Nacional
Purranque: Adulta mayor abandonada vive con más de 50 perros que adoptó pese a su pobreza
Publicado por: Alejandro Alarcón La información es de: Paulo Díaz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Sumida en la pobreza y el abandono permanece una adulta mayor de la comuna de Purranque, donde su √ļnica compa√Ī√≠a son cerca de medio centenar de perros, que generan preocupaci√≥n en los vecinos debido a los riesgos sanitarios que representan para ella y para su vecindario.

Un fiel reflejo de nuestra sociedad es el que rodea y al que esta sometida Estelvina del Carmen Ya√Īez Uribe, una mujer de 75 a√Īos de edad, quien habita en el sector de Corte Alto en la Comuna de Purranque.

Sin embargo, atr√°s quedaron los a√Īos de buena vida en los que su familia tuvo un restaurante y posteriormente una pensi√≥n, que en su momento significaron un importante ingreso, pero que posteriormente el tiempo, las deudas y la muerte de su madre, as√≠ como el irremediable deterioro de su vivienda -una peque√Īa casa de madera al estilo Chilote‚Äď mermaron cualquier posibilidad de crecimiento de esas iniciativas.

Por a√Īos permaneci√≥ en esa fr√°gil casa en compa√Ī√≠a de su hermano, un hombre fornido y con espor√°dicos arranques de demencia ‚Äďdebido a dos trombosis- debiendo hacerse responsable de √©l, sus gastos, atenciones y maltratos recibidos tras los ataques, hasta que lamentablemente hace aproximadamente una semana el hombre falleci√≥, fecha desde la cual se encuentra sumida en un profundo abandono, tal como narr√≥.

El dolor, necesidades y riesgo de la anciana son evidentes: cojea, sufre una deformación en una de sus manos, brazo y hombro producto de reiteradas golpizas propinadas por su difunto hermano, además de varias cicatrices en el cuerpo, teniendo muchas dificultades para moverse, cocinar, poder retomar su huerto, limpiar y mucho menos mantener su vivienda o trabajar.

En la actualidad vive de una precaria pensi√≥n de poco m√°s de 100 mil pesos, que le ayudan a pagar sus gastos b√°sicos de luz y agua, parte de sus remedios y algo de comida, dependiendo en muchos casos de la buena voluntad de “sus queridos amigos” ‚Äďcomo ella cataloga a sus vecinos-, quienes cotidianamente le aportan pan, leche, algo de comida y compa√Ī√≠a, pero donde las necesidades b√°sicas como la le√Īa que utiliza para cocinar escarcea regularmente, por lo que como se√Īal√≥ “la calefacci√≥n no la conozco ni en pel√≠culas”.

Su casa poco a poco fue perdiendo muebles e insumos producto del deterioro, pero sumando paulatinamente una no menor cantidad de compa√Īeros que han sido acogidos por ella, llegando en la actualidad a tener cerca de 50 perros, a los que cuida y alimenta pese a sus dificultades.

Tambi√©n organizaciones como la Liga Protectora de Animales se han hecho parte desde hace un par de a√Īos, apoy√°ndola con la entrega de alimento para sus canes e incluso para ella, algo de vestimenta y en el √ļltimo tiempo, una cama, ya que deb√≠a dormir en el suelo en un viejo colch√≥n con algunos de sus perros.

La preocupaci√≥n suscitada en la comunidad al respecto no es menor, no tan s√≥lo por su abandono y actual pobreza, sino tambi√©n por los riesgos a los que esta sometida por la alta cantidad de perros ‚Äďdebido a la acumulaci√≥n de fecas e incluso perros muertos, que incluso nadie sabe a donde van a parar- que hacen irrespirable las cercan√≠as de su vivienda y que con el aumento de las temperaturas de la √©poca estival se extiende por el barrio, tal como detall√≥ Freddy Rojas, uno de sus vecinos.

As√≠ el abandono, pobreza, precariedad, riesgos sanitarios, soledad y la misma vejez, mantiene a Estelvina en un riesgo constante, subsistiendo al margen de la sociedad o contacto alguno con aquellos familiares que a√ļn le restan ‚Äďy con los que ya avizora una contienda hereditaria por su √ļnico bien‚Äď su peque√Īa casa.

Una historia que no es la primera y probablemente no ser√° la √ļltima, en un pa√≠s que no valora a sus adultos y donde las ayudas de organizaciones o vecinos, no pueden hacer m√°s que darle pan para hoy pero sin resolver el hambre de ma√Īana. Un drama humano y posibilidad no muy distante para ninguno de nosotros en el futuro.

Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Tendencias Ahora