Sociedad
Miércoles 20 mayo de 2020 | Publicado a las 10:44
"El pa√≠s m√°s feliz del mundo" celebra pocos casos de coronavirus y ning√ļn muerto
visitas

But√°n es un peque√Īo reino de Asia, ubicado en el borde oriental de los Himalayas, entre China e India, naci√≥n conocida a nivel mundial como “el pa√≠s m√°s feliz del mundo” por el deseo que todos sus habitantes (menos de 800 mil) logren ese estado.

Y tienen razones para estar contentos y celebrar, al menos en pandemia, ya que al cierre de esta edición solo registran 21 casos de coronavirus, con cero muertos, de acuerdo a datos de la Universidad Johns Hopkins.

Bután es una joven democracia, pero la monarquía se mantiene altamente vigente y popular, lo que se refleja en el perfil de sus reyes, Jigme Khesar Namgyel Wangchuck y Jetsun Pema.

Y aunque las decisiones realmente pasan por el gobierno, el monarca dragón ha tenido un papel preponderante en la emergencia.

El diario estadounidense The Washington Post cubri√≥ la repatriaci√≥n de uno de sus ciudadanos de 76 a√Īos quien, tras manifestar problemas estomacales y bajos niveles de ox√≠geno en la sangre, dio positivo al virus y se transform√≥ en el primer caso en el reino.

El artículo entregó varios detalles acerca de su vida y viaje por esa zona del mundo, aunque también proporcionó datos del manejo de las autoridades al respecto.

Tras confirmarse el diagnóstico, la autoridad sanitaria inició el rastreo de todos los contactos que Bert Hewitt tuvo junto a su pareja, Sandi Fischer (59).

“El rey supervis√≥ el proceso en persona y se qued√≥ toda la noche”, dijo el ministro de salud butan√©s, Dechen Wangmo, al citado medio.

Finalmente, el paciente fue repatriado por Estados Unidos y tras varios días de hospitalización y de estar conectado a un ventilador logró salir del estado crítico, sobreviviendo al Covid-19.

“La orden de su majestad fue cuidar de √©l. La naci√≥n completa estaba rezando por √©l”, a√Īadi√≥ el secretario de Estado.

Y efectivamente el soberano decidió involucrarse en su caso: de acuerdo a la publicación, le envió al enfermo una sábana y un pijama de seda.

Adem√°s, convers√≥ personalmente con su familia y se√Īal√≥ que alg√ļn d√≠a le gustar√≠a conversar con Hewitt, un f√≠sico jubilado, acerca de agujeros negros.

Pero el trabajo para contener el virus se hizo en serio. A la ma√Īana siguiente del diagn√≥stico del turista, 73 personas fueron identificadas como contactos directos y fueron puestas en cuarentena preventiva.

En tanto, 225 contactos indirectos fueron obligados a quedarse en casa.

El rastreo incluso llevó a las autoridades a India, país que visitaron con anterioridad a Bután, y donde se reportaron cerca de 600 contactos con el enfermo.

Por su parte, Hewitt fue aislado y recibió tratamiento médico de urgencia hasta que su país envió un jet con una unidad de biocontención.

El viaje de regreso duró 30 horas y a su llegada fue ingresado al centro médico que la Universidad de Maryland tiene en Baltimore.

“Lo que sea que hayan intentado en But√°n probablemente te salv√≥ la vida”, le dijo un m√©dico al paciente, al que su hija mayor ya lo amenaz√≥ con “requisarle el pasaporte”, seg√ļn el Post.

Tendencias Ahora