Notas


Un coronel desertor confirma las defecciones en el ejército sirio

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Un coronel sirio desertor confirmó a la AFP las defecciones en el ejército y aseguró haber protegido a los habitantes de Jisr al Shughur cuando las tropas sirias asaltaron el domingo esta ciudad al noroeste del país.

“En Jisr al Shughur el ejército sirio avanzaba con las unidades de infantería delante y los tanques detrás. Traté de proteger a los civiles”, declaró a la AFP el coronel Husein Harmush, refugiado desde el jueves en la frontera turca, cerca de la localidad de Güveççi.

“Conmigo, hubo grupos (de soldados) que desertaron”, continuó el oficial. “No disponíamos nada más que de armas ligeras y minas. Pusimos trampas al ejército sirio para retrasarlo y permitir a los civiles que huyeran y abandonaran la ciudad”, agregó.

Varios testimonios habían ya informado de enfrentamientos entre diferentes facciones del ejército en esta ciudad de 50.000 habitantes, sometida a una fuerte represión desde hace algunos días.

Uno de estos testimonios informó de combates entre cuatro tanques disidentes y el resto de las tropas leales al régimen del presidente Bashar al Asad.

El oficial, ahora vestido de civil pero que se identificó presentando su tarjeta de identidad militar, afirmó que aprovechando un permiso huyó el jueves de Damasco en dirección a la frontera turca, donde se ha instalado con su familia.

Este militar aseguró que abandonó el ejército por los “ataques contra civiles inocentes” y se mostró convencido de que a todas las ciudades a las que fue enviado para sofocar protestas contra el régimen, los manifestantes estaban desarmados.

“El ejército ha recibido orden de impedir a cualquier precio las manifestaciones y de hacer callar a la gente. Nos ordenaron disparar contra la gente si las manifestaciones continuaban”, explicó.

“No acepté las órdenes”, dijo el coronel, relatando lo que sí hicieron otros soldados. “He visto tanques disparar contra ciudades, he visto tirar a la artillería, helicópteros disparar con armas automáticas”, explicó.

Harmush dice que otros oficiales se han puesto en contacto con él y que espera que también abandonen el ejército, aunque es una decisión difícil. “Numerosos oficiales y soldados quieren desertar, pero no lo hacen por miedo a que los maten, a ellos o a sus familias”, insistió.

“Un agente de los servicios secretos recibió la orden de matar a civiles y no lo hizo. Su esposa fue violada”, denunció el militar.

El coronel Harmush confirmó también que junto a las tropas sirias están actuando soldados iraníes y milicianos del grupo armado libanés Hezbolá. “Les he visto en acción. He visto francotiradores iraníes y de Hezbolá que disparaban contra la muchedumbre” en Damasco.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados