Sociedad
¬ŅC√≥mo manejar los rumores de oficina para que no afecte el rendimiento de los trabajadores?
Publicado por: Bernardita Villa La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

No hay manera de evitarlo: independientemente de si se trabaja para una empresa grande, mediana o peque√Īa, los rumores en la oficina son un hecho de la vida laboral y, para un jefe, es muy importante saber cu√°ndo se pasa de una charla inofensiva a algo m√°s corrosivo.

A continuación, se presentan seis consejos para ayudar a abordar este eficazmente sin empeorar la situación.

En primer lugar, se recomienda mantener una pol√≠tica de puertas abierta. ‚ÄúLos empleados necesitan saber que su jefe est√° disponible para poder acercarse a √©l y transmitirle sus inquietudes y preocupaciones. Sin embargo, son muchos los empleados a los que todav√≠a les cuesta dar el primer paso y, por ello, es importante que sea el responsable quien tome la iniciativa y se siente con ellos en forma regular para ponerse al d√≠a y entender cu√°l es el ambiente entre los empleados‚ÄĚ, asegura Karina P√©rez, directora de Robert Half en Chile.

Como segundo consejo es importante proporcionar informaci√≥n clara y franca a los empleados. Esto es particularmente relevante en tiempos de cambio, cuando los rumores de oficina tienden a extenderse a un ritmo m√°s acelerado. ‚ÄúMediante el silencio, no se consigue nada. Cuando existe informaci√≥n relevante que afecta a los trabajadores es m√°s eficiente crear un ambiente de transparencia y confianza y evitar retenerla‚ÄĚ, indica P√©rez.

associationsnow.com

En tercera instancia, si efectivamente el gerente descubre que existe un rumor, lo recomendable es abordarlo con la mayor rapidez. Karina P√©rez asegura que ‚Äúsi se trata de un rumor sobre la empresa o acerca de un empleado en particular, no espere para ver si se apaga por s√≠ solo. Los sentimientos negativos creados por el rumor solo da√Īar√°n la moral de los afectados. La adopci√≥n de medidas inmediatas para abordar el problema desde la ra√≠z ayudar√° a los empleados a que se sientan seguros en su entorno de trabajo y se mantengan enfocados en sus labores‚ÄĚ.

La cuarta recomendaci√≥n tiene que ver con el reconocimiento a ciertos empleados. Cuando se tiende a reconocer o favorecer a un miembro del personal por sobre los dem√°s, pueden darse rumores hirientes. Por el contrario, si se demuestra a los empleados que se valora la colaboraci√≥n y la participaci√≥n de todos y se reconoce el buen desempe√Īo general, el equipo estar√° motivado para cumplir sus objetivos.

‚ÄúEs menos probable que existan rumores sobre ciertos empleados en particular si todos sienten que su trabajo es apreciado‚ÄĚ, completa la experta.

En quinto lugar, es importante aclarar cu√°les son las funciones individuales. Los desacuerdos y las “guerras territoriales” a menudo son el resultado de que los miembros del equipo no comprendan plenamente los roles que juegan sus colegas durante un proyecto. Sea expl√≠cito cuando asigne tareas y aseg√ļrese de que todo el mundo sea consciente de la cadena de mando. Esto ayudar√° a evitar malos entendidos y, a la vez, mejorar√° la productividad.

Por √ļltimo, como jefe¬†y responsable del grupo, debe predicar con el ejemplo. ‚ÄúUna de las mejores maneras de lidiar con los rumores desde la gerencia es comport√°ndose como un modelo a seguir‚ÄĚ, comenta la directora de Robert Half en Chile. No propague rumores y evite criticar a sus superiores frente a los miembros del personal. Los supervisores que sean capaces de demostrar integridad, respeto y coherencia lograr√°n inspirar a sus empleados.

Incluso los rumores aparentemente inofensivos pueden afectar la moral de los empleados, lo que podría llevar a una disminución de la productividad y a problemas de retención de talentos. Un jefe inteligente será capaz de adelantarse a esta situación mediante la comunicación con los empleados, enfrentando los rumores y dando ejemplo con un estilo de liderazgo basado en la apertura y la confianza.

URL CORTA: http://rbb.cl/eftw
Tendencias Ahora