Sociedad
Martes 11 septiembre de 2018 | Publicado a las 11:13
Inseguro, "d√©bil mental" y acomplejado por su intelecto: as√≠ era Pinochet seg√ļn expertos
Publicado por: Camilo Suazo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La figura del general Augusto Pinochet contin√ļa desatando todo tipo de pasiones entre los chilenos, especialmente durante cada aniversario del 11 de septiembre de 1973, fecha en la que lider√≥ un golpe de estado que derroc√≥ al presidente Salvador Allende.

Dotado de un carácter fuerte, el dictador se convirtió en uno de los personajes más trascendentales de la vida política de Chile del siglo XX, tanto para sus partidarios como también para sus detractores.

Es así como diversas publicaciones se han adentrado en la figura de Pinochet, buscando las claves para comprender la personalidad de quien estuvo a cargo de Chile desde 1973 hasta 1990.

El diagn√≥stico psiqui√°trico del militar aparece en el libro “P√°ginas en Blanco”, en el que seis autores cuentan lo que ocurri√≥ en el Palacio de la Moneda el d√≠a en que se llev√≥ a cabo el golpe de estado.

“Si alguien escucha en detalle esas grabaciones y los discursos de Pinochet, se dar√° cuenta que durante 17 a√Īos este pa√≠s fue regido por un hombre vulgar y criminal al que yo califico incluso con debilidad mental superior”, sostuvo la psiquiatra Paz Rojas, seg√ļn recoge El Pa√≠s.

Augusto Pinochet en 1974 (CC) Wikimedia Commons
Augusto Pinochet en 1974 (CC) Wikimedia Commons

La doctora explica en el libro que, de acuerdo a la psiquiatr√≠a cl√°sica, un “d√©bil mental superior” es una persona sin razonamiento elevado ni asociaci√≥n de ideas adecuadas, “con problemas para expresarse, reiterativo y con rasgos de agresividad”.

“No es un estudio exclusivo psiqui√°trico de Pinochet, es un an√°lisis del contenido del discurso de Pinochet, que demuestra sus rasgos de personalidad, sus miedos, sus temores y su extrema crueldad”, complement√≥ Rojas.

Nacido un 25 de noviembre de 1915 en Valparaíso, fue el primero de los seis hijos del matrimonio conformado por Augusto Alejandro Pinochet Vera y Avelina Ugarte Martínez.

“El Tito (Augusto) siempre fue el regal√≥n de mi madre”, le cont√≥ hace un tiempo a BBC Mundo Teresa Pinochet, la menor de los seis hermanos.

“Iba todos los d√≠as, cuando era presidente, antes de ir al trabajo, a ver a mi madre. Le iba a hacer cari√Īo y para que le diera la bendici√≥n”, agreg√≥.

Luego de estudiar en el Instituto Rafael Arizt√≠a de Quillota y en el Colegio de los Sagrados Corazones de Valpara√≠so, ingres√≥ -despu√©s de dos intentos- a la Escuela Militar del Libertador Bernardo O’Higgins en Santiago, en 1933. Ten√≠a 17 a√Īos.

Veinte a√Īos despu√©s ingres√≥ en la Academia de Guerra, instituci√≥n encargada de formar a los Oficiales de Estado Mayor del Ej√©rcito, en d√≥nde imparti√≥ clases.

“Pinochet fue producto de las oportunidades, m√°s que de las convicciones”, asever√≥ en 2013 a la agencia EFE el periodista Juan Cristobal Pe√Īa, autor de “La secreta vida literaria de Augusto Pinochet”.

“En alg√ļn momento de su carrera vio la posibilidad de hacer un camino en la Academia como una forma de sobreponerse a sus limitaciones intelectuales, limitaciones de un hombre que se sab√≠a menospreciado por sus pares en t√©rminos intelectuales”, a√Īadi√≥.

Pinochet ten√≠a una obsesi√≥n por aparentar ser un estudioso, especialmente en geograf√≠a, geopol√≠tica y marxismo. Pero aunque antes de su llegada al poder en 1973 escribi√≥ diversos libros, Pe√Īa afirma que en su obra m√°s famosa, “Geopol√≠tica”, plagi√≥ a su mentor, el general Gregorio Rodr√≠guez Tasc√≥n.

El autor de “La secreta vida literaria de Augusto Pinochet” indic√≥ que en su af√°n por afianzar esta “construcci√≥n del personaje”, Pinochet decidi√≥ reeditar sus antiguos libros, adem√°s de crear una extensa biblioteca.

“Construy√≥ una biblioteca de Babel, no se puso l√≠mites ni en el gasto, ni en la cantidad ni en los t√≠tulos. Es adem√°s una biblioteca a la que accede muy poca gente”, expres√≥.

“Pinochet y sus tres generales”

Uno de los registros audiovisuales m√°s interesantes corresponde al documental “Pinochet y sus tres generales”, grabado en 1976 por el director espa√Īol Jos√© Mar√≠a Berzosa, quien viaj√≥ hasta Santiago para filmar una serie para la televisi√≥n francesa sobre lo que ocurr√≠a en Chile a tres a√Īos del Golpe.

El material ofrece una visión más íntima de los integrantes de la Junta Militar: Gustavo Leigh, José Toribio Merino, César Mendoza y el propio Augusto Pinochet.

A lo largo de la entrevista con el director del documental, el Presidente de la Junta Militar habla de diversos aspectos de su vida personal, como sus pasatiempos, su familia e intereses, entre otros.

