Nacional
Viernes 15 febrero de 2019 | Publicado a las 19:09
PDI ingresa a museo de Cardoen para indagar origen de copón presuntamente robado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El pasado 12 de febrero, la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medioambiente y Patrimonio Cultural (Bidema) ingres√≥ al Museo de Colchagua, en la regi√≥n de O’Higgins, para recuperar un cop√≥n que en 2012 hab√≠a sido sustra√≠do desde el Santuario del Carmen, en Curic√≥.

Dicho procedimiento fue ordenado por el fiscal de esa ciudad, Miguel Gajardo, luego que fuera reconocido por el rector del recinto religioso durante una visita al museo localizado en Santa Cruz.

Seg√ļn explic√≥ Fiscal√≠a a La Tercera, el implemento est√° siendo periciado para determinar si corresponde a la especie robada en 2012, tal como fue denunciado en ese entonces.

“Alrededor de un mes y medio atr√°s, concurre nuevamente el sacerdote a la Fiscal√≠a de Curic√≥ dando cuenta de que una visita que hab√≠a hecho al Museo de Colchagua en Santa Cruz hab√≠a podido ver un cop√≥n de similares caracter√≠sticas al que hab√≠a sido sustra√≠do el a√Īo 2012 y que ten√≠a una seguridad bastante alta de que pod√≠a ser el suyo. Eso motiv√≥ que se reabriera esta causa y se diera una instrucci√≥n particular a la Bidema”, explic√≥ el persecutor.

De paso, admiti√≥ que “habr√≠an antecedentes bastante certeros de que podr√≠a ser la misma pieza sustra√≠da el a√Īo 2012, porque las caracter√≠sticas que se indicaron de ella son plenamente coincidentes‚ÄĚ.

Durante el procedimiento, los expertos de la PDI advirtieron que otros elementos tambi√©n podr√≠a tener un origen no aclarado. Al no recibir una respuesta clara desde el museo, reportaron la situaci√≥n a la Fiscal√≠a Regional de O’Higgins, que inici√≥ una indagatoria desformalizada para recabar m√°s antecedentes.

Desde la Fundaci√≥n Cardoen, ligada al empresario Carlos Cardoen y a la administraci√≥n del museo, admitieron la situaci√≥n. “Se ofreci√≥ toda la informaci√≥n de la pieza en particular, como siempre se hace. Entregamos los datos de c√≥mo ingreso y ya se conoce, por parte de las autoridades, que fue comprado a un anticuario durante el a√Īo 2013 y la Fundaci√≥n va a colaborar‚ÄĚ, explic√≥ el abogado experto en Patrimonio de la entidad, √ďscar Acu√Īa Poblete.

‚ÄúEntiendo que se hace necesario en el caso de los museos tener claro la procedencia de las piezas, de d√≥nde vienen las colecciones y en el Museo de Colchagua existen una trazabilidad de todas las piezas y colecciones. No tenemos nada que ocultar. Las investigaciones se tienen que realizar y nosotros estamos tranquilos‚ÄĚ, remarc√≥ Andr√©s Cardoen Aylwin, hijo de Carlos Cardoen.

Tendencias Ahora