“Tras la renegociación del primer ministro, creemos que lo mejor para el Reino Unido es permanecer en una Unión Europea reformada”, apuntan.

Dejar la UE desalentaría las inversiones, amenazaría el empleo y pondría en peligro la economía. El Reino Unido será más fuerte, más seguro y más rico como miembro de la UE”, advierten.

La carta constituye un respaldo al conservador Cameron, cuya campaña por el Sí se vio sacudida el fin de semana por el pronunciamiento del carismático alcalde de Londres, Boris Johnson, de su mismo partido, a favor del “Brexit” (el “Britain Exit”, o salida del país de la UE).

Ese alineamiento provocó el lunes una fuerte depreciación de la libra esterlina frente al dólar, hasta su mínimo nivel en siete años.

Entre los signatarios se incluyen 36 presidentes o directores de las 100 grandes empresas del índice FTSE-100 de la Bolsa de Londres.

Esos 36 grupos -entre los que se cuentan igualmente la compañía de telefonía Vodafone, los grandes almacenes Marks and Spencer y la aerolínea EasyJet- emplean a 1,2 millones de personas en todo el mundo.

También se sumaron a la iniciativa los dirigentes de Europa de grandes grupos estadounidenses, como Goldman Sachs.

“Las empresas necesitan un acceso sin restricciones al mercado europeo de 500 millones de personas para seguir creciendo, invertir y crear empleos”, insisten.

Un voto negativo de los británicos el 23 de junio significaría la primera salida de la historia de un Estado miembro de la UE, compuesta actualmente por 28 países.

Otras empresas, ausentes de la lista

Sin embargo, los partidarios del “Brexit” hacen notar que muchos otros grandes grupos empresariales emblemáticos -como los supermercados Tesco o Sainsbury’s y los bancos RBS y Barclays- no figuran entre los firmantes y acusan a Cameron de “acosar” a los empresarios para obtener apoyos.

“La verdad es que a pesar del acoso del primer ministro, que no tiene ninguna experiencia empresarial real, son otros los factores que determinarán la continuidad del éxito de las inversiones y del crecimiento de las empresas británicas “, declaró Richard Tice, uno de los fundadores del grupo “Leave.EU” (“Dejar la UE”).

“El ‘Brexit’ reducirá las cargas y los costos de innecesarias regulaciones, lo que podrá crear más empleos, y no reducirlos”, alega.

El supermercado Tesco indicó en un comunicado que se abstendría de todo comentario sobre la consulta del 23 de junio.

La decisión sobre la permanencia en la UE “incumbe al pueblo británico” se limita a señalar Tesco, agregando que cualquier sea el resultado, se atendrá a su misión de “servir a su clientela”. También Sainsbury’s dijo que el referéndum es “un asunto del pueblo británico”.

La agencia de calificación de solvencia financiera amenazó con colocar en “perspectiva negativa” la actual nota de la deuda británica (AA1) en caso de una victoria del No a Europa.

Seis ministros se pronunciaron pese a todo por la salida de la UE y, según algunos informes, un tercio de los 330 parlamentarios conservadores podrían hacer campaña por el “Brexit”.

El Times publica igualmente una carta de la secretaria general del “Trade Union Congress”, la confederación de sindicatos británicos, Frances O’Grady, a favor de la permanencia en la UE.

Lo contrario supondría jugar “con los derechos y la protección de la que dependen los trabajadores británicos”, advierte.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados