Vida Actual
Jueves 31 octubre de 2019 | Publicado a las 12:19 · Actualizado a las 15:51
Hasta que el contrato nos separe: la modalidad de los "Matrimonios de Prueba"
visitas

Uno de los argumentos más fuertes para no aprobar la Ley de Divorcio en Chile a principio de la década de 2000 era que esta supondría la destrucción del matrimonio en el país.

Sin embargo, como mencionó a La Tercera, Viviana Salinas, demógrafa y socióloga del Instituto de Sociología de la Universidad Católica, se generó un efecto contrario, puesto que muchas personas concurrieron a contraer el vínculo, ya que en muchos casos eran segundas nupcias o accedieron ya que tenían la opción de optar a un divorcio.

Pixabay | Pexels
Pixabay | Pexels

Pero, ¬Ņqu√© pasar√≠a si en Chile tuvi√©ramos una opci√≥n m√°s avanzada para el matrimonio? Una oportunidad de tener un matrimonio con fecha de caducidad, un matrimonio de prueba.

La encuesta

Seg√ļn comenta Hola, la idea de un ‚Äúmatrimonio de prueba‚ÄĚ nace de la encuesta que realiz√≥ la cadena USA Network para lanzar su serie ‚ÄúSatisfaction‚ÄĚ que trata sobre una acomodada pareja de los suburbios americanos que luego de una serie de eventos, decide tomar arriesgadas decisiones en su matrimonio jugando con fuego.

El proceso se realiz√≥ con una consulta a 1.000 americanos entre los 18 y los 49 a√Īos, a quienes se les consult√≥ si era apropiado dar otro paso previo antes de firmar un contrato como el matrimonio, vitalicio y sin condiciones.

Pexels
Pexels

La respuesta, un 52% de los encuestados cre√≠a que deber√≠an pasar por un ‚Äúmatrimonio de prueba‚ÄĚ antes del matrimonio real, as√≠ como el 32% consideraba que el matrimonio deb√≠a ser como un cr√©dito hipotecario, que te permite renegociar la tasa cada cierto tiempo.

Adem√°s, un 40% de las personas consideraban que la muerte no deber√≠a ser el punto final del amor, as√≠ como un 56% estaba de acuerdo en que un matrimonio sigue siendo exitoso cuando han tenido unos a√Īos de felicidad, aunque no sea eterno.

Entonces, bajo estos resultados se plantean los ‚Äúmatrimonios de prueba‚ÄĚ, porque si hasta Google fue durante varios a√Īos una versi√≥n beta, por qu√© no probar con un ‚Äúmatrimonio beta‚ÄĚ, un modelo de contrato de pareja que implica dos a√Īos de prueba, comenta El Pa√≠s.

Hasta que el contrato nos separe

Tener un matrimonio de prueba implica que una pareja puede establecer el vínculo, sin embargo, una vez que se cumple el plazo, pueden decidir si tiene voluntad de continuar o finalizar el contrato establecido.

Pixabay | Pexels
Pixabay | Pexels

El objetivo, evitar las cargas de trabajo por juicios de divorcio, que es lo que plante√≥ el Partido de la Revoluci√≥n Democr√°tica (PRD) en 2011, cuando propuso establecer que el contrato de matrimonio estableciera la duraci√≥n de este en un periodo no menor a 2 a√Īos.

Sin embargo, la propuesta no fue acogida al igual que en Alemania, cuando en 2007 la Uni√≥n Social Cristiana propuso que el periodo de prueba fuera de siete a√Īos, para una reevaluaci√≥n de la uni√≥n por parte de los c√≥nyuges.

Acorde a lo indicado por El Pa√≠s, la abanderada por la reforma, Gabriele Pauli, declaraba “El matrimonio no est√° ah√≠ para ofrecer seguridad, sino que deber√≠a ser una muestra de amor”, aunque no prosper√≥ con la propuesta.

La solución a la burocracia

El matrimonio de prueba no sólo sería una solución a las dificultades que se presentan en un divorcio, como la espera del tiempo que implica realizar el proceso o que las partes logren un acuerdo, el desgaste emocional del proceso que implica, sino que también tendría otras ventajas.

Por ejemplo, tener un matrimonio a prueba implica tener la libertad de terminar sin el trauma que esto puede conllevar, porque si bien, renovar sería un impulso de romanticismo en una relación y terminar en estas circunstancias determinaría que no es una traición separarse, plantea la periodista Vicki Larson en Hola.

En este punto la profesional, autora de “El nuevo s√≠ quiero: redefiniendo el matrimonio para esc√©pticos, realistas y rebeldes”, destaca que “todav√≠a hay mucha verg√ľenza y muchos juicios de valor alrededor de quienes buscan otras formas de uni√≥n, como los matrimonios abiertos, o incluso de quienes se divorcian. Si todo el mundo tuviera que personalizar su contrato marital bas√°ndose en sus valores y objetivos, ese estigma, esa verg√ľenza y esos juicios desaparecer√≠an”, recoge El Pa√≠s.

Aunque la propuesta no ha tenido una buena recepci√≥n en los lugares que se ha intentado establecer, resolver√≠a problemas como un costoso divorcio o la inseguridad de finalizar una relaci√≥n, por miedo a lo que venga despu√©s, por lo que ser√≠a una nueva opci√≥n para ser pareja… por dos a√Īos, pero pareja.

Tendencias Ahora