Notas


Artista porteña es la ganadora del Premio Arte Joven MAVI/Minera Escondida 2013

“Revestir 2″.María Fernanda Guzmán. Primer Premio MAVI
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La escultura de cerámica “revestir 2” de María Fernanda Guzmán fue escogida como la ganadora del primer lugar del VIII concurso Premio Arte Joven Mavi-Minera Escondida. Además, la artista de Valparaíso se quedó con la Mención Honrosa destinada a participantes de regiones. El certamen se realiza por octavo año, y es organizado por el Museo de Artes Visuales y presentado por Minera Escondida, operada por BHP Billiton.

Por octavo año consecutivo, Premio Arte Joven Contemporáneo Mavi – Minera Escondida galardonó a cinco artistas chilenos que se atrevieron a formar parte de la exigente convocatoria del concurso, y así de dar a conocer sus talentos y trabajos. La premiación se realizó la noche del viernes 17 de enero en el Museo de Artes Visuales (MAVI) ubicado en Santiago, a la cual asistieron los 30 artistas preseleccionados.

El certamen que se realiza desde el año 2006 es organizado por el Museo de Artes Visuales (MAVI) y presentado por Minera Escondida, operada por BHP Billiton; y nace el propósito de promover la creación entre los nuevos talentos que existen en el medio profesional de las artes visuales chilenas, el concurso se ha instalado como una oportunidad única y un referente para los que están comenzando.

En su versión 2013, fueron 379 los artistas provenientes de todo Chile los que postularon con diferentes y particulares obras de arte. Algunos de los trabajos llegaron desde grandes ciudades como Iquique, Valparaíso, Rancagua, Talca y Concepción, pero también de sectores como Linares, Gorbea, Coihueco, Melipilla, Castro y Curanilahue, por nombrar algunos. El concurso también recibió participaciones de chilenos con residencia en el extranjero, como Seattle y Valencia.

Para Alejandra Garcés, Coordinadora de Asuntos Corporativos de BHP Billiton Cobre, “los jóvenes artistas han demostrado su interés en participar de este certamen y, por ende, de ser parte de esta importante plataforma que los ayuda a dar a conocer sus trabajos y profesionalizar sus carreras. Por eso, estamos muy contentos de acompañar a Mavi por octava ocasión y esperamos sean cada vez más quienes se animen a compartir sus talentos, ideas y habilidades artísticas”.

Por su parte, Beatriz Salinas, Productora General del Museo MAVI y Comisaria del concurso, asegura que “el concurso se encuentra en momento de consolidación, varios de los artistas que han ganado ya están plenamente vigentes en el circuito artístico nacional y con muchas posibilidades de empezar a trabajar en el extranjero”:

El jurado integrado por los artistas Cristián Salineros, Rodrigo Bruna y Teresa Gazitúa, María Irene Alcalde, curadora Colección MAVI, y como jurado internacional, el académico y curador argentino, Rodrigo Alonso; fueron los encargados de recibir y revisar cada uno de los trabajos, que mostraron algunos estilos que se diferenciaron a los concursantes de años anteriores. Cristián Salineros explicó la importancia del premio MAVI:

GANADORES

Dentro de los 30 trabajos preseleccionados, los cuales forman parte de la exposición que estará abierta hasta el 23 de febrero en el Museo de Artes Visuales (MAVI), destaca la presencia de diversas técnicas artísticas: instalaciones con video y sonido, pinturas, fotografías, esculturas, dibujos, entre otros.

En esta ocasión, la ganadora del Primer Premio MAVI fue para María Fernanda Guzmán, por su escultura de cerámica “revestir 2”. La artista es de Valparaíso (32 años y Licenciada en Artes Visuales de la Universidad de Chile) y cuenta que su trabajo nace a partir de una reflexión acerca de una acción cotidiana, que es el hecho de cubrir los objetos mobiliarios con pequeños manteles tejidos a crochet. “Es un acto que al parecer no cabe duda morirá con nuestras abuelas. Por eso con una pieza cerámica, que permite reproducir fielmente un objeto, pretendo re significar este acto mediante el absurdo, el objeto ha sido devorado por el paño, corroído por el adorno”, explica. Además de ganar el Primer Premio y $3.000.000, María Fernanda Guzmán también obtuvo la mención honrosa ($300.000) dedicada especialmente a participantes de regiones. Guzmán expresó la relevancia que tiene este tipo de concursos:

El segundo Premio Minera Escondida recayó en Miguel Soto, quien recibió $2.000.000 por su obra “Por Presunta Desgracia”. El joven de 23 años es Licenciado en Arte de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y presentó una alfombra de seda cubierta casi en su totalidad por un bloque de hormigón, dejando ver sólo sus extremos. En palabras de su autor, el trabajo “surge como una alusión al dicho popular ‘esconder la mugre bajo la alfombra’, generando un objeto que no es capaz de esconder nada más que su propia superficie y diseño cubiertos por el hormigón. ‘Por Presunta Desgracia’ se establece como una prevención a que algo pueda ser escondido, que existan secretos o misterios. Es una sepultura o una falsa coraza que no hace más que acentuar la condición frágil de dicho objeto”. Miguel Soto también participó de la exhibición de Premio Arte Joven Contemporáneo Mavi – Minera Escondida en 2012.

El tercer premio ($1.000.000) se lo llevó Benjamín Ossa con su instalación “Cuatro líneas / Una teoría”. Licenciado en Artes Visuales mención pintura de la Universidad Finis Terrae, explica su proyecto: “Se basa en una experiencia temporal mediante luz, espacio y color. Un dibujo geométrico expresado en cuatro semicírculos, se establece como una herramienta efectiva y ultra concreta para abrir vías alternativas; sensoriales de interacción y comprensión del color”.

Las otras menciones honrosas ($300.000 cada una) fueron entregadas a “Dicen que dormir poco puede matarte”, de Nicolás Astorga; y “La autonomía”, de José Miguel Marty.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados