temas del día

Notas


Así funciona el “secuestro virtual” en México y otros países

Ministerio TIC Colombia (CC) | Flickr
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Suena el teléfono y un desconocido te informa que tiene secuestrado a tu hijo o que tú mismo corres peligro. Te extorsiona haciéndote creer que estás en sus manos pero, en realidad, estás siendo víctima de un engaño telefónico conocido como “secuestro virtual”.

Este es el delito que padecieron en México los cuatro integrantes de la banda española Delorean, que el domingo recibieron una llamada que les advertía que estaban en riesgo y les conminaba a trasladarse a otro hotel, donde posteriormente se les hizo creer que estaban raptados y a partir de lo cual pidieron un rescate a sus familiares.

Una semana antes, un empresario también español fue liberado en México tras haber estado unas 20 horas autorretenido pensando que era presa del temido grupo narcotraficante Los Zetas.

Esta artimaña también es utilizada en Argentina, donde el ex presidente del equipo de fútbol Racing Club, Fernando Marín, fue engañado por delincuentes que imitaron la voz de uno de sus hijos alertándole que había sido tomado como rehén, cuando en realidad el joven dormía en su casa con el telefóno celular apagado.

Estos son sólo algunos de los más recientes casos públicos de “secuestro virtual”, un delito que empezó a registrarse hace unos diez años en América Latina y se ha convertido en una práctica extendida en países como México y Argentina.

“Es una especie de secuestro rápido virtual, que normalmente realizan delincuentes desde dentro de los penales con sus celulares, conectados con personas de afuera para capturar el dinero”, explicó a la AFP Raúl Benítez Manaut, experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM, pública).

Benítez Manaut explica que se trata de un “negocio fácil” para los reclusos que, generalmente, llaman al azar a números de la guía telefónica y hacen creer a sus víctimas que tienen a sus hijos secuestrados reproduciendo, en muchas ocasiones, el llanto grabado de un menor.

Normalmente, no hay contacto entre los supuestos captores y sus víctimas aunque, en algunas ocasiones, pueden darse encuentros puntuales.

El experto cree que “ya es muy difícil hacer este tipo de secuestro con los mexicanos porque ha habido mucha concienciación” debido a las múltiples campañas gubernamentales que recomiendan que en estos casos se debe colgar de inmediato el teléfono.

Esto ha hecho que el “secuestro virtual” se haya “sofisticado” tomando como rehenes a desinformados visitantes extranjeros, advierte Samuel González, un ex fiscal antidrogas de México.

“Si usted estuviera en España o en Francia, probablemente no creería la llamada, pero si está en México y le dicen que está en peligro, pues claro que lo cree y ese es el componente psicológico de este secuestro”, afirma González.

En un México azotado por la violencia del narcotráfico, González cree que gran parte de los 105.000 secuestros que se ha estimado oficialmente que hubo en 2012 fueron “virtuales”.

Para combatir el auge de este delito, el experto pide que el gobierno sea más firme en combatir la corrupción en las cárceles, pida cooperación a las empresas telefónicas y persigua a las personas que colaboran en la policía, hoteles y restaurantes.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados