Notas


Minsal focalizará esfuerzos en desincentivar el consumo de tabaco en los jóvenes

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La disminución del consumo de tabaco y del alcohol, el manejo de la obesidad y de las enfermedades de salud mental serán las cuatro metas sanitarias de Chile para el período 2010 – 2020, según afirmó el ministro de Salud, Jaime Mañalich, al inaugurar el taller “Ley de Control de Tabaco y su verdadero impacto en la salud pública chilena”, organizado por el Círculo de Periodistas del sector.

El secretario de Estado dijo que “al año 2009 en octavo básico fumaba 1 de cada 5 niños, y al egresar de educación media el 41% de los jóvenes ya es adicto. Por ello, una de las metas sanitarias para el período 2010 – 2020 será disminuir a la mitad ese indicador”.

Respecto a la efectividad de la advertencia que circula en las cajetillas, Mañalich dijo que por estar destinada a quienes ya son adictos, “no es una medida del todo efectiva a menos que haya un esfuerzo enorme en usar esa publicidad cambiando la advertencia y evaluándola para ver cuál causa más impacto. La educación debe estar destinada principalmente a quienes aún no son fumadores porque dejar la adicción es muy difícil y caro”.

Refiriéndose a los recursos que cada año el Estado de Chile debe destinar al tratamiento de enfermedades de las personas fumadoras – sin considerar el daño a la salud de los fumadores pasivos – el ministro Mañalich aseguró que son mil cien millones de dólares que representan un sexto del presupuesto total del sector.

Gracias a diversas acciones y medidas como el plan AUGE, “hoy mueren menos personas como consecuencia del consumo de tabaco, pero el número de personas que enferman está aumentando progresivamente”, aseguró la máxima autoridad sanitaria nacional.

Consultado sobre las medidas que se aplicarán para avanzar en el logro de los objetivos sanitarios al año 2020, el ministro dijo que “si se sabe que subir el impuesto al tabaco produce una disminución del consumo, subamos el impuesto al tabaco. Si además se sabe que subir más ese impuesto a los fumadores jóvenes, subamos más el impuesto a los cigarrillos que fuman los jóvenes. Si tenemos que combatir frontalmente el consumo de alcohol, las penalidades por conducir bajo el efecto del alcohol tienen que aumentar. Tenemos que discutir el impuesto adicional a la graduación alcohólica: a mayor grado alcohólico mayor impuesto”.

Otra forma de abordar los cuatro objetivos sanitarios presentados por el ministro Mañalich será la certificación de escuelas y ambientes de trabajo saludables.

En el primer caso, junto con el Ministerio de Educación se ha diseñado una política que permitirá exigir al menos 6 horas semanales de actividad física, desincentivar la disponibilidad de comida de baja calidad, y tener un catastro de la cantidad de niños que fuma y que consume alcohol. Esta información se traducirá en parámetro para medir si un establecimiento educacional es o no saludable y para promover los cambios necesarios en aquéllos que lo requieran.

“Este año los establecimientos podrán sumarse voluntariamente. El 2011 será obligatorio, todos los colegios deberán mostrar su sello de escuela saludable. Hemos propuesto al ministro de Haciendo que a futuro el subsidio escolar varíe de acuerdo al carácter saludable o no de la escuela”, explicó Mañalich.

Un proceso similar se ha iniciado con el Ministerio del Trabajo para incentivar los ambientes de trabajo saludables y certificar a las empresas que protegen la salud de sus trabajadores.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados