Sociedad
Martes 18 junio de 2019 | Publicado a las 13:59 · Actualizado a las 15:24
Irreconocible: la historia de la mujer que gastó $29 millones en cirugías para ser igual a Barbie
visitas

Rachel Evans es una mujer inglesa de 48 a√Īos que actualmente est√° dedicada a un prop√≥sito poco com√ļn: quiere ser la persona m√°s parecida a Barbie, la mu√Īeca de pl√°stico que sigue arrasando en todo el mundo. Para llegar a eso ha gastado cerca de 35.000 libras (29 millones de pesos) en operaciones, lo que ha llevado a cabo en los √ļltimos 20 a√Īos.

En Inglaterra, Evans es conocida como la “Barbie Humana” y ha concitado el inter√©s de los medios de comunicaci√≥n en los √ļltimos a√Īos. Sin ir m√°s lejos, son sus apariciones en la prensa y redes sociales las que le permiten costear sus cirug√≠as.

Actualmente pesa poco m√°s de 50 kilos y su talla de pantal√≥n es 36. Acaba de salir de su operaci√≥n n√ļmero 105, por la cual pag√≥ cerca de 500 libras (425 mil pesos chilenos).

Rachel Evans | The Sun
Rachel Evans | The Sun

En conversaci√≥n con el diario ingl√©s The Sun la mujer, oriunda de la ciudad de Bromley, admite que uno de los objetivos en su vida es ser lo m√°s parecida posible a la emblem√°tica mu√Īeca de la marca Mattel.

“Quiero ser la mujer m√°s pl√°stica del mundo para cuando tenga 50 a√Īos. Me inspiro en la l√≠nea de la canci√≥n de Barbie Girl, ‘La vida en pl√°stico, es fant√°stica’, ese es mi lema de vida”, explic√≥.

Seg√ļn su propio relato, sus cambios comenzaron cuando ella hab√≠a cumplido 30 a√Īos. Lo primero que realiz√≥ fue un implante de b√≥tox en sus mejillas y labios. “Fue una gran manera de borrar lo feo que ve√≠a en mi cara”, indic√≥.

Rachel Evans | The Sun
Rachel Evans | The Sun

Aunque, de acuerdo a su relato, las comparaciones con la mu√Īeca vivieron cuando decidi√≥ te√Īir su cabello y pasar a lucir un rubio m√°s claro. Junto con eso, revela, tuvo una especie de se√Īal al leer uno de los lemas de Barbie: “Las ni√Īas podemos hacer cualquier cosa”.

Tras eso vino una serie de cambios que incluyeron rellenos de b√≥tox en labios, un trabajo de nariz no quir√ļrgico, lifting facial e implantes de senos, pasando de una talla 30A a una 30DD.

“La mayor√≠a de la gente tiende a ir por los implantes que tienen forma de ‘gotas de agua’ porque se ven m√°s naturales, pero yo los quer√≠a como si estuvieran pegados a mi cuerpo, como los de Barbie”, admiti√≥.

Rachel Evans | The Sun
Rachel Evans | The Sun

A esto sum√≥ su √ļltima cirug√≠a, realizada en mayo pasado, la cual consisti√≥ en un levantamiento de diversas partes de su cara por medio de hilos especializados.

Una historia de acoso por su apariencia

Lo cierto es que todos estos a√Īos de cambios f√≠sicos para Rachel se originaron a ra√≠z de hechos traum√°ticos que vivi√≥ en su adolescencia, etapa en la que sufri√≥ de acoso escolar.

“Fui acosada en la escuela por c√≥mo me ve√≠a. Estaba p√°lida, flaca y sol√≠a llevar peinados feos. Los otros ni√Īos me dec√≠an: ‘Pareces una mu√Īeca de porcelana y quiero romperte la cara’. As√≠ es como me romp√≠ la nariz”, record√≥.

Rachel Evans | The Sun
Rachel Evans | The Sun

Tras dejar el colegio vivieron a√Īos de meditaci√≥n en torno a su f√≠sico y aspecto. A eso agreg√≥ que lleg√≥ a vestirse como hombre para esconder sus supuestas imperfecciones.

“Me vest√≠ como un ni√Īo para ocultar el hecho de que parec√≠a una mu√Īeca. Sol√≠a ‚Äč‚Äčcomprar toda mi ropa en tiendas de caridad”, record√≥ al citado medio.

A lo que a√Īade: “Me sent√≠ como un fen√≥meno. Estaba tan inc√≥moda con mi piel que incluso pens√© seriamente atentar contra mi propia vida”.

Rachel Evans | The Sun
Rachel Evans | The Sun

Para Evans, su cambio en la forma de pensar se produjo en el momento que naci√≥ su hijo Rees, que actualmente tiene 17 a√Īos. En ese entonces, pens√≥ seriamente en una forma para dar un giro a su vida.

“Siento que tener un hijo me dio un nuevo prop√≥sito en la vida. Pens√© en ese momento: ‘Soy una madre ahora. Esto es lo que debo hacer”, sostuvo.

Tal como sostiene Rachel Evans, someterse a tantas cirug√≠as en casi dos d√©cadas fue una forma de “salir de una profunda depresi√≥n en la que me encontraba”.

Por estos d√≠as, ella misma asegura que se siente m√°s segura con ella misma y su propio cuerpo, asegurando que no le molesta cuando se refieren a ella como la “Barbie Humana”.

¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora