Nacional
Miércoles 23 octubre de 2019 | Publicado a las 15:43 · Actualizado a las 15:59
"Fue desnudada y obligada a hacer sentadillas": 39 recursos por violencia uniformada contra niños
visitas

El último balance del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) reveló que 243 menores de edad (142 niños y 41 niñas) han sido detenidos durante las protestas sociales registradas en el país.

Tras el estallido social, en redes sociales han circulado videos y denuncias de ciudadanos que acusan abuso de poder contra menores por parte de Carabineros y las Fuerzas Armadas.

Hasta las 12:00 horas de este miércoles, el INDH ha presentado 39 acciones judiciales en favor de niños, niñas y adolescentes que han sufrido golpes, malos tratos físicos y verbales, desnudamientos y heridas por balines.

Además han podido constatar que, en la región Metropolitana, 24 niños han sido ingresados a hospitales públicos por diferentes lesiones.

Por este motivo, el organismo ha presentado 35 querellas criminales, de las cuales, varias involucran a menores de edad que fueron golpeados u obligados a desnudarse y hacer sentadillas.

Las acciones judiciales

BioBioChile tuvo acceso a algunos documentos del instituto, que dan cuenta de las denuncias realizadas por el delito de apremios ilegítimos:

1. F.D.Y.P., de 14 años de edad, fue detenida el 18 de octubre, en las manifestaciones por el alza del pasaje del Metro en la región Metropolitana.

Ella denunció haber sido golpeada durante su traslado a pie desde las afueras de la 12° Comisaría hasta los calabozos de la misma, mediante bastones retráctiles, en distintas partes del cuerpo, incluyendo la cabeza y el abdomen.

El documento del instituto detalla: “Ya en calabozos, fue obligada a desnudarse por completo, realizar sentadillas, en presencia de dos funcionarias policiales. Informa además haber sido insultada en repetidas oportunidades por estas mismas funcionarias por haber participado en la manifestación, tratándola de “estúpida””.

2. M.J.R.M., de 16 años de edad, fue detenido el 19 de octubre en la Estación Santa Ana, por supuestamente haber estado manifestándose.

El menor denunció que al momento de la detención por Carabineros: “Se le aplicó una llave en su garganta, con tal nivel de fuerza que fue ahogado y le cortaron la respiración hasta que se desmayó. Acto seguido fue llevado a una sala del Metro en donde, estando ya bajo custodia de Carabineros, su captor le aplicó patadas en el suelo, lo escupió en la cara mientras estaba en el piso, le aplicó golpes y le dijo expresiones discriminatorias aduciendo una calidad homosexual atendido que tenía sus uñas pintadas”.

3. Daniel fue detenido el 20 de octubre, por presuntamente haber participado de saqueos a supermercados en el centro de la comuna de San Bernardo.

El hombre denunció que tras ser detenido por funcionarios policiales fue trasladado al recinto policial de la 14° Comisaría de San Bernardo, lugar donde fue desnudado completamente, y obligado a hacer sentadillas en presencia de un funcionario policial, en una sala contigua a los calabozos.

“Además del funcionario de Carabineros, se encontraba en el mismo lugar su sobrino, menor de edad, quien también fue desnudado en el mismo momento y obligado a hacer sentadillas”.

Los derechos que protegen a los niños

En relación a estos hechos, la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, condenó la situación y acusó falta de información por parte del Minsal, a través de la Subsecretaría de Redes Asistenciales.

La autoridad agregó que la mayoría de los menores fueron heridos por alcance de perdigones, cuando estaban en situaciones cotidianas y junto a sus padres.

Cabe señalar que el control preventivo de identidad está vigente desde los 18 años de edad. Sin embargo, si se sorprende a un menor alterando el orden público dentro de un Estado de Emergencia, puede ser detenido por funcionarios de Carabineros o personal de las Fuerzas Armadas.

Además pueden ser puestos a disposición de los Tribunales de Garantía, para pasar luego a control de Identidad y ser formalizados por los delitos de daño, lesiones, robo, hurto, o lo que corresponda.

Pese a ello, deben ser medidas que se apliquen de manera razonable. No están permitidos actos vejatorios, burlas o afines, que pueden calificarse como trato cruel, degradante e inhumano.

Quienes comentan estas acciones deben ser sancionados no sólo por las normas del Código Penal, sino que además por la propia Convención de las Naciones Unidas.

Tendencias Ahora