“Pinochet generalmente mira a la c√°mara, pero lo hace de reojo, particularmente cuando se refiere a su carrera militar. Denota inseguridad, pues titubea, reitera elementos l√©xicos como ‘he’, la utiliza constantemente como muletilla”, se√Īal√≥ en conversaci√≥n con BioBioChile Steffanie Kloss Medina, profesora de Espa√Īol y Mag√≠ster en Ling√ľ√≠stica, quien analiz√≥ el material.

La experta indicó que si bien su lenguaje da cuenta de un léxico restringido, su discurso denota estudio de lo que tiene que decir.

“Por ejemplo, √©l quiere mostrarse a s√≠ mismo como alguien que sabe, conoce y que, por ende, puede opinar del tema. En ese sentido es bastante autorreferente y se√Īala que ha escrito libros de varias disciplinas con la finalidad de adoctrinar a sus estudiantes, afirma que sabe de inteligencia, de geograf√≠a militar y que tiene textos en todos esos √°mbitos”, sostuvo.

Sin embargo, la acad√©mica a√Īade que su rostro denota inseguridad, “lo que da indicio de la falsedad en sus enunciados, pues su discurso da cuenta de que efectivamente no maneja las disciplinas que afirma conocer”.

Adem√°s, Kloss sostiene que su rostro entrega algunos datos sobre su personalidad, “pues le cuesta mirar a la c√°mara, siempre frunce el ce√Īo y su mirada es fija o distante”.

Por su parte, en su discurso de entrega del poder, correspondiente al 10 marzo 1990, la profesora Steffanie Kloss destaca el volumen, el tono de voz y algunas repeticiones.

En ese sentido, dice, resulta interesante analizar las variantes entonacionales del discurso de Pinochet, “ya que cuando afirma algunos datos, el tono es plano y pareciera que su discurso es memor√≠stico (cuando comenta su trayectoria militar, primero acad√©mica y luego su ejercicio profesional), pero cuando quiere expresar su supremac√≠a y se da cuenta de que no es tan convincente, empieza a elevar cada vez m√°s su tono de voz”.

“Incluso llega al grito para dar m√°s √©nfasis a su discurso. Ese incremento sustantivo en el tono de voz lo acompa√Īa con el movimiento exacerbado de sus manos, para finalizar con el ¬°Viva Chile!”, a√Īade.

Pero a pesar del fuerte car√°cter que impon√≠a Pinochet, una duda que surge es si efectivamente transmit√≠a seguridad en sus palabras. Al respecto, la acad√©mica plantea que efectivamente es un hombre que en el √°mbito p√ļblico trata de mostrarse seguro, inquebrantable.

“Primero, por la dureza de su discurso. Por ejemplo, cuando es consultado por su relaci√≥n con la Democracia Cristiana, √©l sostiene que ‘el gobierno militar no va a entregar el poder a la DC, a la dictadura del proletariado’. Este √ļltimo punto es interesante, porque √©l jam√°s utiliza estos t√©rminos para mencionar su gobierno, ya que la dictadura la releva al √°mbito marxista, comunista y leninista”, enfatiza.

“Para √©l, lo importante es el equilibrio, que exista un r√©gimen autoritario, una democracia autoritaria, en el que tres √°mbitos confluyen: individuo, estado y colectividad, pero siempre cuidando este √ļltimo punto, porque desde all√≠ se avanza a la dictadura del proletariado. Adem√°s, seg√ļn Pinochet ‘es necesario el gobierno autoritario, s√≥lido, que impida la penetraci√≥n marxista. Eso no es dictadura’‚ÄĚ, asevera.

Augusto Pinochet (CC) Wikimedia Commons
Augusto Pinochet (CC) Wikimedia Commons

En su discurso del 10 de marzo de 1990, Pinochet se√Īala que ‚Äúhemos llegado a un momento hist√≥rico‚ÄĚ. Es decir, ahonda Kloss, siempre se involucra en el discurso a trav√©s de la primera persona, pues se hace cargo de sus dichos y siempre quiere formar parte del proceso.

“Cuando se refiere al gobierno, se√Īala que ‘el gobierno que (yo) presido har√° entrega del poder pol√≠tico a las autoridades elegidas democr√°ticamente por todos y cada uno de mis compatriotas’. Otro rasgo interesante de su discurso, es que su estado denota satisfacci√≥n, y como √©l plantea leg√≠timo orgullo ‘por la oportunidad de dirigir al pa√≠s cuando los intereses m√°s sagrados de la Patria lo necesitaron’‚ÄĚ, coment√≥.

Cuando llega ese punto final de su discurso, termina gritando, frunce el ce√Īo y se√Īala que ‚Äúel bien del pa√≠s est√° sobre los intereses partidistas‚ÄĚ.

Finalmente, Steffanie explica que el lenguaje de Pinochet est√° cargado de “nacionalismo, arraigo cultural y omisiones”.

“En su discurso (de 1990) hablaba de muerte, pero de forma muy imprecisa, nunca ten√≠a certeza de los n√ļmeros, utilizaba ejemplos sencillos, de la milicia, que llegaban a ser burdos en algunos momentos. Intentaba ser t√©cnico, pero con un lenguaje prestado, poco fluido”, sostiene.

“El lenguaje poco fluido, lo contrarresta a partir de aditamentos, es as√≠ como se vislumbra a Pinochet con capas y lentes oscuros para adornarse de autoridad”, menciona.

Tendencias Ahora