Internacional
Espanto en M√©xico por caso de menores que torturaron y mataron a un ni√Īo de 6 a√Īos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El tr√°gico caso de cinco menores que durante un aparente “juego” torturaron y asesinaron a un ni√Īo de seis a√Īos en el norte de M√©xico ha conmocionado al pa√≠s y desatado la alarma sobre el impacto de la violencia vinculada al narcotr√°fico en los infantes.

Seg√ļn el estremecedor relato de la fiscal√≠a del fronterizo estado de Chihuahua, la v√≠ctima, Cristopher Raymundo M√°rquez, estaba “jugando” el jueves con un grupo de vecinos -dos ni√Īas de 13 a√Īos, un ni√Īo de 11 y dos adolescentes de 15- cuando se dieron los macabros acontecimientos.

Sus vecinos “lo amarraron y le pusieron una vara en el cuello con la que lo semi asfixiaron”, se√Īal√≥ la fiscal√≠a.

Cuando cay√≥ al suelo, “le arrojaron piedras, le encajaron una navaja en la espalda y una vez sin vida lo arrastran hasta donde depositan el cuerpo”, una excavaci√≥n superficial que cubrieron con tierra, maleza y un animal muerto “para que no llamara la atenci√≥n”, a√Īadi√≥.

El asesinato ocurri√≥ mientras los menores “jugaban al secuestro”, seg√ļn medios locales de Chihuahua, una regi√≥n azotada desde hace a√Īos por el crimen organizado.

La madre de Cristopher denunci√≥ el viernes su desaparici√≥n y el s√°bado las autoridades hallaron el cad√°ver del ni√Īo en el cauce de un arroyo en las afueras de la ciudad de Chihuahua, la capital estatal.

Entorno de “violencia extrema”

Para la fiscal√≠a chihuahuense, este crimen “constituye m√°s que un problema polic√≠aco, un factor de descomposici√≥n social” y de “p√©rdida de valores”.

En esta regi√≥n, a 1.400 km de Ciudad de M√©xico, miles de personas han muerto en los √ļltimos a√Īos en el marco del combate militar a los c√°rteles de la droga.

Su urbe más poblada, Ciudad Juárez, es recordada porque llegó a ser el epicentro de la violencia del narcotráfico en México a raíz del feroz enfrentamiento entre los cárteles de Juárez y de Sinaloa.

Con frecuencia, los noticieros y los diarios regionales están dedicados a los crímenes de estas organizaciones que también se financian con secuestros y extorsiones a comerciantes y pobladores.

Los cinco menores implicados en el asesinato “son v√≠ctimas de un entorno de violencia extrema”, estim√≥ para la AFP Juan Mart√≠n P√©rez, director ejecutivo de la ONG Red por los Derechos de la Infancia, quien asegura que en M√©xico existe una “presencia fuerte y cultural del crimen organizado y la ausencia de cultura de legalidad”.

Los ni√Īos “reflejan lo que est√°n viviendo cotidianamente” ante la ausencia de espacios para expresar y digerir el “ba√Īo de sangre” al que est√°n expuestos, dijo.

Es un crimen “que rebasa una lectura de un caso criminal” y “rebasa la b√ļsqueda de culpables”, consider√≥ de su lado Sandy Poir√©, directora de protecci√≥n integral de la organizaci√≥n Save the Children.

La activista dijo que este problema tiene que ver con la manera en que se maneja la información sobre la violencia en el país haciendo explícitos asesinatos con cada vez más altos niveles de crueldad.

Las familias necesitan “apoyo para desarrollar patrones de crianza alternativos y no que reproducen la violencia”, a√Īadi√≥.

Una adolescente de 17 a√Īos, tambi√©n de Chihuahua, envenen√≥ y prendi√≥ fuego a sus padres adoptivos en 2013.

Justicia o venganza

Las autoridades averiguaron la implicaci√≥n de los cinco menores en este asesinato luego de que, durante los interrogatorios de rutina, “cayeron en una serie de contradicciones y terminaron por decir la forma en que lo privaron de la vida”, explic√≥ la fiscal√≠a.

Los cinco menores fueron detenidos como probables responsables del homicidio. Las autoridades prev√©n ejercer acci√≥n penal contra los adolescentes de 15 a√Īos, mientras que los menores de 11 y 13 a√Īos ser√°n puestos en tutela p√ļblica para investigar una posible omisi√≥n de cuidados.

De ser hallados culpables, s√≥lo los adolescentes podr√°n ser recluidos, mientras que los otros tres menores “recibir√°n otra clase de sanciones al ser inimputables”, explic√≥ Esparza.

Conmocionada, la madre de Cristopher, Concepción Mora, no da crédito a la versión de que el crimen fue durante un juego.

“Es il√≥gico que sea un juego. Si a esas vamos, entonces yo juego y a ver c√≥mo les va a ellos. ¬°Que paguen por la vida de mi hijo!”, clam√≥ el domingo durante una procesi√≥n a la que se sumaron familiares y vecinos indignados.

“Queremos vengarnos. Si no nos hacen justicia nos vamos a vengar”, afirm√≥ una t√≠a de Cristopher tras el sepelio.

URL CORTA: http://rbb.cl/c9wz
Tendencias Ahora