Una drástica y preocupante determinación tomó el cuerpo de Bomberos de la Ligua, quienes informaron que por la falta de recursos que tienen como institución, no asistirán a las emergencias de incendios forestales, dejando la labor para Conaf, quienes por ley están obligados a concurrir.

El comandante de la institución, Jacob Ordenes, indicó que esta medida no es una señal de protesta, ni tampoco es una forma de llamar la atención para recibir mayores recursos, sino que sólo una forma de cuidar los fondos con los que hoy se cuenta.

Así señala que no es justo que el tiempo de devolución de dineros para la compra de materiales deteriorados en las emergencias de alerta roja se demoren tanto en ser liberados, generando una merma en el trabajo de los voluntarios durante el resto del año.

La preocupación máxima es poder administrar de buena forma sus recursos, por lo que es tajante para manifestar que legalmente es Conaf quien debe actuar primero que Bomberos.

En este sentido, el director regional de Conaf, Pablo Mira, señaló que como jefe de Conaf, él no puede incidir en las decisiones que tome Bomberos, argumentando que desea interiorizarse más de la situación, aunque indica que puede haber algún concepto errado en cuanto a las responsabilidades.

El oficial de Bomberos de La Ligua argumentó a modo de ejemplo, que el municipio les entrega una subvención de 7 millones de pesos para el pago de combustible para 10 carros bombas dispuestos en 5 compañías.

Bomberos La Ligua solo concurrirá a emergencias forestales que mantengan peligro para viviendas, de no ser así, el personal no trabajará.