Dos nuevas medidas adicionales para contener el Covid-19 en la cárcel de Puente Alto, informó esta tarde el Subsecretario de Justicia, Sebastián Valenzuela.

La autoridad indicó que, en coordinación con el Ministerio de Salud y Gendarmería, se decidió instalar un Gestor Sanitario exclusivo para la cárcel de Puente Alto, el cual estará acompañado por dos funcionarios del Ministerio de Salud, los que supervisarán el plan de manejo epidemiológico.

Según explicó la Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, estos profesionales apoyarán a Gendarmería en la realización de testeo a toda la población del penal, manejo y seguimiento clínico de los casos, así como las medidas de contención, entre otras acciones.

Cabe recordar que Gendarmería ha reportado 83 internos y 98 funcionarios contagiados con Covid-19 al interior de este penal.

Detalle de las medidas tomadas anteriormente a la Cárcel de Puente Alto:

1) Instalación de “Túnel Sanitario”: A contar del 13 de abril, se instaló un “Túnel Sanitario” para el personal de Gendarmería, el que está situado en el acceso al establecimiento.

2) Reubicación internos que son población de riesgo: Para garantizar la protección de los internos que son población de riesgo (cerca de 55 personas), se reorganizó la distribución de la población penal, lo que permitió establecer un albergue exclusivo para dichas personas, completamente separados del resto.

3) Máxima prioridad para los test: Los exámenes de para detectar contagios que se realicen a funcionarios de Gendarmería y a personas privadas de libertad, tienen los resultados en un plazo no superior a 24 horas.

4) Intervención sanitaria diaria, y mayor retiro de basura por parte del municipio.

5) Refuerzos operativos en el penal, con más funcionarios de Gendarmería.

6) Suspensión del ingreso de nuevos imputados.

7) Entrega adicional de insumos sanitarios: 195 litros de alcohol gel, 16 litros de desinfectante, 255 litros de cloro, 6.400 mascarillas, 390 buzos clínicos, 14.410 guantes, 160 pecheras, 7 termómetros, 10 mascarillas N95 y 40 escafandras.

8) Otorgamiento del Indulto Conmutativo a población de riesgo.

9) La totalidad de las personas privadas de libertad y los 115 funcionarios de este recinto, fueron vacunados contra la influenza.

Detalle de las medidas tomadas anteriormente a nivel nacional:

– Se han suspendido las visitas a los establecimientos penitenciarios para disminuir el flujo de personas que ingresan.

– Se creó un protocolo de aislamiento en cada recinto penitenciario.

– Se creó un plan de atención a los adultos mayores.

– Todas las unidades penales cuentan con insumos sanitarios como mascarillas, guantes, dispensadores de jabón, termómetros infrarrojos y alcohol gel.

– Sanitización de los espacios de los recintos penitenciarios y carros de traslados.

– Inicio anticipado de vacunación para la influenza, tanto para privados de libertad como funcionarios.

– Los traslados interpenales están suspendidos, a menos que sean de estricta necesidad de seguridad.

– Implementación de audiencias y visitas por videoconferencias.

– Las encomiendas se continúan recibiendo con normalidad, pero con un estricto proceso de desinfección.

– Se establece una red de plazas intra penitenciarias de aislamiento, en caso de brote de la epidemia, en cada unidad penal.

– Se están llevando a cabo inducciones de prevención del contagio de COVID-19, tanto para las personas privadas de libertad como para el personal uniformado..

– Elaboración de protocolos de atención y derivación a centros asistenciales de la red asistencial de salud ante casos de sospecha de contagio.

-Se implementó un plan piloto en los centros penitenciarios de Puente Alto, San Miguel y la ex Penitenciaría, el que consiste en un sistema de mensajería vía Whatsapp dirigido a los familiares de personas privadas de libertad, a quienes se les entrega información diaria, de la situación de estas unidades penales, por Covid-19.