Nacional
Martes 29 enero de 2019 | Publicado a las 05:27 · Actualizado a las 08:49
El centenar de indicaciones del Gobierno vuelve a frenar la reforma al Código de Aguas
Por Jonathan Flores
Con información de Oscar Cáceres.
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El proyecto de reforma al C√≥digo de Aguas ha tenido un lento tr√°mite en el Congreso. Ingres√≥ a la C√°mara de Diputados en noviembre de 2011, durante el primer gobierno de Sebasti√°n Pi√Īera, y casi seis a√Īos despu√©s -en noviembre de 2016- reci√©n pudo terminar su primer tr√°mite luego que la agenda de la administraci√≥n Bachelet le diera un peque√Īo reimpulso. Y desde entonces se encuentra en el Senado.

Se trata de una problem√°tica que afecta directamente a peque√Īas localidades en todo el pa√≠s, que peri√≥dicamente tienen que esperar suministro de agua mediante camiones aljibe; o bien, en otros sectores viven junto a grandes proyectos mineros o desarrollos agr√≠colas que los obligan a vivir en una sequ√≠a permanente.

En base a dicha situaci√≥n, entre otras cosas, la iniciativa propone la utilizaci√≥n del agua como primera prioridad para consumo humano, que tenga car√°cter p√ļblico, para as√≠ terminar con la idea de que el agua es una cuesti√≥n privada, tal como lo establece actualmente el cuerpo legal.

Tras el primer paso en 2016, y pese a la situación de emergencia que se vive en muchas localidades, la Cámara optó por mantener que los actuales derechos de aguas mantengan su condición de indefinidos, aunque inicialmente algunos sectores habían intentado que a estos también se les pusiera una fecha de término.

‚ÄúTiene que haber plena confianza en que el due√Īo de los derechos de agua va a seguir siendo due√Īo‚ÄĚ
- Juan Andr√©s Fontaine, ministro de Obras P√ļblicas

Eso s√≠, el cambio se fij√≥ para los nuevos permisos, que una vez otorgados -a partir del d√≠a que el proyecto salga del Congreso y sea ley- tendr√°n una duraci√≥n de 30 a√Īos. As√≠ est√° hasta el momento la iniciativa.

“Se establecen causales de caducidad por la no utilizaci√≥n de los derechos de agua. Se establecen causales de extinci√≥n respecto de los antiguos derechos si no se inscriben en el nuevo catastro de aguas”, explic√≥ el diputado Mat√≠as Walker (DC), haciendo hincapi√© en los principales puntos de la iniciativa que la C√°mara Baja despach√≥ al Senado.

¬ŅPerpetuo o indefinido?

Por eso los dichos -emitidos el domingo a Pulso- del ministro de Obras P√ļblicas, Juan Andr√©s Fontaine, generaron pol√©mica. Sin hablar de perpetuidad, el secretario de Estado expres√≥ la definici√≥n del Ejecutivo: se mostr√≥ a favor de mantener el car√°cter de indefinido de los actuales derechos de agua, pero tambi√©n de los nuevos, dejando -al menos en ese punto- la normativa sin cambios. ‚ÄúTiene que haber plena confianza en que el due√Īo de los derechos de agua va a seguir siendo due√Īo‚ÄĚ, admiti√≥.

En ese contexto, el acaparamiento de derechos de aguas ha sido uno de los temas centrales en el debate. El punto es: cuántos han hecho uso correcto y eficiente de los derechos, que se obtienen de manera gratuita ante la autoridad, pero que posteriormente se pueden tranzar en el mercado (por ejemplo, a proyectos mineros) obteniendo cifras millonarias. Por esa razón se habla de especulación en el uso de dichos recursos.

Leonardo Rubilar | Agencia UNO
Leonardo Rubilar | Agencia UNO

As√≠ las cosas, Fontaine sali√≥ a aclarar sus dichos en el peri√≥dico este lunes, donde se se√Īalaba que uno de los ejes apuntaba a establecer la perpetuidad de los derechos. En definitiva, asegur√≥ que √©l no us√≥ esa palabra, pero que s√≠ la idea es mantener el car√°cter de derechos indefinidos.

Para eso se va a mantener -en parte- la misma l√≥gica del proyecto: no se tocar√°n los derechos ya asignados y en los nuevos se aplicar√° una licitaci√≥n -pago mediante- para otorgarlos, pero no a 30 a√Īos como se ha discutido hasta ahora, sino que de forma indefinida.

Aunque con una salvedad: “Se excluyen de ese pago peque√Īos agricultores y los sistemas de Agua Potable Rural”, asegur√≥ el ministro.

Camión de indicaciones

Rápidamente, los cambios generaron escozor en los parlamentarios de oposición, sobre todo entre los miembros de la Comisión de Agricultura y la Comisión de Recursos Hídricos del Senado, por donde ha pasado el proyecto en su segundo trámite.

Puntualmente, acusan al ministro Fontaine de querer impedir el ya lento y largo avance de la reforma al C√≥digo de Aguas tras ingresar 126 indicaciones al proyecto, lo que en la pr√°ctica -seg√ļn los legisladores- retrasar√° m√°s a√ļn el tr√°mite legislativo. De hecho, ante la complejidad de la iniciativa, se hace poco probable que se cierre su discusi√≥n antes que termine el segundo gobierno de Pi√Īera.

“Esto es una tensi√≥n legislativa innecesaria. Esto significa que no vamos a tener reforma al C√≥digo de Aguas en muchos a√Īos”, advirti√≥ la senadora Adriana Mu√Īoz (PPD).

En tanto, el senador socialista Alfonso de Urresti sostuvo que -bajo este escenario- el ministro Fontaine se pone del lado de los especuladores del agua y no considera la gravedad de la escasez hídrica que afecta a varias regiones del país.

“Muy malas las declaraciones del ministro de Obras P√ļblicas. Es no entender lo que significa nuestra sociedad, el cambio clim√°tico y la escasez de recursos h√≠dricos”, acus√≥.

Con todo, Fontaine se√Īal√≥ que la discusi√≥n -que tendr√° lugar a partir de marzo en el Senado- se resume en 9 aspectos fundamentales para enfrentar la inseguridad h√≠drica; entre ellos, priorizar el agua para el consumo humano, prioridad de conservaci√≥n del recurso y limitaciones de uso en casos de sequ√≠a, escasez y sobre explotaci√≥n de acu√≠feros.

Tendencias Ahora