Sociedad
Miércoles 24 abril de 2019 | Publicado a las 10:00 · Actualizado a las 11:41
Quemar lo que sobra: la insensata práctica de las marcas de moda que pronto podría acabar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El anhelo de muchos es poder lucir una prenda de dise√Īador, un bolso de marca de renombre o costosas zapatillas, pero pocos conocen las pr√°cticas cuestionables que puede esconder la industria de la moda.

Seg√ļn datos de ONU Cambio Clim√°tico, las emisiones totales de gases invernadero procedentes de la producci√≥n de textiles alcanzan los 1.200 millones de toneladas anuales, siendo m√°s elevadas que las de todos los vuelos internacionales y el transporte mar√≠timo. De hecho, s√≥lo en 2017 se estima que el negocio de la moda gener√≥ 62 millones de toneladas de residuos, algo parecido a 18 edificios del tama√Īo del Costanera Center.

Aunque muchas marcas están trabajando para reducir su huella ambiental y buscando que su producción sea más limpia y amigable con el planeta, otras todavía recurren a prácticas cuestionables como quemar la ropa que no venden.

Algunas compa√Ī√≠as que producen art√≠culos y prendas de lujo o renombre prefieren deshacerse de esta manera de lo que les sobra, en lugar de destinar esos productos a beneficencia o simplemente venderlos a precios rebajados, pues eso significar√≠a arriesgar su etiqueta de “exclusividad”, que es la base de su modelo de negocio.

De hecho, la firma de lujo Burberry reconoció que en 2017 destruyó excedentes de prendas avaluadas en unos 36 millones de dólares y una cifra similar en 2018, de los cuales unos 11 millones eran perfumes.

Si bien, se√Īalaron que la energ√≠a que se generaba con la quema era almacenada, en septiembre decidieron terminar con esta medida.

Pero esta pr√°ctica tampoco es exclusiva de las casas de alta moda. Firmas de “fast fashion” (moda r√°pida y barata) como H&M tambi√©n lo han hecho como una forma de controlar el exceso de producci√≥n. Seg√ļn el diario espa√Īol El Pa√≠s, en 2018 la compa√Ī√≠a sueca acumulaba ropa avaluada en unos 3.800 millones de d√≥lares en sus bodegas y quemaba una parte de √©sta.

Francia toma la batuta

Sin embargo esta pr√°ctica de a poco podr√≠a comenzar a erradicarse. De acuerdo al diario espa√Īol, hacia fines de este a√Īo, Francia aprobar√° una ley para prohibir la destrucci√≥n masiva de las prendas excedentes.

Brune Poirson, secretario de Estado del Ministerio de Transición Ecológica, es el impulsor de la iniciativa que se enmarca en el plan del primer ministro Edouard Philippe, quien trabajó en unas 50 propuestas de prácticas sustentables.

Cabe destacar que en 2015, la Unión Europea creó la iniciativa European Clothing Action Plan, destinado a mejorar las prácticas de la industria de la moda en todos los pasos de la cadena de producción, incluyendo el reciclaje.

Tendencias Ahora