Nacional
Miércoles 20 febrero de 2019 | Publicado a las 16:54 · Actualizado a las 17:02
El duro viaje de una mujer de 87 a√Īos con discapacidad despu√©s que Latam perdiera su silla de ruedas
visitas

Una complicada situaci√≥n vivi√≥ una pasajera adulta mayor de un vuelo de Latam cuando viajaba desde Chile a Canc√ļn, M√©xico.

Se trata de Hilda Oyarz√ļn, de 87 a√Īos, quien por problemas de movilidad debe utilizar una silla de ruedas rutinariamente. Por lo mismo, antes de subir al avi√≥n, el 7 de febrero, la mujer dej√≥ en manos de la aerol√≠nea el traslado de √©sta.

Tal como ofrece la empresa en su sitio web:

Latam
Latam

Mientras su silla estaba siendo enviada a equipaje, Latam prest√≥ su servicio de silla de rueda temporal para estos casos, lo cual incluye un gu√≠a especial. As√≠ todo, Hilda Oyarz√ļn se subi√≥ al avi√≥n y viaj√≥ a Canc√ļn.

Facebook | Belén Mary
Facebook | Belén Mary

Sin embargo, al momento de llegar a su destino, la mujer no recibi√≥ su silla de ruedas; el vital veh√≠culo para permitir su movilidad no estaba por ning√ļn lado. Llor√≥ desconsoladamente al darse cuenta que no podr√≠a trasladarse en la tur√≠stica localidad.

Fue en ese momento que los parientes de Oyarz√ļn comenzaron una serie de gestiones para reclamar lo que hab√≠a ocurrido: Latam se hab√≠a encargado de la silla de ruedas pero la perdi√≥ en el transcurso del viaje. Y as√≠ lo admitieron.

La primera medida que tom√≥ la empresa fue entregar una silla temporal para la estad√≠a de la mujer en Canc√ļn y quedaron en contactarse con ella durante el primer d√≠a.

Pero ello no ocurri√≥ y desde Chile los familiares de Oyarz√ļn iniciaron las gestiones para ingresar un reclamo oficial con el que buscaban recuperar la silla perdida y una indemnizaci√≥n.

Tuvieron que pasar 4 d√≠as para que Latam reci√©n informara que iniciar√≠a una b√ļsqueda de la silla perdida (por 30 d√≠as), luego de una serie de complicaciones burocr√°ticas donde al menos 6 funcionarios de la empresa vieron el reclamo, adem√°s de 4 supervisores.

As√≠ lo muestran documentos publicados por la nieta de Hilda Oyarz√ļn, Bel√©n Mary, quien hizo p√ļblica la denuncia a trav√©s de redes sociales.

Finalizada la estad√≠a en M√©xico, era momento de volver para la mujer de 87 a√Īos. Subi√≥ al avi√≥n y lleg√≥ a Chile alrededor de las 6:00 horas el 15 de febrero con la promesa de Latam que aseguraba que la afectada tendr√≠a una silla de ruedas para desplazarse en el aeropuerto; ante la falta de su silla propia que la empresa hab√≠a perdido.

Junto a ello, la aerol√≠nea hab√≠a prometido a Oyarz√ļn una indemnizaci√≥n por 400 d√≥lares ($261 mil), depositada en 5 d√≠as h√°biles, y el pago de todos los gastos adicionales en los que incurri√≥ la clienta durante esta ins√≥lita situaci√≥n.

Pero, una vez más, nada de ello ocurrió. La mujer llegó al aeropuerto internacional de Chile para quedarse sentada 5 horas sin poder desplazarse. Entre reclamos, grabaciones de videos y otros, Latam consiguió una silla de ruedas para Hilda.

¬ŅY la indemnizaci√≥n? Hasta el momento la familia no ha recibido nada. S√≥lo un documento que se√Īala que, de aceptar los 400 d√≥lares, renuncian a cualquier otro tipo de pagos por los da√Īos incurridos en esta situaci√≥n.

“Al final tuvimos que aceptar una indemnizaci√≥n s√≥lo por la silla. Pero siempre nos dijeron que iban a pagar los costos asociados. Viajes personales, estacionamiento, etc. Tuvimos que incurrir en muchos gastos para gestionar el reclamo y ahora no lo pagar√°n”, explic√≥ Bel√©n.

Además, la joven explica que desde un principio la empresa se comprometió a realizar una transferencia para la indemnización, considerando que la afectada tiene una discapacidad, pero esta jornada recibieron un mensaje en el que obligan a los familiares a ir presencialmente a una oficina de la aerolínea.

BioBioChile se contactó con Latam para conocer qué fue lo que pasó y admitieron que se está procesando la indemnización y que será entregada durante las próximas horas; obligatoriamente de forma presencial.

Por su parte, la familia de Hilda Oyarz√ļn anunci√≥ que presentar√°n una denuncia ante el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) tras experimentar esta dif√≠cil situaci√≥n. “Fue terrible”, sentenci√≥ la joven.

¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora